suscríbete al boletín diario

Opinión

El futuro del teletrabajo tras la pandemia


 Por Sebastián López Sacco Chief Psychology Officer de Nawaiam

Sebastián López Nawaiam (1)

El teletrabajo es una modalidad que año a año fue creciendo con fuerza y que sin duda hoy  la pandemia aceleró de manera significativa en todo tipo de organizaciones, tanto del sector público como privado.

Por otra parte, el Covid-19 puso en evidencia, en muchos casos, la falta de inversión en tecnología como una forma de agilizar procesos transaccionales entre clientes y empleados. Es claro que nadie esperaba una crisis sanitaria y económica de tal magnitud, pero como siempre las crisis traen consigo una nueva forma de pensar el trabajo y los negocios para adaptarnos a una nueva “normalidad” o contexto.

En la medida que se vayan encontrando soluciones a la pandemia con las vacunas y se generen niveles de inmunidad significativos para ir volviendo al trabajo presencial, las viejas o conocidas formas de trabajo ya no serán iguales. Estoy convencido, que según el tipo de industria y rol que cumplen las personas, el empleo tendrá una combinación de parte presencial y de teletrabajo.

Muchas reuniones, por ejemplo, se podrán realizar de forma virtual como una forma de ganar tiempo, ser más productivos y tener mayor alcance en términos de globalización. Por otra parte, sin lugar a duda la principal forma de trabajo de aquellas empresas de tecnología estará regido por la modalidad del teletrabajo. Creo también que la presencialidad es importante pensando que las personas somos seres sociales y necesitamos contactarnos con nuestros/as jefes/as, compañeros/as de trabajo como una forma de generar equipos de trabajo y tener un sentido de pertenencia con la empresa o grupo de trabajo.

Las compañías u organizaciones no sólo deberán invertir en tecnología, conectividad, seguridad informática entre otros, sino también en la formación de sus colaboradores para poder desempeñarse de manera efectiva. También, generar canales de comunicación efectiva para de alguna manera educar e invitar a los clientes a generar conciencia de cómo la tecnología puede facilitar muchos procesos y reducir tiempos, sin olvidar la importancia de una cercanía con nuestros clientes y colaboradores.

El teletrabajo puede ser una manera de reducir muchos costos a las empresas u organizaciones y una forma de mejorar la calidad de vida de empleados o colaboradores, pero también es importante decir que si es utilizado de mala manera también podría llegar a ser una sobrecarga precarizando el trabajo.

Una vez más, nos encontramos ante un nuevo paradigma de cambio en donde gobiernos y empresas que participan de los distintos contextos deberán repensar el trabajo y la educación como una vía de integrar tecnología y conocimiento para generar mayores oportunidades y reducir los altos niveles de desigualdad que puede conllevar todo este nuevo futuro que la pandemia nos plantea hoy.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Covid 19EmpleonormalidadpandemiapresencialTeletrabajo

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes