lee nuestro papel digital

Ambiental

Estudios en apicultura permitirían potenciar la producción de miel en el país

En el pasado se han creado sedes tecnológicas que no han dado frutos debido a problemas en su ejecución, sin poder llevar estos a obtener los resultados esperados académicamente.


 Por Jorge Guzmán B.

WhatsApp Image 2022-01-05 at 16.14.27 (1)
La sequía y el cambio climático vuelven relevante evaluar y monitorear estos fenómenos para optimizar el trabajo de las abejas y conseguir resultados significativos para la producción.

La falta de inversión de recursos en centros de investigación apícola en Chile no ha permitido posicionar a este alimento en el país ni conocer la composición exacta de la que está hecha para potenciar su consumo en el país, dijeron un dirigente gremial del rubro y un investigador, quienes aseguran que hace falta recursos destinados específicamente a conocer e impulsar su producción.

El director de la Asociación de Apicultores de Callaqui-Alto Biobío, Guillermo Purrán, dijo a diario La Tribuna que “todos los estudios que hemos hecho con la miel los hemos hecho con la Universidad de Concepción y la Universidad Católica de Santiago, porque no hay otro lugar donde podamos recurrir para encontrar información sobre enfermedades y nuevos parásitos de las abejas, además de ver la calidad de la miel, pero en la zona estos lugares no existen, aunque se hace necesario contar con lugares donde uno pueda ir y tener más investigación al respecto, más con el cambio climático de hoy”. Purrán explicó que “la flora define la calidad de la miel y sabemos que las abejas van a esa flora, pero no podemos conocer todas las otras especies que intervienen en el proceso de las abejas, dentro de la flora nativa tenemos el guindo santo y el avellano entre otras flores que se ha visto está presente en nuestros productos, pero no es toda la que existe en Alto Biobío, entonces para nosotros sería muy importante no tener que ir a las universidades para buscar respuestas sobre lo que nosotros estamos haciendo acá, sino que haya un lugar más accesible para que los apicultores de la zona puedan acudir a él”.

ESTUDIOS AYUDARÍAN A POTENCIAR PRODUCCIÓN DE MIEL EN BIOBÍO

El dirigente gremial explicó que “si nosotros conocemos la calidad que tenemos de miel, obviamente el valor agregado es distinto, hoy a la miel no se le ha dado esto porque no existe información al respecto, pero si como apicultores tuviéramos estudios de cada una de las mieles de la zona, podríamos saber qué miel tenemos y qué calidad de miel tenemos para así darle otro valor agregado y cumplir un rol  medicinal con nuestro producto, mucha gente ve nuestra producción como un producto para el resfriado, pero teniendo estos otros estudios quizás podamos fomentar más el consumo y ver para qué podría servir, que depende de la flora de la que se haga la miel, y por eso es importante ir haciendo más estudios respecto a la producción de miel y posicionarla como un alimento importante para el consumo humano, pero para eso es necesario hacer muchos estudios sobre él y aún no existen estos estudios en el país”.

El director de Abeille Consultores e investigador de la Comisión Chilena de Energía Nuclear, Enríque Mejías, dijo a diario La Tribuna que “para valorizar cualquier producto con características naturales y que además tenga alguna proyección escalable requiere de información respaldada en términos científicos, lo que implica trabajo de laboratorio, desarrollo de experimentos y finalmente estudios que definan que hay alguna propiedad o algún valor agregado que demuestre, a través de sus resultados, que existen, para lo cual se requiere financiamiento para mantener el laboratorio o comprar insumos, y lamentablemente hoy no existen fondos para proyectos en investigación en apicultura pero la apicultura tiene grandes desafíos y ya cuenta con grandes atributos, como el cuidado de las abejas o el valor de los  productos que salen de la colmena, pero finalmente si no hay fondos o investigación se puede avanzar muy poco”. Mejías explicó que “se ha creado un centro tecnológico, pero siendo la propuesta muy buena ha sido mal ejecutada y los resultados no fueron los que se esperaban, entonces la creación de esto eventualmente no puede caer en una sola persona, sino en un grupo transversal y multidisciplinario donde, en la visión que se tenga, se puedan orientar cosas y hay investigación en distintas áreas y casas de estudio, pero no hay un centro encargado del tema apícola y es difícil que eso ocurra, porque requiere de personal para esto y eso no se ha podido crear para la miel”.

FALTA DE INVESTIGACIÓN NO PERMITE VALORIZAR LA MIEL CHILENA

El investigador de la Comisión Chilena de Energía Nuclear apuntó a “la necesidad de realizar investigación en las colmenas, en sanidad apícola, en las enfermedades que afectan a las abejas, en cómo optimizar el trabajo de ellas con antecedentes considerando la realidad del país en temas como la sequía y el cambio climático, que requiere de una evaluación y monitoreo de fenómenos que estén sucediendo, con este respaldo científico y todo eso requiere de financiamiento para obtener resultados robustos”. Según Enrique Mejías, “en todos los gobiernos ha estado la voluntad de avanzar en esto, pero los presupuestos y las necesidades de Chile como país no han establecido un financiamiento basal, lo que hace difícil diseñar un proyecto, porque un centro requiere de equipamiento e inversión importante en infraestructura, porque de lo contrario se generan centros de investigación con errores en el diseño e implementación de la idea que no cumplen con las expectativas de la gente”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Apiculturaasociacion de apicultores callaqui biobiocomision chilena de energia nuclearestudios apicolas chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes