lee nuestro papel digital

Desarrollo

Dirigentas de plantas pesqueras solicitaron garantizar estabilidad laboral de más de 2.000 trabajadores

La Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Industria Pesquera Región del Biobío (FESIP), pidieron al gobierno proteger todos y cada uno de los puestos de trabajo de quienes hoy viven de la industria pesquera.


 Por Cristian Salazar

300 trabajadores se reunen en dialogo de pesca demandando estabilidad laboral

En el marco de la discusión de una Nueva Ley de Pesca, la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Industria Pesquera Región del Biobío (FESIP), que representa a unas 2.000 personas de plantas de procesos ubicadas en Lota, Coronel, Talcahuano y Tomé, Región del Biobío, pidieron al gobierno proteger todos y cada uno de los puestos de trabajo de quienes hoy viven de la industria pesquera.

En el encuentro realizado en Pesquera Camanchaca, planta Tomé, la Directora Zonal de Pesca, Lilian Troncoso, planteó la necesidad de redactar una Nueva Ley para el sector. “Si bien en este escenario, los trabajadores sienten incertidumbre, como autoridad estamos escuchando a las bases para recoger sus inquietudes. En este encuentro nos han solicitado mantener todos los puestos de trabajo y nuestro espíritu es que el manejo de los recursos sea justo y equitativo. Si bien tenemos diferencias estamos escuchando a todas las partes”, dijo la autoridad. Elena Fuentes, vicepresidenta de la FESIP señaló ante unos 300 trabajadores, que la actual ley ha ordenado el sector y “como trabajadores nos ha dado estabilidad, buenos sueldos y otras mejoras que queremos mantener para nuestras familias. Por eso, hablar de una nueva ley nos genera incertidumbre laboral”.

Juana Silva, presidenta de FESIP, añadió que “así como lo ha dicho el gobierno también queremos una ley justa y transparente, y la actual ley nos da esa garantía hasta el 2032, en muchos casos se han firmado contratos laborales indefinidos, pero cuando nos dicen vamos a hacer una nueva ley, nos da incertidumbre por todo lo que hemos vivido. En este contexto, solicitamos:

a) Mantener el fraccionamiento o distribución que ha hecho la ley de los recursos pesqueros.

b) No licitar los recursos.

c) Mantener el trabajo de los Comités Científico y Técnico.

d) Sumar a los comités de Planes de Manejo a los trabajadores pesqueros”.

En el caso más extremo y ante una eventual anulación de la Ley, las dirigentes solicitaron a la autoridad poner en marcha un programa especial de egreso para los miles de trabajadores que podrían perder su empleo y que considera planes de jubilación, fondos de emprendimientos, capacitación, bonos de estudios, mesas de trabajo, protección a personas con enfermedades labores, entre otros aspectos. Este programa fue entregado a la autoridad para su análisis, al que también asistió el jefe de gabinete de la diputada, presidenta de la Comisión de Pesca María Candelaria Acevedo.

FESIP

Creada en 1986 está compuesta por 8 sindicatos de 9 plantas pesqueras del borde costero del Biobío. El 60% son trabajadoras mujeres y la tasa de sindicalización, según cifras OCDE, es de 70%, superior al promedio de nuestro país. El promedio de antigüedad de los trabajadores en la industria es de 20 años.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
dirigentesley de pescaplantas pesqueras
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes