lee nuestro papel digital

Salud

Conmemoran un nuevo Día del Prematuro con historia de superación angelina

Dentro del Hospital de Los Ángeles nació una pequeña de 24 semanas de gestación, quien “superó todo diagnóstico” y logró salir adelante junto a sus padres.


 Por Nicolás Muñoz

Imagen de WhatsApp 2022-11-16 a las 12.41.19

El nacimiento prematuro de los seres humanos tiende a estar relacionado con diversos problemas de salud a raíz de la falta de desarrollo antes de abandonar el útero. Cada 17 de noviembre se vuelve a colocar en la palestra esta situación, la cual registra 1,2 millones de bebés prematuros en América.

Según la Organización Panamericana de la Salud, una importante proporción de prematuros muere o presenta complicaciones que, por no recibir la atención oportuna y de calidad, dejan secuelas. “Además del mayor riesgo de mortalidad, las complicaciones que pueden presentar los bebés prematuros son la discapacidad, que puede estar asociada a lesiones cerebrales durante el parto, a infecciones bacterianas graves, a retinopatía de la prematuridad, o vinculada a enfermedades congénitas”, destaca la organización.

UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

Durante el 2021, María José Romero, a sus 23 años, desarrollaba un embarazo completamente normal y planificado. Las ansías de que llegará el nuevo integrante de la familia era compartida por todos sus seres queridos, no obstante, esa alegría se transformó en preocupación cuando durante la madrugada del 05 de diciembre María se vio expuesta a una rotura prematura de membrana, siendo trasladada de urgencia al Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles.

De acuerdo al diagnóstico médico su condición se asociaba al contagio de una bacteria, situación por la que debió ser internada.

Pasaron los días y luego de un análisis clínico se le comunicó a María que era imposible aplazar el parto, por lo que, con tan solo 24 semanas de gestación tuvo que dar a luz su hija que, según la información médica, pesó tan solo 620 gramos y midió 29 centímetros.

“Fue una prematura bastante grave (…) Cursó con todas las patologías que se pudieran predecir para un prematuro, como son membrana hialina, síndrome de distrés respiratorio, hemorragia intracraneana, ductus arterioso persistente, ya que era una prematura bastante inmadura”, rememoró Pamela Garrido, enfermera encargada del programa de prematuros de alto riesgo de Neonatología del centro asistencial angelino.

“Su pronóstico fue de bastante gravedad, se podría decir que ominoso. La verdad es que a la mamá desde un principio se le contó cual era el diagnóstico, pero siempre tuvimos la esperanza de que ella podía salir adelante”, expresó.

Y tal como manifestó la profesional, la esperanza para la madre nunca decayó. “Fue difícil pero me lleno de orgullo al ver cómo está ahora. Recordar todo lo que pasamos es difícil. Tuvimos que ser muy realistas respecto a las condiciones en que ella nació y los panoramas no eran muy buenos, pero ella superó todo diagnóstico y al final gracias a dios salió adelante”, contó con orgullo María.

A su vez, agradeció el trabajo realizado dentro del hospital angelino. “El equipo que trabaja acá es muy bueno, te ayudan, son muy amables y como que empatizan con uno (…) Hay veces en que uno llega mal, no siempre anda con los mismos ánimos. Aparte que los prematuros todos los días van viviendo episodios distintos y eso es de lo más difícil. Uno a veces piensa que ya salió de todo lo malo, pero vienen subidas y bajadas. Entonces el ánimo de uno es débil”, confesó.

Por otra parte, María dedicó palabras para aquellas personas que enfrentan una situación similar: “Mucha fuerza que lo más importante es la fe en dios. Al final pensándolo fríamente todo pasa por algo y quizás tenía algún propósito, aunque no fue fácil. Es difícil pero no imposible”.

Actualmente la pequeña tiene once meses de edad cronológica, y siete de edad corregida. Y, si bien fue dada de alta del Complejo Asistencial con oxígeno domiciliario, ya no cuenta con ese requerimiento, por lo que, asiste periódicamente a controles en el Policlínico Prematuro del Centro de Diagnóstico Terapéutico CDT, donde es evaluada por un pediatra, por un especialista broncopulmonar y un neurólogo, entre otros profesionales que realizan un acabado seguimiento de su condición.

Finalmente, desde el recinto que acompañó todo el proceso se afirmó que “cuando el panorama es adverso, se intenta manejar desde el punto de vista clínico la situación para evitar un parto adelantado, sin embargo, cuando nace un bebé de forma prematura, o con complicaciones, el Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz pone a disposición del pequeño paciente un amplio equipo de profesionales para procurar su desarrollo y crecimiento, además de infraestructura con 32 cupos entre UCI Neonatal, UTI prematuro/incubadora/cuna y Cuidados Básicos”.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Salud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes