lee nuestro papel digital

Desarrollo

Advierten que calidad de conectividad ha empeorado en zonas rurales de Biobío

La oferta de servicios que proviene tanto del sector público como del privado no hacen distinción de dónde residan los beneficiarios, pero sí existe una brecha digital.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 1 1507
Los problemas que ha experimentado la provincia han afectado negativamente en la calidad de vida de muchos habitantes del sector rural, sea cual sea el tipo de conjunto habitacional.

El presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío (Socabio), José Miguel Stegmeier, afirmó que la conectividad de redes ha empeorado durante el último tiempo en zonas rurales, lo que ha empeorado la calidad de vida de las personas de estos sectores, que cada día dependen más de internet para realizar tareas diarias.

Al ser consultado sobre la materia, el dirigente dijo a diario La Tribuna que “en prácticamente todo el sector rural tenemos un agudo retroceso en cuanto a la conectividad”. Lo anterior afecta “particularmente la señal de las diferentes compañías de telefonía móvil, está mucho peor que antes, incluso en algunas áreas sencillamente no hay señal”.

Según Stegmeier, esto sucede “en circunstancias de que hace no tanto tiempo sí tenían cobertura”. La situación descrita por el vocero de Socabio fue descrita por él mismo como algo “bastante problemático, ya que emitir documentos electrónicos o sostener reuniones remotas, se hace muy complejo. Es más, durante la pandemia muchos niños y jóvenes de sectores rurales no pudieron participar de clases a distancia”.

El vocero del órgano gremial regional lamentó “todos los contratiempos que para ellos esto significó”, refiriéndose a los jóvenes de sectores rurales que vieron dificultado su proceso formativo, debido a la baja conectividad de la zona.

DIFERENCIAS ENTRE SECTOR RURAL Y URBANO

“Otro servicio que ha disminuido en el campo, es el de la locomoción colectiva. Muchas zonas hoy no cuentan con buses y otras tienen recorridos bastante disminuidos”, contó José Miguel Stegmeier.

Según el dirigente que encabeza el directorio de Socabio, “en parte esto se explica por el sostenido aumento del parque vehicular, es decir, autos o camionetas adquiridas por particulares, pero por otro lado no todos tienen acceso a ellos. Especialmente en el caso de nuestra provincia, esta situación es más que evidente y representa un impacto negativo en la calidad de vida de muchos habitantes del sector rural, sean campos o villas y pueblos”.

También la seremi (s) de Educación de la región del Biobío, Milka Leva Quintana, había abordado el problema de la conectividad para algunos de los alumnos de sectores rurales para poder llegar a los establecimientos donde se imparten sus clases.

La autoridad subrogante de Educación informó a diario La Tribuna que “en conversaciones con el Ministerio de Transporte hemos hecho contactos para el transporte rural, donde es el Ministerio de Transportes el que pone recursos para llegar a aquellas escuelas que están más alejadas de la zona urbana”.

Leva Quintana adelantó en la ocasión que “en la región ya se están llevando a cabo proyectos de transporte rural y se está conversando con la Seremi respectiva para aumentarlo donde sea necesario”.

Asimismo, el seremi subrogante de Desarrollo Social y director regional del Instituto Nacional de la Juventud de Biobío, Gustavo Apablaza, había abordado los problemas que implicaba la vida en sectores rurales. Si bien “el acceso a diversas prestaciones que entregan tanto el sector público y el sector privado no distingue dónde estén las personas, (…) quizá hay una brecha digital, estés en el sector rural o urbano”.

ALGUNOS AVANCES EN ZONAS ALEJADAS

En este contexto, Gustavo Apablaza manifestó que “de hecho, incluso hay beneficios específicos para personas de sectores rurales, pero el acceso de la conectividad y el hecho de que los trámites hoy se hacen en forma digital a través de conexión a internet o en forma presencial sí genera una cierta diferencia entre ambos sectores”. Indicó que “obviamente una persona que viva en un sector rural de Alto Biobío, por ejemplo, tiene muchas más dificultades para acceder en forma digital o presencial”.

La experiencia de un dirigente vecinal, William Mellado, presidente y fundador del Comité de Pavimentación Ruta Q-15 Pedregal, es que el aumento en la cobertura de redes de sectores rurales “ha cambiado como era la vida en el campo para bien. Tenemos electricidad, agua potable, familias productoras de hortalizas que son capaces de abastecer el mercado de Los Ángeles, Laja, Yungay, Yumbel, Huépil, Monteáguila, Nacimiento y Renaico”. El estudio Brecha en el Uso de Internet 2020, llevado a cabo por la fundación País Digital, arrojó que el 24,2 por ciento de la región del Biobío no cuenta con acceso a internet. La problemática también fue analizada por la Encuesta de Conectividad 2020, realizada por el Consejo Urbano de Los Ángeles, quienes detallaron que del 100 por ciento de los cibernautas de la comuna, tan solo un 26 por ciento accede desde zonas rurales.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
conectividad zonas ruralesconectividad zonas rurales biobioconectividad zonas rurales chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes