suscríbete al boletín diario

Bienestar

Con estos 6 ejercicios podrás tener unas piernas más estilizadas

Les vamos a revelar el secreto para tener unas piernas bonitas utilizando tan solo el peso de tu propio cuerpo, nada de dietas, ni de pesas, ni de máquinas de ejercicios.


 Por La Tribuna

17-04-2016_19-28-27211

¿Qué difícil es conseguir unos muslos perfectos, verdad? Seguramente lo llevas intentando mucho tiempo, con dietas, gimnasio y todo tipo de torturas con poco o ningún resultado. ¿Qué no haríamos por tener unos muslos tonificados y atractivos como los de las bailarinas? Casi cualquier cosa, supongo.

Pues bien, en realidad no es tan complicado como pudiera parecer, tan solo es preciso ejercitar las piernas con movimientos muy específicos, un poco de paciencia y sobre todo constancia. Hoy les vamos a revelar el secreto para tener unas piernas bonitas utilizando tan solo el peso de tu propio cuerpo, nada de dietas, ni de pesas, ni de máquinas de ejercicios.

Vamos a ver cuál es esa rutina milagrosa para tonificar, estilizar y rebajar muslos.

 

ELEVACIÓN DE PIERNA HACIA DELANTE

Este movimiento es una variación de un ejercicio clásico de ballet. Tonifica los cuádriceps (parte delantera superior de la pierna) y los abductores, fortaleciendo una de los grupos musculares más débiles de casi cualquier mujer. Con este ejercicio tonificas y al mismo tiempo consigues una pierna más alargada, femenina y estilizada, no una pierna musculosa y masculina.

Posición de partida: Colócate con la espalda contra una barra de ballet, una silla, el mueble de la cocina, lo que desees, ya que básicamente lo que buscamos es un punto de equilibrio.

Movimiento: Extiende una pierna y súbela y bájala manteniendo los dedos estirados hacia adelante. Flexiona y relaja un momento la pierna y a continuación haz 20 repeticiones más con la misma pierna. Después repite el ejercicio con la otra pierna.

 

ELEVACIÓN DE PIERNA HACIA ATRÁS

Este ejercicio se basa en el mismo principio que el anterior, pero trabaja los glúteos y los muslos por detrás. Durante el ejercicio notarás como se produce una contracción en la totalidad de la pierna por detrás, del glúteo al tobillo.

Posición de partida: Sujétate suavemente a un punto de equilibrio.

Movimiento: Dobla la rodilla izquierda ligeramente y eleva la pierna derecha 20 veces, con los dedos de los pies estirados. Descansa un momento y repite otras 20 veces. Después cambia de lado y repite con la otra pierna.

 

PRIMERA POSICIÓN DE BALLET

El plié es sin duda la posición de ballet más famosa y por una buena razón: se trata de un ejercicio fantástico para trabajar toda la pierna, cuádriceps, glúteos, entre otros.

Posición de inicio: Dobla las rodillas con los talones levantados y tocándose, rodillas abiertas formando un diamante entre los talones y la pelvis.

Movimiento: Nos moveremos arriba y abajo solo unos centímetros, sin bajar el trasero a la altura de las rodillas nunca. Lo hacemos 20 veces, descansamos un momento y volvemos a repetir el ejercicio.

Nota: Aquellos con problemas en los tobillos pueden saltarse la primera posición y pasar directamente a la segunda.

 

SEGUNDA POSICIÓN DE BALLET

Esta variación del plié es muy efectiva para trabajar la totalidad de la pierna. Asegúrate de que subes bien los talones durante todo el ejercicio para conseguir el máximo resultado.

Posición de partida: Con los talones hacia afuera y de puntillas, de cara a la barra o a un punto de equilibrio. Los talones deben estar levantados todo el tiempo y deberíamos sentir el esfuerzo en los músculos de las piernas si estamos bien situados.

Movimiento: Mantén la posición durante sesenta segundos; o sube y baja el cuerpo unos 3-4 cm varias veces sin bajar el trasero por debajo de las rodillas, lo repetiremos 20 veces, descansamos un rato y luego repetimos todo el ejercicio.

 

POSE DE BAILARINA

Otro magnífico movimiento para tonificar y estirar la parte posterior de los muslos.

Posición de partida: Mantén los brazos levantados enfrente tuyo, una rodilla ligeramente doblada y la otra pierna detrás tuyo en un ángulo de 90 grados.

Movimiento: Con los dedos de los pies estirados, baja la pierna de manera que el dedo gordo toque el suelo, luego regresa al ángulo de 90 grados. Repite 20 veces. Descansa un momento y repite otras 20 veces, con el pie flexionado. Cuando acabes repite todo con la otra pierna.

POSICIÓN DEL CORREDOR

Después de contraer los músculos con los ejercicios anteriores, es importante que realices estiramientos de todos los grupos musculares implicados. La posición de la imagen estira la parte de atrás de la pierna y muslos y es una manera perfecta de terminar un ejercicio intenso.

Estiramiento: Con la pierna derecha en un ángulo de 90 grados y el pie derecho firmemente plantado, extender la pierna izquierda delante tuyo asegurándonos que el talón izquierdo está en el aire. Los brazos doblados en posición de rezo y oración. Repetimos con la pierna contraria.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes