lee nuestro papel digital

Cultura

Espacios culturales terminaron ciclo formativo con talleres de producción

El programa Incubadora Corredor Biobío buscó en su primera etapa el fortalecimiento de la gestión cultural, contemplando las particularidades propias de los ambientes culturales de cada comuna, focalizada y asumiendo a esta red como espacios de cooperación y colaboración en pos del ejercicio pleno de los derechos de una ciudadanía y la diversidad cultural.


 Por Jorge Guzmán B.

cursos 2 (3)

Con los talleres de iluminación y sonido para técnicos de distintos centros culturales de la Región del Biobío, se cerró hace pocos días, la primera etapa formativa del Proyecto Incubadora Corredor Biobío, en la que se apuntó a fomentar la colaboración y fortalecimiento de la participación cultural de la ciudadanía, capacitando a los espacios en temáticas de gestión cultural como parte del  Proyecto Estratégico Regional, que incluyó a las comunas de Santa Juana, Cabrero, Talcahuano, Lota, Curanilahue, Laja, Alto Biobío y Quilaco.

Al respecto, la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio del Biobío, Orly Pradena Chávez, hizo hincapié en la importancia de seguir creando múltiples productos culturales. “Creemos importante la apertura instancias de formación y capacitación en gestión cultural a encargados y encargadas de espacios, con el objetivo de potenciar los proyectos comunales y territoriales; fomentar la circulación y la visibilización de estos ocho nuevos espacios e infraestructuras culturales, con los cuales hemos estado trabajando en Proyecto Incubadora, con miras a integrar la red y trabajo metodológico que ha logrado implementar Corredor Biobío”, concluyó.

En ese sentido, se ha apuntado a crear productos con identidad territorial, lo que les ha permitido una circulación y programación de decenas de obras teatrales, de danza y música durante los últimos meses, dando vida a esta nueva red de núcleos culturales. Para  la líder del programa “Hito más comunidad”, Alina Muñoz Rojas, “finalizar el ciclo formativo con los equipos técnicos de los espacios de Corredor e Incubadora, nos permite contribuir de manera directa a la democratización de la cultura, sobre todo hacia zonas más aisladas. Estas acciones se relacionan directamente con el trabajo que desarrollamos desde vinculación con el medio en la Universidad San Sebastián. Estamos felices de poder ser parte de este proyecto y contribuir al desarrollo de la Región del BioBío”.

Áreas preparadas

El productor técnico regional, Pablo Esparza, quien de forma autodidacta ha recorrido todas las aristas de su oficio, ha podido entender desde la práctica la importancia del trabajo del técnico. “Existe mucha gente que se desempeña y que se ha ido formando con la experiencia, por eso a veces falta una buena sistematización para establecer términos generales que nos sirvan a todos para sentar una línea de base sobre la cual realizar un trabajo uniforme”, enfatizó.

Desde su experiencia, quiso compartir con los asistentes sobre la importancia del trabajo bien planificado, entregando estructuras y lineamientos que les permitieron comprender los grandes ejes del trabajo técnico. Por su parte, el diseñador y operador de iluminación, Cristian San Martín, entregó conocimientos de luminotecnia. “Se nota un desarrollo previo, una intención de perfeccionarse en algunas temáticas. El feedback fue super bueno, es mucho más una conversación, y a partir de eso quedó mucho paño para implementar una segunda jornada, quizás intensiva y práctica”, dijo.

Para el encargado de cultura de la comuna de Laja, Felipe Contreras, “en términos de valorar los conocimientos y herramientas, una de las fundamentales fue el hecho de poder participar del diplomado en gestión cultural que nos hizo vincularnos con distintos encargados de la región; con esto pudimos comprender y atender la realidad de cada una de las comunas y sus distintas geografías, lo que fue bastante amplio casi de la teoría a la práctica inmediatamente. Valoro bastante toda esta propuesta de la seremi de las Culturas, que nos permite  llevar estos conocimientos a la práctica y mejorar nuestros espacios”.

Cabe destacar que este primer ciclo formativo para espacios culturales también entregó conocimientos en “Uso de redes sociales en la gestión cultural”, “Caracterización de públicos”, “Propiedad Intelectual y Derecho de Autor”, “Identidad Territorial”, “Gestión Cultural”, además de esta última parte sobre “Actualización en herramientas técnicas: sonido, iluminación y streaming”.

Toda la información sobre las actividades y presentaciones de Corredor Biobío e Incubadora Corredor Biobío, puedes revisarlas en sus redes sociales de Instagram y Facebook bajo el nombre de CorredorBiobío.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
ciclo formativo espacios culturalesministerio de culturaministerio de cultura artes y patrimonioSeremi de Culturaseremi de cultura artes y patrimonio biobio
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes