lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Vecinos de Rere ya vivieron la primera medida de racionamiento hídrico de emergencia

Luego de sostener reuniones con el alcalde de Yumbel se gestionó la llegada de camiones aljibe que abastecieran los estanques de distribución, como medida paliativa al problema.


 Por Jorge Guzmán B.

WhatsApp Image 2022-03-28 at 15.04.22
La salida de la población flotante que representan los turistas que llegan al sector en la temporada alta de verano ha permitido restituir el normal funcionamiento del servicio.

El déficit hídrico nacional ya está impactando en los quehaceres diarios de los habitantes de Yumbel, dijo un dirigente del Servicio Sanitario Rural ubicado en la comuna y una vecina del sector, quienes contaron que la llegada de turistas en temporada alta obligó a cortar el suministro por un lapso de cinco horas y durante dos días a la semana.    

El presidente del Servicio Sanitario Rural de Rere, en la comuna de Yumbel, Paulino Araneda, dijo a diario La Tribuna que “el abastecimiento acá es por un estero, que en los tiempos de mayor escasez de agua suplía nuestros estanques, pero con la escasez de lluvia el estero que nos abastece se secó completamente este año, entonces no teníamos como abastecer nuestros estanques para la distribución al pueblo, que tiene unos 240 y tantos medidores para distribuir el recurso a las familias, que dan un estimado de 600 personas en épocas normales, pero en épocas estivales, en enero febrero y marzo, la población flotante triplica esta cantidad”. Araneda explicó que “este aumento de personas que requerían el servicio obligó cortar el agua los días martes y jueves desde las 15:00 a las 20:00 horas, aunque el corte en esos días afectó mayoritariamente a los sectores altos de Yumbel, por lo que fueron muy pocos los afectados en esos cortes programados, el 80 por ciento de la población vive en zonas bajas, entonces al cortarse el agua obviamente había menor presión, pero en las partes altas a las 15:00 horas se nos cortaba el agua por completo y cuando había que dar el agua a las 20:00 horas, llegaba alrededor de las 22:00 horas, cuando se llenaban las cañerías”.

MEDIDAS PARA PALIAR LA ESCASEZ Y EVITAR CORTES DE SUMINISTRO

Frente a los múltiples inconvenientes debido a los horarios en que las familias permanecían sin agua, el presidente del Servicio Sanitario Rural de Rere contó que “hablamos con el alcalde José Sáez, quien nos abasteció de inmediato con camiones aljibe, cuya agua potable inyectamos a los estanques de distribución como medida paliativa. Además quedan excedentes en nuestros estanques de retención durante el invierno y contratamos motobombas para que ese excedente volviera al estanque”. Paulino Araneda dijo que “hace más de una semana que no tenemos cortes de suministro porque no tenemos exceso de consumo por la población flotante del verano, aunque esperamos que caiga algo de lluvia para reforzar nuestros estanques, como directiva tomamos esta situación en septiembre y ya tenemos la cotización de una empresa internacional y un estudio de otra nacional, que vino a hacer un estudio totalmente gratis para que el próximo año no tengamos este problema”.

Paulino Araneda explicó que “la ayuda consiste en instalar tres pozos profundos y con el primer pozo deberíamos abastecer nuestra población por alrededor de tres años, pero como somos un APR de escasos recursos acudimos a la municipalidad para el financiamiento de obras hidráulicas y no sufrir lo que pasamos antes”

Además de lo anterior, Araneda contó que “hemos tenido reuniones con CMPC, que son los propietarios del lugar donde nos han dado los comodatos para instalar nuestra planta y nos ofrecieron su ayuda para hacer un esfuerzo común para financiar este objetivo, porque el presupuesto es más o menos de 18 o 19 millones por pozo instalado, entonces la idea es tener este primer pozo instalado a la brevedad y luego el segundo para no tener problemas de abastecimiento por lo menos durante ocho o 10 años, que es el tiempo estimado que se vio en los estudios”.

La vecina de Rere, Flor Escobar, manifestó que “si bien durante el año pasado veníamos con distintos problemas por la falta de agua, durante enero y febrero esto empeoró, por lo que nos tuvimos que acostumbrar a tener medidas de racionamiento de agua desde el APR que nos dirige, lo que nos afectó harto, porque la mayoría de las personas del pueblo tenemos huertos o mantenemos invernaderos, entonces muchos tienen esta herramienta para ahorrar recursos y llevar bien el invierno vendiendo estos productos”.

Escobar agregó que “el racionamiento además ha significado tomar aguas estancadas, que han enfermado a algunos vecinos de la localidad, hoy el municipio nos abastece con tres estanques de agua que instalaron en el pueblo, que nos sirve para lavar ropa o loza”. El problema de la potabilidad del agua, sin embargo, preocupa a Flor Escobar: “tiene un mal olor y a nivel de salud la baja calidad del agua nos está afectando, y el agua que nos traen en camiones viene de otra comuna, pero Rere queda muy a trasmano de todo”. La vecina del sector contó que “no hemos tenido conversaciones con el municipio, ni sabemos de alguna medida que vayan a tomar, lo que nos deja a la deriva porque se atendió la urgencia crítica, pero no conocemos el trabajo que se hará más adelante, cosa que nos preocupa, en especial para quienes tenemos huertas o invernaderos, algunos vecinos tuvieron que dejar que algunos de sus cultivos murieran para no perder todo”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Agua Potable RuralAPRracionamiento hidrico reresequia rereservicio sanitario rural de rere
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes