suscríbete al boletín diario

Desarrollo

Fuerte San Diego en Tucapel es entregado en concesión por 10 años

Se espera que el histórico lugar se convierta en uno de los principales puntos de interés turístico en la provincia de Biobío.


 Por Juan Villalobos

mh_00096_2017_tf_009

La comuna de Tucapel recibió la concesión de uso gratuito por 10 años del inmueble fiscal “Fuerte San Diego”. En una ceremonia que contó con la presencia del alcalde (s) Francisco Dueñas, la seremi de Bienes Nacionales, Victoria Pincheira, y representantes de la comunidad.

Este beneficio comprende una superficie total asignada de 34.700 m2 y permitirá postular a fondos públicos con el objetivo de intervenir la infraestructura y dotar al espacio de áreas verdes, iluminación y placas conmemorativas, entre otros elementos.

El alcalde (s) Francisco Dueñas calificó el hito como una gran noticia para la comuna, pues es la culminación de un largo y arduo trabajo orientado a rescatar el patrimonio histórico y cultural del fuerte. “Con este documento tenemos los cimientos jurídicos para iniciar las inversiones destinadas a contar con una infraestructura que esté a la altura de lo que es la historia de Tucapel”, explicó.

La seremi Victoria Pincheira, por su parte, manifestó su alegría por la materialización de este hito. “Ahora resta postular a los fondos respectivos para poner a disposición de la comunidad parte de su historia y cultura”, comentó.

VIAJE EN EL TIEMPO

Según información disponible en el sitio web del Consejo de Monumentos Nacionales, la fortificación que originalmente llevó el nombre de Tucapel fue emplazada donde actualmente se encuentra la ciudad de Cañete, pero fue trasladada a la zona precordillerana de la provincia de Biobío en el año 1724 por decisión del gobernador Gabriel Cano de Aponte, en virtud de los acuerdos del Parlamento General de 1724.

Fue situado en la ribera del río Laja, a 18 leguas del Biobío y a 12 de Antuco. En sus inmediaciones se fundó el pueblo de Tucapel.

El lugar fue declarado Monumento Histórico en el año 1972. Una prospección arqueológica realizada en el lugar poco antes de 1978 por un grupo de especialistas de la Universidad de Chile confirmó que la planta de la fortificación tenía 173,2 metros por lado.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes