lunes 17 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Tiempo libre

Turismo: Hielos eternos en el desconocido glaciar Antuco

Un día completo de excursión, junto a guías expertos en montaña, demanda la caminata por la alta cordillera.


 Por Sebastián Carrizo

28-04-2019_23-21-341__alglaciarantuco4.jpg

Claudia Robles Maragaño

 

[email protected]

 

Otoño es la temporada precisa para acceder al glaciar Antuco, lugar que ofrece paisajes inolvidables en tramos con gruesa arena volcánica en la ladera sur-este del volcán Antuco.

Durante la caminata, se puede observar el valle de Los Barros, la Laguna del Laja, con sus diferentes formas y colores, relata el guía de turismo César Gustavo Villablanca, profesional que también destaca que es posible ver en las zonas más altas los volcanes del Complejo Chillán, Copahue, que “en más de una oportunidad envía fumarolas, advirtiendo su presencia, y el imponente volcán Callaqui, junto a la Sierra Velluda, de 3.535 msnm, con su glaciar colgante, conocido como El Abanico”.

Como en un paraíso, la belleza asoma en abundancia en cada lugar, con distintas caídas de agua y glaciares, que dan origen a ríos, y alimentan las aguas del lago Laja. “La vista de la Sierra Velluda a esas alturas es simplemente conmovedora”, describe uno de los guías del emprendimiento turístico “Antuco Expediciones”, con más de 25 años de experiencia en el rubro.

 

RESISTENCIA FÍSICA

Más cielo que tierra caracterizan el lugar, donde el viento de las montañas se hace sentir con fuerza, abriéndose paso los visitantes, que son guiados por el equipo de expertos, compuesto por Harold Wicki Wicke, Loreto Bustamante, César Villablanca, Víctor Cornejo y Felipe Pizarro.

“En otoño lo que realizamos es un trekking al glaciar Antuco. Es un viaje de un día completo donde el principal atractivo es la caminata por el hielo de este glaciar, que está pasado los 2 metros sobre el nivel del mar” puntualiza uno de los guías.

Durante la caminata, los expertos abordan aspectos relacionados con la formación, cuidado e importancia de los cuerpos glaciares de la región mientras se desarrolla la caminata muy cerca de las grietas de tono azul intenso.

Para llegar al glaciar se debe caminar “en subida” por aproximadamente 4 a 5 horas. “Es posible. La dificultad está asociada a la resistencia física, de intensidad media”, comenta César Villablanca al definir el nivel de dificultad de la pendiente. Agregó que en la ruta la actividad no tiene dificultades técnicas aunque siempre se cuenta con un guía que acompaña y asiste.

 

EXIGENCIAS

Los turistas deben cumplir con ciertos requisitos para acceder a la alta cordillera, básicamente capacidad respiratoria y cardíaca, además de contar con la implementación para realizar la caminata. Es obligatorio llevar botas de trekking con caña, Gafas, ropa para el frío e impermeable y estar físicamente apto.

“La subida es pausada y descansamos bastante pero se debe tener una salud apta. En caso de tener dolencias respiratorias o cardíacas se debe avisar al guía al momento de comprar el tour para evaluar si estaría expuesto a algún incidente”, resaltó el guía-experto, quien al igual que sus pares cuenta con cursos avanzados de primeros auxilios en montaña. “No dejamos nada al azar”, aseguró respecto al equipamiento técnico, de posicionamiento e indumentaria.

“Todos somos parte de este entorno. Al recorrer y conocer la cordillera te vuelves un protector y al final del viaje una bebida, una cerveza y un asadito o vegetariano. Todos son bienvenidos al mundo de las montañas, donde la camaradería se da de manera natural y espontánea”, cerró.

 


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes