lee nuestro papel digital

Agroforestal

Falta de materias primas e infraestructura de secado han disminuido disponibilidad de pellet

El combustible es uno de los más baratos del mercado, además de ser renovable. A pesar de esto, actualmente no existe una ley que reconozca la biomasa como un combustible, para acelerar inversiones en la industria.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 1 1207
Algunos proveedores, además de las condiciones del mercado, indican que el conflicto de la Macrozona Sur explica la afectación del abastecimiento de madera serrada.

El gerente de la Asociación Chilena de Biomasa (Achbiom), Antonio Minte, explicó que la disminución de la materia prima disponible para producir pellets en Chile ha llevado a que este combustible escasee, por la contracción del mercado de los aserraderos debido a los efectos de la pandemia y a la violencia en la Macrozona Sur.

El vocero del gremio de la biomasa dijo a diario La Tribuna que “en esta oportunidad hemos identificado una razón que explica tres factores principales: la falta de materia prima para la industria del pellet”.

Lo anterior significa que “el aserrín y la viruta seca, principal materia prima del pellet se ha visto disminuida. Estos insumos están relacionados a la industria de la madera, principalmente del aserrío”, explicó Minte.

El gerente de Achbiom explicó que “la industria del aserrío ha experimentado una gran contracción de mercados. Chile exporta a Estados Unidos, que está con una gran contracción en su mercado y a nivel nacional también hay una contracción, principalmente por la reducción de la construcción en madera, que ha hecho que aserraderos que alimentan la industria del pellet bajen de dos turnos a uno. Algunos proveedores, además del mercado, explican que el abastecimiento de madera se ha visto afectado por la problemática de la Araucanía”.

BAJA DISPONIBILIDAD DE INSUMOS

El dirigente explicó que “la baja en la producción de los bosques de la Araucanía y Biobío debido al conflicto incide en la producción de madera serrada, que deriva en producción de aserrín y viruta para el pellet. Otros años no se había visualizado el uso de biomasa para la generación eléctrica, que se ha visto disminuida en sus fuentes fósiles, lo que ha requerido una mayor incorporación de energías renovables, dentro de las cuales la biomasa es la única que funciona 24/7, sin depender del viento ni del sol”.

Puntualizó que “ese déficit de generación eléctrica por carbón ha llevado a que suban los precios de la electricidad y ha hecho viable que funcionen las plantas de biomasa, que hoy están produciendo a capacidad completa, consumiendo parte de la biomasa que era parte de la industria del pellet. Hoy estamos viviendo una escasez de materia prima, no de capacidad de producción, como ocurrió el 2020, donde hubo inversiones, se levantaron nuevas plantas y que se vio el año 2021”.

Minte declaró que “hoy lo que falta es la materia prima, no sabemos si volverá a pasar el próximo año, pero cómo nos preparamos si pasa es muy importante. De hecho esto ha pasado en otros países. Cuando sucede, es un aviso de que la industria puede hacer otro tipo de inversiones, por ejemplo, incorporar mayor tecnología de secado. Hoy tenemos capacidad instalada que podría secar biomasa húmeda de la industria de la madera”.

Acto seguido, subrayó que también “se podría producir biomasa desde el árbol, que también es tecnología que se ha incorporado en otras plantas y esas soluciones debiéramos incorporarlas el próximo año en mayor medida. Algunos productores ya han manifestado esto, en especial a través de la inversión en nuevos secadores, porque hoy hay biomasa húmeda en el mercado, pero esa biomasa húmeda no se puede peletizar como está, hay que secarla”.

El vocero del gremio agregó que “hemos hecho intentos de secar esta biomasa en alguna industria que no es óptima para la industria del pellet, para así incrementar hoy el volumen que tenemos de producción de pellet”.

NECESIDAD DE ASEGURAR EL SUMINISTRO

Minte indicó que “el mundo viene en una situación económica y política, producto de la pandemia, donde uno podría esperarse una respuesta así del mercado; pero el mercado de la madera venía en un crecimiento bastante fuerte y comenzó a caer abruptamente. En el futuro cercano estaríamos incorporando tecnología de secado para la producción de los próximos años, tres industrias están con tecnologías de secado y con proyectos de ampliación”, adelantó. El gerente de Achbiom agregó que “nuevos socios vienen con tecnología de secado e incrementarán su capacidad de secado, es algo que está sucediendo ahora. Sin embargo, no todos ellos alcanzan a producir para el problema que estamos pasando hoy. Estas son soluciones que van a asegurar que el mercado del 2023 no falle. Esperamos que con estas nuevas incorporaciones de tecnología demos la confianza que tenemos que dar al público que está eligiendo nuestro producto”. Finalizó señalando que “estamos hablando del combustible más barato del mercado, no solo uno renovable, por eso está siendo elegido por las personas que han decidido cambiarse de la leña por ser un combustible económico, y a pesar de eso no existe una ley que reconoce la biomasa como un combustible y que permita acelerar estas inversiones y evitar vivir lo que estamos viviendo hoy”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
escasez de pelletPelletpellets chileproduccion de pelletproduccion de pellet chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes