lee nuestro papel digital

Economía

Trabajadores de Codelco dan de baja paro nacional después de cuatro días de movilizaciones

Luego de una extensa reunión, los distintos sindicatos pertenecientes a la Federación de Trabajadores del Cobre, que convocan a más de 45 mil laborantes, se dio a conocer la decisión de concluir con las movilizaciones y desarrollar una futura mesa de trabajo.


 Por Nicolás Muñoz

b75a2d617aaed5224a71d457ba4dd61745e6d1b4miniw

Un anuncio que sin dudas remeció al país en los últimos días fue la decisión por parte del directorio de Codelco de cerrar la planta de fundición Ventanas, ubicada en la comuna de Quintero, región de Valparaíso. Esto, a raíz de que el sábado 18 de junio la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) decidió iniciar un paro nacional que se extendió hasta este jueves.

Todo inició con un comunicado público en que la FTC, la misma que reúne a los principales sindicatos de la estatal chilena, señalaban, entre otras cosas, que “el Gobierno enviará al parlamento un proyecto de Ley que exima a Ventanas de la obligación legal de fundir los concentrados de la pequeña minería y así facilitar su cierre definitivo. Así, intenta endosar al parlamento la responsabilidad del cierre definitivo de la fundición”.

Luego de que el documento fuera difundido por la federación, y de forma prevista, todo desencadenó en un paro a nivel nacional que convocó a más de 45.000 trabajadores de Codelco, principal empresa cuprífera del mundo.

En cuanto a las acciones posteriores, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, anunció el miércoles 22 de junio la firma de un plan de reinversión que contemplaba la inyección del 30% en promedio de las utilidades correspondientes a cuatro años y que buscaba evitar que los operarios de la Fundición Ventanas pierdan sus puestos de trabajo. Sin embargo, la medida no fue bien recibida por los sindicatos movilizados quienes la catalogaron como una “decisión improvisada” por parte del Presidente Gabriel Boric.

EL PUNTO ÁLGIDO

Durante la madrugada del miércoles, representantes de 26 sindicados se concentraron en la comuna de Quinteros para levantar barricadas, las cuales pretendían cortar el tránsito y los accesos a las distintas divisiones de trabajo en el sector industrial.

En la oportunidad, la FTC señaló que la decisión del directorio de la gigante estatal y el Gobierno “no mide los efectos sociales que tiene en una comunidad que ha vivido en torno a esta industria en la bahía de Quintero y Puchuncaví (…) El inicio del cierre (de la Fundición Ventanas) no está sustentada ni justificada en algún informe técnico, científico o académico que demuestre la relación causa-efecto de la liberación de dióxido de azufre con la contaminación e intoxicaciones de las personas”.

Además, destacaron y apuntaron a una discriminación arbitraria, ya que, la decisión del cierre “no toca a ninguna de las otras empresas del Complejo Industrial y por lo tanto es una discriminación arbitraria contra los trabajadores y trabajadoras de la empresa pública”.

RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO

La tarde de ayer se difundió rápidamente la decisión que habían tomado los trabajadores movilizados de la FTC, donde se manifestaba que concluían el período de manifestaciones y que, por lo tanto, se retornaría con normalidad a las distintas funciones. Todo luego de una extensa reunión que manifestó la creación de una mesa de trabajo para abordar el futuro de la división y asegurar un convenio de transición justa para el proceso.

Las partes convinieron mantener el proceso de cierre de la fundición de Ventanas, pero aumentar la inversión en la refinería ubicada en el mismo complejo, “con proyectos como el desarrollo de un horno de tratamiento de scrap”, explicó el texto.

Al respecto, la ministra de Minería, Marcela Hernando, señaló en una conferencia de prensa que “nos interesa escuchar a los trabajadores respecto a lo que ellos piensan que debería acogerse en la Ley (…) Hoy día nosotros no les hemos presentado ninguna propuesta, por lo tanto, si ellos se refieren a que están en desacuerdo con respecto a los cambios que se quieren hacer, la verdad es que queremos conversar con ellos precisamente esos cambios, así que creo que esta es una conversación que está en absoluto desarrollo”.

Por otra parte, la ministra de la Secretaría General de Gobierno, Camila Vallejo, se manifestó conforme con la deposición del paro, señalando que “valoro y celebro el acuerdo alcanzado entre Codelco y las y los trabajadores. El diálogo siempre será el camino. Las comunidades no deben ser zonas de sacrificio”.

ZONA DE SACRIFICIO AMBIENTAL

La bahía de Quintero-Puchuncaví, ubicada en la región de Valparaíso, fue declarada en 1993 como “zona de sacrificio medioambiental”, una franja de playa de 8 kilómetros insalubre en la que se concentran 18 plantas que vierten a la atmósfera y al mar cantidades de contaminación que no son compatibles con la vida humana.

Según datos proporcionados desde el Gobierno de Chile, desde 2005 Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco) ha invertido cerca 156 millones de dólares para cumplir las distintas normativas medioambientales, dinero que no ha servido para frenar las emisiones de dióxido de azufre (SO2).

Finalmente, y sin ir más lejos, los cálculos estimados apuntan a que se necesitarían la exorbitante cifra de más de 1.150 millones de dólares adicionales para ajustarse a los estándares internacionales. Y aun así, no asegura que las personas que residen en las zonas aledañas puedan tener un ambiente libre de contaminación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
CodelcoFTC
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes