suscríbete al boletín diario

Desarrollo

Fundación Huella Local apunta a una mejor gestión de los recursos regionales para impulsar el desarrollo local con un foco descentralizador

Al mes de junio, Biobío llevaba una ejecución presupuestaria deficiente, con tan solo un 18,1% de sus recursos utilizados, versus un promedio nacional de 39%.


 Por Jorge Guzmán B.

foto nota hoy
Huella local está analizando, entre otras cosas, los fondos locales y su uso en las distintos gobiernos regionales, para reasignar aquellos que no estén siendo ocupados eficientemente a otros municipios.

El coordinador de la zona sur de la Fundación Huella Local, Boris Muñoz explicó cómo trabajan con los municipios y las empresas del sector privado, para impulsar el desarrollo de los municipios, a través de un uso eficiente de los recursos destinados a los presupuestos para las distintas regiones del país.  

Boris Muñoz, coordinador de la zona sur de la Fundación Huella Local, que se enfoca en la solución de problemas de desarrollo regional, a través de la generación de gobiernos locales fuertes y autónomos, dijo en entrevista con Radio San Cristóbal, que “al día de hoy se están centrando en la coordinación con los nuevos gobernadores regionales”.  

Lo anterior debido a que la fundación pone su foco en “generar una asociación público privada entre las empresas que están en los territorios, los gobiernos locales y con mayor ímpetu aún con los gobiernos regionales”, dijo el coordinador de la zona sur de la Fundación Huella Local. 

Muñoz explicó que evalúan “la ejecución de los cerca de 90 mil millones de pesos de los que disponen los gobiernos regionales y cómo se están ocupando”. 

Lo anterior significa que están analizando que los fondos se utilicen y ejecuten. “Esto porque cuando se ve una ejecución ineficiente de los recursos, estos se le suplementan a otros Gobiernos Regionales con mejores índices”, dijo Boris Muñoz. 

Por ejemplo, al mes de junio, la región de Ñuble llevaba “solo un 18,7% de ejecución presupuestaría”. En el caso de Biobío, a julio, llevaba “tan solo un 18,1% de ejecución presupuestaria”. El nivel nacional promedio es de un 39%, lo que pone a Biobío en un escenario de “ejecución presupuestaria muy deficiente”, declaró el coordinador zonal de Huella Local. 

UN PELIGRO LATENTE

Esta situación se podría explicar por el desfase generado por el retraso en las elecciones de los alcaldes, según Muñoz. “Lamentablemente en Biobío tenemos más de 130 proyectos que están aprobados incluso por el Consejo Regional, pero que no se han suscrito”. 

Lo anterior significa que cosas como “las pavimentaciones o los comités de agua potable están conformados, pero no pueden avanzar porque no se han firmado los convenios”. 

El peligro de lo anterior para el vocero de Huella Local, es que “este juego de poder entre el Gobierno y los gobiernos regionales podría afectar el resultado de estos proyectos, que van en beneficio de todos nosotros”.  

UN CAMBIO DE MENTALIDAD

Boris Muñoz hizo un mea culpa en la entrevista, diciendo que “tenemos que reconocer que tenemos una visión bien centralista, tenemos todo concentrado en las capitales regionales, o en las capitales provinciales y desde regiones estamos siempre esperando la respuesta desde el nivel central”. 

Sin embargo, es precisamente este paradigma el que se propone cambiar a través de Fundación Huella Local y su tarea. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
boris muñozdesarrollo municipaldescentralizaciondescentralizacion biobiofundacion huella localhuella local

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes