lee nuestra edición impresa

Cultura

SAG Biobío evalúa positivamente plan de capacitación dirigido a la Agricultura Familiar Campesina

El programa consiste en no solo acompañar al agricultor al momento de la fiscalización, sino que también en detectar las brechas y poder realizar capacitación sobre éstas para poder solucionarlas.


 Por Jorge Guzmán B.

fiscalización con sentido 3 (1)
Fiscalización con sentido es parte de los compromisos asumidos por el Servicio para fortalecer y agilizar el desarrollo de la agricultura nacional.

Una positiva evaluación de la implementación del plan de fiscalización dirigida, principalmente, a la Agricultura Familiar Campesina realizó el Director Regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío, Iván Ramírez, luego de finalizar el programa piloto “Fiscalización con sentido”, en las comunas de Negrete y Hualqui, a través del cual se busca asegurar el cumplimiento de las regulaciones orientadas a mantener y mejorar la sanidad vegetal y animal del país.

Al respecto, el directivo indicó que “este programa nace como una forma de apoyar a los pequeños agricultores y agricultoras, quienes muchas veces tienen dificultades para acceder a la información vigente y entender, en algunos casos, el alcance de las normas que deben cumplir en el marco de la acción del SAG. Por ello, con este programa esperamos disminuir las brechas de desigualdad existente en el mundo rural y mejorar las condiciones de competitividad de la agricultura familiar campesina”.

Por su parte, el coordinador del Programa Fiscalización con Sentido en Biobío, Juan Pablo Becerra, indicó que “este es un programa bien innovador y consiste en no solo acompañar al agricultor al momento de la fiscalización, sino que también en detectar las brechas y poder realizar capacitación sobre éstas para poder solucionarlas. Trabajamos en dos áreas. Una tiene que ver con la trazabilidad bovina, en la comuna de Hualqui, donde chequeamos que ellos efectivamente tengan sus dotaciones de animales inscritas en el Sistema Informático del SAG, que utilicen los formularios de compra y venta de animales, que los tengan con sus aretes oficiales (DIIOs) registrados,  y en Negrete, en el área de plaguicidas, en la cual verificamos el correcto uso de los plaguicidas, el uso de los equipos de protección personal y que tengan una bodega conforme a la normativa para el almacenamiento de estos productos, entre otros aspectos”.

Este programa, de alcance nacional, consta de tres etapas. La primera, consistía en una visita a los agricultores para levantar un diagnóstico entre lo que hacen y lo que deberían hacer según la norma de uso, aplicación y almacenamiento de plaguicidas y/o trazabilidad animal. Luego los seleccionados/as participaron en una capacitación técnica-práctica para mejorar aquellos puntos en que tenían debilidades o falta de información, con el fin de generar espacios para capacitarlos en los aspectos que más les cuesta cumplir de la normativa, de manera que les permita hacer un buen uso de la regulación. Finalizando con una fiscalización para verificar sus cambios conductuales.

En este sentido, Nadia Valdebenito, del vivero de plantas “Jardín Trinidad” de Negrete, señaló que “gracias a las capacitaciones sobre los plaguicidas sabemos que tenemos que hacer para cumplir la normativa, sobre como guárdalo, el uso de un libro de campo y como usarlo, porque hay que respetar lo que dice la etiqueta, ahora entendemos y tenemos más claro lo que debemos hacer”.

Mientras que Katharina Heller, del fundo La Higuera de Hualqui, valoró la iniciativa. “El año 2019 me hice cargo del campo y me vi obligada a introducirme en la trazabilidad animal. Esta es una buena medida para entender mejor el funcionamiento del programa, es la única forma de asegurarnos que el mercado vaya incrementando y mejorando… El fiscalizador me ayudo a entender mejor la forma en que está armada la plataforma, a corregir algunos problemas de información que habíamos cargado, ha sido muy útil”.

Programa Fiscalización con Sentido

Fiscalización con sentido es parte de los compromisos asumidos por el Servicio en el contexto de la Comisión de Agilización de Normativa, que opera desde el año 2018 y que es encabezada por el Ministerio de Agricultura, el SAG y diversos actores del sector privado, con el fin de modernizar y mejorar tanto la normativa como los trámites para fortalecer y agilizar el desarrollo de la agricultura nacional, además, de hacerse parte de la Política Nacional de Desarrollo Rural.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Agricultura familiar campesinaSAGsag biobio

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes