lee nuestro papel digital

Tiempo libre

Guía completa para elegir tu cocina ideal

Toma lápiz y papel, porque vamos a repasar los modelos de lavaplatos y mandos para cocina más convenientes para tu hogar.


 Por Prensa La Tribuna

FACH7280 - FOTO2

La cocina es de los lugares más transitados del hogar y entre la mesada, el piso y los muebles, los lavaplatos suelen pasar desapercibidos. Pero son mucho más fundamentales de lo que creemos y elegir el correcto es sumamente importante, para garantizar comodidad y durabilidad. 

Si evaluamos la opción de colocar lavaplatos empotrados en nuestro hogar es necesario repasar sus características, ventajas e inconvenientes, para tomar la decisión correcta y elegir el modelo que mejor se adapte a nuestro estilo de vida. 

En el mercado actual hay gran variedad de oferta de lavaplatos empotrados que varían según el tamaño, el material, el diseño y el estilo.

Toma lápiz y papel, porque vamos a repasar los modelos de lavaplatos y mandos para cocina más convenientes para tu hogar.

Lavaplatos dobles: un camino de ida

Principalmente debemos definir si preferimos colocar una bacha simple o doble. Esto dependerá del tamaño de la mesada con que se cuente, y del uso que le vaya a dar. Los lavaplatos doble empotrado garantizan un uso más confortable, al permitirnos utilizar un lado para lavar y el otro para escurrir la vajilla.

En cuanto al material utilizado en lavaplatos empotrable, la mejor opción es el acero inoxidable, ya que es resistente a las rayas, de fácil limpieza y mantenimiento, y como su nombre lo indica, no se oxida.

Otro factor a decidir es la forma y el estilo que preferimos que tenga nuestro lavaplatos. Las más populares, sean dobles o simples, son las bachas rectangulares u ovaladas.

Los lavaplatos para empotrar rectangulares tienen un estilo clásico, límites bien definidos y aportan a la cocina una estética tradicional y minimalista.

En cambio, los lavaplatos ovalados son los más elegidos para las cocinas de estilo moderno. Es importante que la elección vaya de la mano con la estética del resto de la cocina, y del hogar, y que se logre una armonía visual con la mesada y la grifería elegidas.

Una vez elegido el lavaplatos acorde a nuestro estilo de vida, el uso que le vayamos a dar y el estilo de la vivienda, resta decidir si es necesario incorporar accesorios al mismo.

Durante la instalación de lavaplatos empotrados podemos optar por agregarle algunos implementos extra que potencian su uso. Una opción es sumar un dosificador de detergente al lado de la canilla, lo que facilita el alcance del producto y favorece la estética visual, ocultando los envases plásticos.

Otro accesorio que se le puede agregar a nuestro lavaplatos son las rejillas, ideales para escurrir la vajilla ahorrando espacio y manteniendo el orden.

¿Por qué elegir un monomando es la mejor opción?

Con el lavaplatos resuelto, debemos evaluar qué grifería incorporar. El modelo más solicitado para la cocina suele ser el monomando lavaplatos, ya que es el sistema más cómodo y funcional para utilizar.

La llave monomando lavaplatos está repleta de ventajas, por eso es la favorita a la hora de construir o remodelar el cuarto de cocina.

Este tipo de grifo presenta múltiples ventajas frente a los de doble mando. Su principal virtud es que su instalación es muy sencilla, ya que se realiza por medio de flexibles.

Además, el monomando para lavaplatos no genera desperdicio de agua, porque al cerrarse no gotea.

Otro punto a favor de las canillas monomando es que no hay que esperar que el agua se mezcle porque sale ya combinada en la temperatura deseada. Si se cierra y se vuelve a abrir en la misma posición, con el monomando para lavaplatos de calidad el agua saldrá a la misma temperatura, por lo que se puede saber en qué punto abrirla para obtener la temperatura ideal.

Como si esto fuera poco, son muy resistentes porque el cartucho por donde pasa el agua es de cerámica, y casi no necesita mantenimiento, garantizando una larga vida útil del artefacto.

Un dato no menor es que, al ser un solo mando, ocupa menos espacio que otras griferías. Contiene el pico y la llave en la misma pieza, por lo que resulta ideal para cocinas de pequeñas dimensiones, en las que cada metro cuadrado es sumamente importante.

Si bien la funcionalidad es muy importante, el diseño también lo es, y existen modelos de monomandos para todos los gustos. Más altos, más bajos, rectos, curvos, de color, flexibles, modernos, tradicionales, vintage.

Flexibilidad en el monomando, mayor comodidad en tu hogar

Vamos a detenernos en una de las opciones de grifo más elegidas del mercado. Todas las miradas se las lleva el monomando lavaplatos flexible, ya que se trata de una canilla extensible y movible que da un giro de 360 grados permitiendo ajustar el ángulo y la dirección a la que apunta el agua.

Este sistema de llaves monomando para lavaplatos es ideal para lavar piezas de vajilla de grandes dimensiones, ya que permite en vez de mover la misma, mover el mando donde sea necesario.

Además, estos grifos permiten ahorrar un buen porcentaje de agua, ya que nos aseguran mayor precisión y evitan las salpicaduras innecesarias.

Algunos monomandos flexibles, incluso, pueden extraerse de la base como si fueran una manguera para un mayor alcance.

Cuanto mayor la flexibilidad, mayor la cantidad de usos que le podremos dar a nuestra canilla. Es tal su versatilidad que los mandos flexibles permiten no solo lavar y llenar cacerolas, sino también limpiar superficies cercanas o regar las plantas.

Si los cuidas y mantienes en buenas condiciones, el lavaplatos y la grifería te acompañarán de por vida en tu cocina. Por eso es necesario que evalúes a conciencia lo que necesitas, lo que se adapta a tu gusto y lo que puedes alcanzar. Hay canilla libre de opciones y tú eres quien eliges lo mejor para tu cocina y tu rutina.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
cocinalavaplatos
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes