suscríbete al boletín diario

Ambiental

Posiciones encontradas generó decisión de no incluir a Biobío en decreto de emergencia agrícola por déficit hídrico

Diputados Norambuena y Pérez criticaron la medida, mientras que la Seremi de Agricultura apoyó lo resuelto por el gobierno.


 Por Jorge Guzmán B.

Nota emergencia agua
El decreto destinaría más de ocho mil millones de pesos para sortear la crisis hídrica a las regiones seleccionadas para esta ayuda.

Versiones dispares generó el Decreto de Emergencia Agrícola entre voceros del gobierno y representantes de la región. La medida considera la implementación de un fondo de emergencia por un total de $8 mil millones, que serán complementados con recursos de los gobiernos regionales.

Mediante el Decreto de Emergencia Agrícola se incorpora a las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y El Maule, que se suman a la región de Los Lagos, que fue declarada en esta condición en abril pasado, con un total de 146 comunas en todo Chile.

El diputado Iván Norambuena dijo que “le hemos pedido al gobierno que, a través del Ministerio de Agricultura, reconsidere el Decreto de Emergencia Agrícola que está dictando, producto de la escasez hídrica”. Según explicó la autoridad, las provincias de Biobío, Concepción y Arauco “viven situaciones muy difíciles por la escasez hídrica”.

Producto de lo anterior, hizo un llamado al ministerio a reconsiderar “la medida tomada de manera discriminatoria a nuestro entender, sin considerar a la región de Biobío, que tiene que estar en ese Decreto de Emergencia Agrícola”.  

Por su parte, la diputada por el distrito 21, Joanna Pérez, también se refirió al hecho. En sus declaraciones, dijo que lamentaba “la medida centralista en materia de emergencia y de escasez hídrica que ha decretado el gobierno”.

Según la parlamentaria, el gobierno estaría “invisibilizando problemáticas de nuestra región del Biobío”, donde muchas personas “no lo están pasando bien” a raíz de la falta de agua y recursos para enfrentar la sequía.

LA VISIÓN OFICIALISTA

El seremi de Agricultura, Francisco Lagos, dijo que a pesar de que en la región del Biobío se observa una situación de déficit hídrico, “se puede indicar que actualmente la condición de la vegetación es la adecuada y la agricultura se desarrolla de manera normal”. Sin embargo, hizo hincapié en que “es necesario mantener este monitoreo durante los meses venideros”.

Respecto a las acciones que han tomado como autoridad agrícola frente a este cambio estructural de aumento de temperaturas, menores precipitaciones y menor acumulación de nieve, dijo que el Ministerio de Agricultura está trabajando, a través de sus distintos organismos, para hacer frente a este problema por medio de programas para hacer más eficiente el uso del agua en la agricultura.

Entre dichos organismos se encuentran el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), la Comisión Nacional de Riego (CNR) y el Instituto de Investigación Agropecuaria (INIA).

CRÍTICAS A LA FALTA DE AYUDA

El gerente de la Asociación de Canalistas del Laja, Héctor Sanhueza, indicó que “con las precipitaciones que ha habido, no hay seguridad de riego”. Por lo mismo, también opinó que “hubiese sido positivo que las autoridades generaran emergencia al momento de tomar las decisiones de siembra”. De hecho, esta emergencia afectaría “especialmente a los pequeños agricultores, ya que es difícil financiar la infraestructura de riego”. La única esperanza que alberga Sanhueza es que “la naturaleza solucione este problema, hoy o más adelante”.  

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
agricultura biobiodeficit hidricoemergencia agricolaemergencia agricola biobio

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes