suscríbete al boletín diario

Ambiental

Junta de Vigilancia del Biobío define estrategia para enfrentar escasez hídrica

Dentro de los principales lineamientos de la organización está el trabajar en conjunto con las organizaciones y comunidades que puedan afectar o verse afectadas por la sequía.


 Por Jorge Guzmán

foto nota junta de vigilancia rio biobio (1) (1)
Dentro de los principales acuerdos entre los dirigentes están el potenciar el uso y consumo responsable en todos los sectores.

La Junta de Vigilancia del río Biobío, se reunió para elaborar el plan estratégico de desarrollo para los próximos años. La instancia estará liderada en su elaboración, por un equipo de profesionales financiados por el Programa de Apoyo a la Formación de la Junta de Vigilancia, financiada por la Comisión Nacional de Riego, que tiene como objetivo dar los lineamientos que guiarán el quehacer del directorio durante los próximos años.

El presidente de la Asociación de Canalistas Biobío-Negrete, Juan Vallejos, remarcó la importancia de la formación de la junta y el planteamiento de su objetivo en cuanto a “generar información de calidad, así como ciertos acuerdos para la gestión de las aguas debieran ser parte de los lineamientos en los que tendremos que trabajar en los próximos años”.

En lo formal, la Junta de Vigilancia del río Biobío tendrá que constituir una Junta General. Mientras esta se define “se ha tenido que conformar un directorio provisorio”. Además, la organización ha avanzado en un plan estratégico “para establecer los lineamientos generales en el corto y mediano plazo”, agregó Héctor Sanhueza, gerente general de la    Asociación de Canalistas del Laja.

Dichos lineamientos son “establecer una consolidación de la junta, dado que es nueva; validarla tanto social como internamente, es decir, que los potenciales usuarios tengan un compromiso con la junta”.

Posteriormente, el gerente de Canalistas del Laja dice que se planea establecer “líneas de acción más definitivas en todo lo que es el manejo y el uso de la información disponible para una gestión más eficiente, capacitar a los usuarios en el uso de recursos hídricos, generar lazos de cooperación con organismos preocupados de la materia, tanto nacionales como internacionales y tanto públicos como privados”.

Respecto al segundo acuerdo, Juan Vallejos dijo que este “se enfoca en la operación del embalse Ralco con la empresa ENEL, que es parte del directorio y esperamos que tengamos un acuerdo con ellos para ahorrar agua durante este invierno.

Lo anterior, según Juan Vallejos, permitiría “disponer de un mejor caudal para todos los usos que hay en la cuenca durante el próximo verano”. 

LA ESTRATEGIA DE LA JUNTA

De acuerdo a lo señalado por la segunda vicepresidenta de la Junta de Vigilancia del río Biobío, Alejandra Álvarez, “esta junta se centra en hacer un uso más eficiente del recurso hídrico”. Y según la vocera, si este objetivo se cumple, esto “se traduciría en una mayor disponibilidad del recurso hídrico”, lo que permitiría mejorar la disponibilidad para “todos los sectores, ya sean productivos, energéticos o consumidores”.

El gerente regional de Essbio, Peter Schmoll, agregó que esta junta trabajará “en nueve sistemas, que incorporan a más de 300 mil familias. Cerca de un millón de personas que hacen uso del recurso hídrico para sus actividades esenciales”. El rol de la junta será, por lo tanto, trabajar de manera “unida para preservar y generar disponibilidad de agua”.

RESPONSABILIDAD DE TODOS

Alejandra Álvarez, segunda vicepresidenta de la Junta de Vigilancia del río Biobío, dijo que “es importante educar a la ciudadanía sobre el uso responsable del agua, especialmente en el panorama de sequía, que no notan mucho aún”. Según Álvarez, muchas personas verían este fenómeno como algo muy lejano, “pero ya está aquí”.

Otra consideración, según Álvarez, es la comunicación “con todas las organizaciones civiles, municipales y públicas” respecto a la información sobre el uso eficiente del recurso hídrico. En especial en lo que respecta a “uso y consumo responsable de agua”.

El otro foco de esta agrupación será la toma de decisiones alrededor de estos puntos. “Ahí tendremos conversaciones, como organización, con todos los miembros de las organizaciones que se vean afectadas por esta junta, así como con la comunidad”. Álvarez comenta que el foco hoy en día es mostrar eso: “comunicarse con el público y abrir la información a todo el mundo.

El presidente de la Asociación de Canalistas de Biobío-Negrete remarcó también la relevancia de esta instancia, que “junta a actores muy distintos: producción, energía, agua potable, industriales y riego”. Consideran que “el rol de la junta de vigilancia es positivo y potente para la sociedad”.

Pero por sobre todo, el entrevistado remarcó que este trabajo permitiría ayudar a “trabajar por objetivos conjuntos entre los distintos sectores productivos y la población”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
escacez hídricalluvia biobiolluvia los angelesriego agricolasequiasequia biobio

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes