lee nuestra edición impresa

Medio Ambiente

Cambio climático y nuevas alternativas productivas

Para el periodo 2021-2050 las precipitaciones anuales disminuirán en 20% en el centro y norte del país, por lo que desplazar hacia el sur la producción de ciertos frutales se convierte en una opción a considerar.


 Por Jorge Guzmán B.

ALMENDROS EN BULNES
Buscar alternativas para mantener la cadena de abastecimiento y la rentabilidad del negocio es esencial, así lo confirman desde la Federación de Productores de Fruta de Chile.

El cambio climático ya no es un tema del futuro, está aquí y nos afecta hoy. Ausencia de precipitaciones y temperaturas inestables son el panorama al cual nos enfrentamos, y al que nos debemos adaptar. Este complejo escenario afecta sobre todo al sector agrícola, el cual mira con interés nuevas áreas productivas en la zona centro sur.

De acuerdo con cifras estimadas por el Ministerio del Medio Ambiente, “en el escenario más favorable, las proyecciones para el periodo 2021-2050 muestran una disminución de la precipitación anual del 20% en el norte de chile y zona centro”, por lo que optimizar recursos, buscar nuevos destinos y mejorar los procesos se hace fundamental.

Es por eso que la zona sur del territorio nacional se ha vuelto el área predilecta para nuevos proyectos, no solo por su fértil territorio que siempre lo ha caracterizado, sino también por contar con un recurso que cada vez se hace más escaso: el agua.

Es en este marco, en que los agricultores han buscado formas de sacar el máximo provecho a los recursos, Pablo Molina, Gerente de producción en Viveros Copequen, comenta “Nosotros tenemos un sistema de riego en base a la acumulación de agua, una caseta de riego donde tenemos el sistema de fertilización y finalmente distribuimos a la planta pasando por un sistema de cinta de riego con gotero incorporado”. Esto les permite ser precisos con la cantidad de agua, fertilizantes y químicos que aportan a la planta.

Así la tierra del sur de Chile se convierte en una alternativa óptima para la fruticultura. “La novena región tiene unos suelos muy buenos, un clima espectacular y es una zona increíble. Quizás, nos falta más experiencia en el tema frutícola, pero tenemos las condiciones necesarias para poder desarrollarnos” asegura Ricardo Aguilera, dueño de Agrícola Valle Verde, con casi 30 años de experiencia en el área de viveros y producción de cerezos. 

Buscar alternativas para mantener la cadena de abastecimiento, al igual que la rentabilidad del negocio es esencial, así lo confirman desde la Federación de Productores de Fruta de Chile quienes destacan que los productores hoy “privilegian los cultivos con mayor inversión, que son los frutales y disminuyen el área de siembra de cultivos anuales”.

Buscando nuevas metodologías

Una alternativa para esta tendencia es el modelo SES, Sistema Eficiente y Sostenible, cuyo objetivo es aprovechar racionalmente los recursos: agua de riego, luz, fertilizantes, fitosanitarios y otros, así como también y no menos importante, optimizar la mano de obra. Esto se consigue a través del uso de portainjertos enanizantes y de sistemas de conducción que privilegien la mecanización de la mayor cantidad de labores, formando setos o paredes productivas muy fáciles de formar y gestionar. Este modelo, creado por Agromillora, ya está validando diferentes productos en nuevas zonas geográficas al sur del país

“Yo estoy feliz con este ensayo con Agromillora. Esta temporada tuvimos una cosecha que nos dejó bien optimistas, a pesar de ser una muestra, pero quedamos muy satisfechos y esto fue lo que me animo a plantar 10 hectáreas mas” declaró Raúl Medina, propietario de Empresas Rabalme, con base en Bulnes, y dueño del primer huerto comercial de Almendros de Ñuble. “La idea es seguir creciendo. Yo estoy súper entusiasmado con la metodología SES” concluye.

La eficiencia y sostenibilidad se han presentado como una alternativa para el mercado, al permitir la mecanización de procesos fundamentales ante la escasez de mano de obra que enfrenta el rubro, y mejorar la rentabilidad para los productores. Así mismo lo respaldan quienes ya han implementado el sistema en sus plantaciones. “Considero que es una buena opción, porque se aprovecha mucho más el terreno y los resultados son buenos. Aparte que he investigado acerca de los Almendros en huertos tradicionales y la rentabilidad es menor” confirma Medina. “El Modelo SES en Alta Densidad es muy importante ya que la escasez de mano de obra me ha afectado y este sistema me ha permitido también mecanizar el proceso”.

El futuro es hoy y disminuir la huella de carbono, cuidar los recursos naturales y ser sostenibles es algo que no puede esperar. Las alternativas están disponibles para generar un cambio real. En un mundo que no se detiene, estar a la vanguardia se hace indispensable. La agricultura representa un 10% de PIB nacional, porcentaje no menor, por lo que mantenerla rentable es ganancia para el país completo.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
cambio climaticocambio climatico chiledeficit hidrico

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes