lee nuestra edición impresa

Desarrollo

En Los Ángeles realizan “manifestación fúnebre” por la educación especial

Participantes de la marcha acusaron una disminución en las aptitudes de sus familiares con capacidades diferentes al no contar con el estímulo brindado por sus profesores y compañeros. Piden reconsiderar la medida tomando en cuenta el impacto negativo que provoca.


 Por Jorge Guzmán B.

IMG_20211023_120711
Los apoderados que asistieron a la manifestación dijeron que una educación de largo aliento permite a los alumnos desarrollarse mejor en la sociedad, situación que cambiaría negativamente con el decreto del Ministerio de Educación.

Portando globos y pancartas marcharon por el centro de la ciudad de Los Ángeles educadores y apoderados de alumnos con capacidades diferentes, quienes vestidos con ropa de color negro, se manifestaron durante este fin de semana en contra del decreto del Ministerio de Educación que limita la edad de permanencia de los alumnos de estos establecimientos después de los 26 años, debido al retroceso psicológico que se observa en estas personas al salir del sistema educacional diferencial.  

Una de las integrantes de la Agrupación de Escuelas Especiales de la provincia de Biobío, Dina Pujol, explicó a diario La Tribuna que “el decreto 83 de Educación, dictado el 2015, que deroga cualquier otra modalidad educativa que no sea la homologación hacia la educación regular, les ha cortado las alas a nuestros alumnos”.

A su vez, Pujol mencionó que “hay subvenciones que no se están cancelando de acuerdo a las normativas establecidas”. Respecto a este y otros problemas, la entrevistada de la agrupación dijo que “las autoridades no pueden ver estos problemas solos porque nosotros somos los que trabajamos con los alumnos y los que conocemos sus necesidades”.

Producto de lo anterior, Dina Pujol dijo que “como agrupación nos gustaría que esto se visibilizara y nosotros poder participar de lo que el ministerio quiere que hagamos en estas escuelas especiales”.

ALUMNOS QUE QUEDARÍAN FUERA DEL SISTEMA EDUCACIONAL

Respecto a las acciones que la agrupación está considerando para lograr su cometido, la vocera dijo que “deberíamos citar a los directivos, profesores y profesionales que trabajan en las escuelas especiales para dar a conocer la situación que vivimos como profesores”. Dentro de esta realidad está, por ejemplo, la situación de los ex estudiantes que están fuera del sistema y que se encuentran en sus casas.

Dichos alumnos no se encuentran escolarizados debido a que la subvención del decreto número 300 del Ministerio de Educación, que “autoriza la organización y funcionamiento de cursos talleres básicos de nivel o etapa de orientación o capacitación laboral de la educación básica especial o diferencial, para mayores de 26 años con discapacidad, en establecimientos comunes o especiales”, no se está respetando.

Producto de lo anterior, Dina Pujol dice que “no podemos saber cuántos alumnos no están recibiendo esta subvención que los deja fuera del sistema”.

FALTA DE ESTÍMULOS LIMITA LAS CAPACIDADES DE LOS ALUMNOS

La apoderada de una estudiante con discapacidad, Patricia Rivera, asistió a esta marcha con su hermana Alejandra. “Mi hermana tiene 55 años, pero es una niña”, contó a diario La Tribuna. Sin embargo, producto del decreto número 300 del Ministerio de Educación, “desde los 26 años estos niños no podrán estudiar en los recintos de la Unión Nacional de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad Mental (Unpade) o en colegios especiales”.

Según Rivera, “yo misma ha notado una disminución en las capacidades de mi hermana desde que está en la casa porque necesita estímulos a la hora de realizar sus quehaceres diarios y desarrollarse mejor a futuro, y eso solamente se lo da la sociabilización con sus compañeros y profesores; el estímulo de los educadores es una ayuda muy grande para estos niños”.

En tanto, el apoderado de un niño que estudia en la escuela “Tamborín” de Los Ángeles, Carlos Melo, dijo que “nosotros estamos completamente en desacuerdo con la decisión tomada por el gobierno y, si bien se entiende que la educación ya no puede ser presencial por el Covid, sacar a estos niños de la escolaridad implicaría un retroceso tremendo en su desarrollo”.

El hijo de Melo logró un hito que Carlos celebra hasta el día de hoy: aprendió a tomar jugo con una bombilla. “Me imagino lo que podría lograr con clases presenciales en el largo plazo y eso me trajo a participar de esta marcha hoy; mi hijo es joven, pero entiendo por lo que deben estar pasando el resto de los apoderados”.

Según Melo, “lo ideal es tener un apoyo constante y de largo aliento para estos jóvenes, y si además es presencial, los ayuda a que se hagan más independientes ahora y en su vida diaria futura”, dijo.

APOYO LABORAL COMO NORTE DE LA INTEGRACIÓN EN CHILE

La diputada por el distrito 21, Joanna Pérez, también participó de la convocatoria y dijo a diario La Tribuna que “varios profesores y directores de escuelas especiales se han reunido con nosotros para hacernos ver esta situación, frente a la cual hicimos un llamado al Ministerio de Educación y al Seremi para que se hagan todos los esfuerzos necesarios para mantener escolarizados a quienes hoy forman también parte del sistema de escuelas de Chile”.

“No puede ser que después de los 26 años se desescolarice a estos jóvenes, sino que debe haber también un apoyo en materia laboral”, agregó la parlamentaria. La diputada finalizó “instando al gobierno a que pague la subvención en colegios especiales para no dejar solas a estas personas y a sus familias”. 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
agrupacion de escuelas especialesagrupacion de escuelas especiales biobioEducacion Especialeducacion especial los angelesunpade

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes