lee nuestro papel digital

Economía

Proyecto de 40 horas laborales arriesga la quiebra de Pymes turísticas de Biobío

Muchos negocios ligados a la prestación de productos o servicios del turismo son pequeñas y medianas empresas que han tenido que considerar disminuir su tamaño para no quebrar.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 2 0311
La mayoría de las empresas del turismo son pymes que no tienen proyecciones de ampliar su tamaño, sino que incluso hay proyecciones de disminuir su tamaño.

Un representante de un gremio del turismo de Biobío declaró que la aprobación del proyecto de 40 horas laborales arriesga la quiebra de Pymes que deben asumir el costo extra de contratar más mano de obra para mantener sus operaciones, a lo que se le suma la baja disponibilidad de mano de obra que colabore con las empresas, lo que acrecienta las malas condiciones bajo las cuales la actividad turística opera en la actualidad.

El presidente del Consejo de Turismo de la Provincia de Biobío, Hernán Hernández, dijo en conversación con diario La Tribuna que “para los colaboradores, en general es una muy buena medida. Lamentablemente las Pymes del turismo se van a ver muy complicadas, porque incide directamente en los costos”, analizó el dirigente gremial refiriéndose a la propuesta legislativa. “Si a las 40 horas se le suma el costo adicional que hay que pagar por las imposiciones, el alto valor de los insumos que tenemos hoy para poder funcionar, se combina todo, generando la tormenta perfecta para que sigan desapareciendo pymes”, agregó el vocero de los asociados al consejo de turismo local. Hernández reconoció que “todos quisiéramos trabajar menos horas y ganar más, pero es complicado, porque las pymes del turismo cuentan con mano de obra calificada que también es escaza”.

CAMBIO EN LAS CONDICIONES CAMBIARÁ OPERACIONES DEL TURISMO

El representante de los distintos actores del turismo zonal adelantó que el proyecto vaticina un escenario bajo el cual, “se nos complica la actividad y vamos a tener que reinventarnos y ver cómo funcionar, porque hoy el sistema no da para contratar más mano de obra y poder suplir esa cantidad de horas”. “El próximo año será complicado y eso lo estamos sintiendo un poco. Ha habido menos afluencia de público porque se ha visto menos circulante”, proyectó Hernán Hernández en conversación con diario La Tribuna. El presidente del Consejo de Turismo Público-Privado de la provincia de Biobío observó que “en estos tiempos complicados hay que prepararse. No creo que haya sido el momento indicado, pero si ya se está haciendo así hay que ver en qué condiciones vamos a quedar luego”.

El presidente del conjunto gremial destacó el hecho de que, en conversaciones a nivel provincial con los asociados al Contur Biobío, han recomendado “en varias reuniones llevadas a cabo, donde la mayoría no somos empresas grandes, sino que somos pymes del turismo, la idea no es agrandarse o ampliarse sino que incluso achicarse un poco”. De hecho, Hernán Hernández contó que “la mano de obra, en muchas ocasiones, es familiar. La mayoría de los dueños de negocios del turismo están realizando dos o tres funciones dentro de sus propios negocios”. “Eso lo he vivido yo mismo y casi todos, por el tema de la mano de obra, por el tema de los costos y el tema de las leyes sociales, que nos complica a todos los negocios establecidos”, enumeró Hernández. Una de las condiciones mencionadas por el vocero del consejo turístico fue “la irregularidad en el funcionamiento de negocios que no están siendo fiscalizados”.

NUEVAS REGULACIONES PRESIONARÍAN A EMPRESAS ESTABLECIDAS

“Siempre se carga la supervisión a las empresas que están establecidas, entonces hay una sensación de impunidad que hemos notado”, acusó el presidente del Consejo de Turismo de la Provincia de Biobío. El dirigente del gremio público-privado agregó que “el comercio electrónico ha permitido que hayan muchos emprendimientos no formalizados, que permite tener costos mucho más bajos, al no tener que incurrir en algunas situaciones legales que se deben hacer”. “Son muchas las situaciones que estamos tratando de controlar día a día y en el fondo no hay ideas de ampliarse ni de crecimiento, sino que más bien de mantenerse o achicarse”, contó el entrevistado. El vocero del Contur Biobío, mencionó a su vez “el tema de las pensiones, el 6% adicional que según las indicaciones, hasta el minuto sería cargado al empleador, las 40 horas, la incertidumbre política y económica. Entonces estamos en alerta y preocupados de disminuir nuestros costos”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
40 horas chileproyecto 40 horasproyecto 40 horas chileturismo y proyecto 40 horas
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes