lee nuestra edición impresa

Deportes

Alex Luna un incansable formador de tenimesistas en Biobío

Hoy en día, cuenta con su propio gimnasio de alto rendimiento. En la gráfica aparecen, de izquierda a derecha, Ignacio Ortiz, Leonardo Peña, Martín Peña, Alex luna, Matías Novoa y Martín Sanzana, todos jugadores de alto nivel competitivo.


 Por Norman Matus

tenis de mesa (32)

Referirse al tenis de mesa en Bío Bío, innegablemente es subrayar el trabajo de uno de los grandes formadores que existen en la actualidad en Los Ángeles.

Alex Luna Veloso, tiene un envidiable currículum en esta disciplina deportiva. De hecho, comenzó su carrera en 1990, con cuatro amigos de 16 años, quiénes practicaban el tenis de mesa en distintos Liceos de la ciudad, de esa manera, César Isla, Jimmy Fernández, Marcelo Carrillo y él, formaron la primera Asociación de Tenis de Mesa de Los Ángeles.

“Recuerdo que nos fuimos a Santiago con César Isla, no conocíamos ni el Metro, pero nuestras ganas de crecer eran mucho más. Nos reunimos con dirigentes de la Federación y nos orientaron cómo formar una organización que velara por el tenis de mesa en nuestra ciudad”.

Luna es hoy un reconocido técnico nacional y tiene a su haber un centro de alto rendimiento, denominado Car-Luna, donde tiene bajo su tutela a 30 alumnos quienes entrenan a diario algunos, en doble y triple jornada.

En conversación con La Tribuna, el técnico recordó como en aquellos días, en sus inicios, con la sana intención de crear una Asociación debió golpear puertas en búsqueda de recursos que posibilitaran encaminarse a las primeras participaciones en campeonatos de la zona. De esa forma, dijo, pasaron los años como tenimesista, hasta que, la llegada a Chile de un técnico chino, despertó en él las ganas de aprovechar al máximo sus conocimientos y ponerlos al servicio de los demás. “Recuerdo que, me regaló un libro muy completo con la ley de efectos y golpes, de esa manera me inicié como técnico”.

Alex Luna, con emoción recordó las primeras participaciones en torneos regionales como Asociación, donde tenían todas las ganas pero no así los recursos, pero paulatinamente concurrieron a campeonatos, aunque sin cosechar grandes logros.

El año 2002 su labor lo llevó a trabajar en el Colegio Los Ángeles, donde estuvo dirigiendo, junto al profesor y amigo, Jesús Rodríguez. “Juntos partimos con un proyecto enfocado a niños. De hecho, y como una forma de dedicarle más tiempo a los entrenamientos, instalé una mesa en mi casa donde entrenaba a chicos que, a la postre serían seleccionados chilenos”, dijo.

Cabe subrayar que entre estos jóvenes tenimesistas estaban, Francisca Carrillo, Jean Pierre Anabalón Luna, Tenyson Oliva, Nicolás Jara, y en el Colegio Los Ángeles junto a Felipe Olivares, Fabian castro Luna entre otros.

El año 2006 fue nominado por la Federación chilena, por primera vez, como técnico para dirigir a una categoría menor en un sudamericano, realizado en Paraguay. Los jugadores angelinos clasificados a ese torneo fueron, Felipe olivares, Francisca Carrillo, Jean Pierre Anabalón Luna y Fabián Castro Luna. “Recuerdo que, en ese torneo me toco dirigir a Felipe olivares en la definición por un cupo para clasificar a su primer Mundial”.

Años más tarde y siempre dedicado a su gran pasión, Luna se trasladó en el 2009, hasta las dependencias del Colegio San Gabriel. Allí se dedicó al trabajo de preparación con los jugadores antes mencionados, incorporándose Diego Sepúlveda, entre varios tenimesistas más.

UN GIRO EN SU CARRERA FORMATIVA

Al año siguiente y por motivos personales decidió retirarse del tenis de mesa. Recién el año 2014 impulsado por Gisela (su polola) decidió retomar y quemar una etapa inconclusa como jugador, de esa forma, comenzó a entrenar en el polideportivo de Los Ángeles con algunos de los jugadores que allí estaban. “Clasificamos juntos a Alejandro Moncada para jugar por equipos en el nacional de Iquique en donde obtuvimos un tercer lugar y un segundo lugar en dobles y, en el año 2015, viajamos a jugar el latinoamericano de Ecuador en donde obtuvimos dos segundos lugares en equipos y en dobles, disputando dos estrechas finales”.

El año 2016 y gracias a una invitación de Roberto Morales, se integra para formar parte de un plan de entrenamiento, dejando su etapa como jugador para retomar el trabajo formativo.

Labor que, finalmente le da frutos pues logran la clasificación de sus dirigidos a Paraguay.

El año 2017, Luna opta por construir en su propiedad una sala de entrenamiento, con el fin de darle un nuevo espacio a jóvenes promesas del tenis de mesa, entre ellos Matías Novoa, Martín Peña, Javiera Gonzales, Martín Sanzana, Catalina Cortez, Millaray Obando, Francisca Carrillo, Jean Pierre Anabalon, entre otros.

Al año siguiente, ese mismo trabajo formativo, dieron los frutos esperados, logrando la clasificación a la selección chilena, los jugadores Obando, Peña, Sanzana, entre otros.

“El año 2018 y 2019 fueron un año lleno de triunfos para nuestros dirigidos, logrando llevar a lo más alto a varios jugadores, llegando a contar con 6 seleccionados chilenos y participando en diferentes torneos internacionales a lo largo del mundo”.

Finalmente, para Alex Luna, lo que dio paso a una pasión por jugar tenis de mesa, se transformó en el ancla de su vida, dedicándose hoy en día a entregar sus conocimientos a las nuevas generaciones, en un deporte tan completo como sus ganas de crecer.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Alex LunaAsociación de Tenis de Mesa de Los ÁngelesTenis de Mesa

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes