lee nuestro papel digital

Economía

Iansa asegura que condiciones para la contratación de hectáreas de remolacha son mejores esta temporada

Para el presente periodo, se espera finalizar la cosecha del cultivo con resultados de entre 105 a 108 toneladas de remolacha limpia, resultados que han impulsado la decisión de trabajar con este cultivo.


 Por Jorge Guzmán B.

azucarera, remolacha
La baja cantidad de mano de obra que requiere el cultivo, al tener procesos tecnificados en su totalidad, no ha generado problemas relacionados a este ítem.

Para esta temporada, las condiciones de contratación de hectáreas de remolacha tendrían metas entre 7.500 a 8.000 hectáreas de cosecha a nivel nacional, con un mejor panorama ambiental en materia hídrica y una disponibilidad de agroquímicos que le permiten al cultivo posicionarse como opción entre los agricultores de Biobío. 

Así lo aseguró el subgerente agrícola de Empresas Iansa zona sur, Robinson Sanhueza, quien explicó a diario La Tribuna que “estamos en pleno periodo de contratación, con un precio de 60 dólares por tonelada de remolacha limpia, muy similar a la misma fecha del año pasado. La contratación dura hasta agosto o septiembre, más o menos”.

El vocero de la empresa procesadora de remolacha dijo que “el precio con el que salimos en dólares es de un 20 por ciento más que el año pasado y en pesos es de cerca de un 45 por ciento más. Nos ha favorecido un dólar alto”. Agregó que “a su vez tenemos un seguro de tipo de cambio que permite tener un piso de 850 dólares y 950 pesos en dólares, lo que nos está dando un buen pie para la contratación, con buenas condiciones, muy competitivo con las alternativas que tienen los agricultores”.

IMPULSANDO EL CULTIVO

Respecto a las esperanzas para la presente temporada, Sanhueza comentó que “esperamos poder cumplir las metas, de unas 7.500 a 8.000 hectáreas de cosecha a nivel nacional”. Valoró también la disponibilidad de agroquímicos para la producción agrícola, ya que “una de las ventajas que tiene el cultivo es que estamos abastecidos 100 por ciento para nuestra siembra en el cultivo de la remolacha y a su vez a nuestros clientes remolacheros también los podemos abastecer con insumos para otros cultivos”.

A su juicio, “hicimos una compra oportuna de los fertilizantes para esta temporada, lo que nos ha favorecido y permitido asegurar la disponibilidad de los mismos para el 100 por ciento de la siembra de remolacha”.

Sobre los precios de estos insumos, Robinson Sanhueza destacó que “los mismos clientes nos han comentado que en comparación con otros proveedores los precios son competitivos y la ventaja de tener la disponibilidad asegura los insumos que requieren los agricultores en el tiempo oportuno”.

Además, informó que “a nivel nacional tenemos un 83 por ciento de la superficie bajo riego tecnificado y lo más probable es que ese porcentaje suba. Con las restricciones que ha habido, la gente está haciendo un uso más responsable del agua y privilegian cultivos bajo riego tecnificado”.

Las condiciones climáticas “están mucho más favorables que el año pasado, lo que ha tranquilizado a los agricultores. Gracias a las precipitaciones que han caído esta temporada ya estamos en un año relativamente normal”, explicó el encargado agrícola de Iansa.

Añadió que “la agricultura de contrato de la remolacha hoy es fundamental en general en la agricultura, ya que entrega seguridad de compra a precio conocido y con condiciones fijas, con lo inestable que ha estado la agricultura últimamente hoy da una tremenda ventaja”.

Otra de las variables positivas para el cultivo de la remolacha se da por la cantidad de mano de obra que necesita la remolacha, considerablemente menor al de otros de los que se dan en la zona. “La mano de obra necesaria en el cultivo de la remolacha es muy baja, no tiene la dificultad que tienen hoy los frutales. En el caso de la remolacha no es un problema, al ser un cultivo 100 por ciento tecnificado”, agregó Robinson Sanhueza.

PRODUCCIÓN SE MANTENDRÍA FIRME

Sobre el futuro de la remolacha, el gerente agrícola de Iansa indicó que “esta temporada las proyecciones de la cosecha están dentro de lo esperado, con alrededor de 105 a 108 toneladas de remolacha limpia hacia el término de la cosecha, que es un muy buen resultado. Además, estamos finalizando el periodo de contratación, y los rendimientos siempre ayudan en la decisión de siembra de la próxima temporada”.

Respecto al panorama político y su eventual incidencia en las condiciones del cultivo a futuro, Robinson Sanhueza consideró que “los cambios que se proponen de aprobarse el texto, no se van a ver de inmediato, independiente que las votaciones sean el cuatro de septiembre los cambios se verán con posterioridad. Hay varios puntos que generan incertidumbre, no solamente para el cultivo de la remolacha, sino que para la agricultura en general”, declaró el vocero de la empresa. Iansa ya había informado, en una revista publicada en junio de 2021, sobre las condiciones de contratación para esta temporada. Estas, según los datos establecen un precio base de 48,5 dólares por tonelada de remolacha limpia; un bono por distancia de 1 a 8 dólares por tonelada de remolacha limpia, según tramo a kilómetros hasta la planta de Chillán, desde los 20 kilómetros de distancia; y un seguro agrícola sin costo u otro subsidiado en un 50 por ciento. Además, incluye asistencia técnica personalizada a los agricultores.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
contratacion hectareas de remolachaIansaremolacha biobioremolacha chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes