sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Para qué vamos a seguir soñando, el aeropuerto de Los Ángeles no se concretará

Como política de Estado, una provincia como la de Biobío es totalmente estratégica, no se entiende este apoyo tan bajo para concretar iniciativas de crecimiento que mejoran la calidad de vida de las personas de manera sustancial. El centralismo nacional y regional nos tiene como una permanente víctima. Si nadie alza la voz, nadie nos escuchará. No dejemos que las necesidades de la zona se las lleve el viento.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

30-08-2018_16-49-481__1

Parece un cuento, una leyenda. El aeródromo María Dolores, viendo despegar aviones comerciales desde y hacia Santiago, en algún minuto nos tuvo a todos ilusionados. Reuniones por aquí y por allá, estudios de la pista e inversiones que suenan bien, pero que difícilmente se traducirán en la llegada de aeronaves.

Esto, porque las gestiones y presiones de las autoridades y de la misma comunidad han cesado. Se perdió el interés.

La gobernación, que lideraba este proceso, hoy no habla del tema y, por lo tanto, en Concepción la situación es de absoluto silencio. Por su parte, los diputados de la provincia han dirigido sus focos a otros proyectos de mayor rentabilidad social y ni siquiera es reprochable que lo hagan. Seguir insistiendo con algo que hoy no tendría ni el presupuesto ni el impacto que deben tener estas obras, no es otra cosa que perder el tiempo.

Tampoco se ve a la Dirección de Aeropuertos del MOP en un rol activo por sacar adelante el proyecto, por lo tanto, lo único que nos queda pensar es que no debemos seguir con el sueño, porque nadie está preocupado de hacerlo.

Hoy, pese a que se han abierto mayores posibilidades de conectarse vía aérea y a bajo costo con el mundo, volar sigue siendo un medio de transporte para un grupo determinado de la sociedad, pero eso está cambiando.

Inclusive el ministro de Economía contó que para 2020 las tasas de embarque habrán caído un 40%, lo cual significará que prácticamente cualquier chileno podrá utilizarlo como medio de transporte. Volar a Santiago, en algunos casos y tomando las ofertas actuales, podría salir 18 mil pesos. Pero, lamentablemente, Los Ángeles y la provincia de Biobío seguirán en el subdesarrollo en materia de obras públicas.

Como política de Estado, una provincia como la de Biobío es totalmente estratégica, no se entiende este apoyo tan bajo para concretar iniciativas de crecimiento que mejoran la calidad de vida de las personas de manera sustancial. El centralismo nacional y regional nos tiene como una permanente víctima. Si nadie alza la voz, nadie nos escuchará. No dejemos que las necesidades de la zona se las lleve el viento.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes