jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

La Democracia de los Acuerdos


 Por La Tribuna

02-04-2019_20-51-161__mariorios.jpg

Pocos saben que iniciada la primera Administración de la Concertación, esta vez bajo la dirección del Presidente Patricio Aylwin, se produjo en el Senado un acuerdo cuya trascendencia superó varios periodos presidenciales, generando el más importante periodo de desarrollo en la historia de Chile. Conocido bajo el nombre de “Democracia de los Acuerdos”, los mandatarios, Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet, esta última en su primer periodo, estructuraron en el Senado un conjunto de medidas en que se tuvo a la vista, las obligaciones y derechos que a cada habitante del territorio le correspondía. Como es natural muchos de ellos, concitaban debates y negociaciones que a la postre, todas ellas, provocaron esto que hoy se anuncia: Chile es el país de América Latina que tiene el más alto número de habitantes de la denominada Clase Media, un 67% superando por amplísimo margen a la totalidad de las naciones de nuestro continente y otras tantas decenas de estados ubicados en el resto del mundo. Y todo esto, fortaleciendo a un Estado, como el chileno, que es hoy, el más rico, lejos, de los estados latinoamericanos, que entrega, sólo en subsidios, una suma antes jamás imaginada, $ 33 billones, 852 mil millones de pesos. Ello significa que si tal subsidio llega a 12 millones de habitantes, cada uno de ellos, recibe directa o indirectamente 2 millones 800 mil pesos. Por ello, todas las escuelas nuevas, los consultorios y ahora los hospitales. Por eso la electricidad en los campos y los millones de casas nuevas construidas, también apoyos en riego y la ejecución de unos 500 programas sociales.

Todo esto se hizo, conversando. Todo se hizo, respetando. Nada se hizo en contra de la libertad de las personas. Chile creció.

Por ello, recojo en toda su extensión, el llamado del Presidente de la República, volver a dialogar. Nada es más inútil que la existencia de una institucionalidad quebrada y muchos más inútil, una clase dirigencial, política, que de los millones recibidos, cada hecho es un acto irresponsable con su propia Nación. Enlodar su nido es destruir la vida.

Y al respecto, como se puede entender que el Presidente en su discurso señale que “…el trabajador es libre de depositar sus dineros previsionales donde a él le parezca más conveniente”, el líder DC, que ya había logrado un paso enorme, dar la oportunidad que el trabajador deposite sus platas previsional en un organismo estatal, declare que, “se congeló toda conversación”, porque quiere obligar, es decir, terminar con la libertad de ese trabajador, obligándolo sólo a depósitos estatales. ¿Es que en la DC, se terminó la libertad?. O peor aún, ¿no se cree en la capacidad del chileno para administrar libremente sus platas?. No, esto es grave, gravísimo, es una determinación la de la DC, propia de los gobiernos totalitarios, (aún quedan dos, Cuba y Corea del Norte), fracasados todos. ¿Es que no están dispuestos a conversar?. Perfectamente pueden votar en contra cualquier iniciativa en el Congreso. Tienen mayoría y le dan el gusto al Partido Comunista que estará muy alegre por un triunfo más de los personeros útiles a su doctrina.

Conversar, dialogar, negociar, buscar caminos comunes. Esa fue la Democracia de los Acuerdos. ¿Es que hoy el odio ha marginado la razón?

Mario Ríos Santander.  

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes