martes 16 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Tiempo libre

Más de la mitad de los chilenos admite haber tenido una relación amorosa en el trabajo

Una encuesta de Laborum.com revela que el 76% de los trabajadores permitiría estas prácticas en el entorno profesional si de ellos dependiera.


 Por PRENSA LA TRIBUNA

14-02-2018_10-31-421__23.2

Considerando que la jornada laboral ocupa más de un tercio de nuestro tiempo en la semana, es probable que en medio del ajetreo diario y el frecuente contacto con colegas se registre cierta atracción entre compañeros de trabajo. Pero ¿qué tan frecuente es que nazca una relación sentimental en una oficina?

Según una encuesta realizada por Laborum.com a más de 2.800 personas, el 51% de los chilenos admitió haber tenido alguna vez una relación amorosa en el ámbito laboral. De ese número, el 31% además afirmó haber experimentado algún tipo de dificultad derivada de dicho amorío.

Entre los problemas ocasionados por las relaciones amorosas en el contexto de trabajo, los encuestados mencionaron la dificultad al momento de separar el aspecto profesional del personal, tener que ocultar la información a sus compañeros y haber sufrido un deterioro de su imagen en la organización.

Por otra parte, el 46% del total de encuestados considera que estas relaciones pueden afectar la productividad de la organización.

POLÍTICAS DE LA EMPRESA

Otro dato interesante obtenido por Laborum.com, da cuenta de que el 41% de los consultados dijo desconocer si en las empresas en las que se desempeñan hay alguna política que permita este tipo de vínculo.

El 34% asegura que no y solo el 25% explicó que sus organizaciones sí incorporan un apartado al respecto en sus reglamentos internos.

Néstor Milano, director ejecutivo de Laborum Chile, explica que “para evitar situaciones conflictivas o malentendidos, es recomendable consultar con el departamento de Recursos Humanos si existe alguna política o norma que reglamente este tipo de vínculos. Algunas compañías prohíben estas relaciones por el grado de confidencialidad que conllevan sus procesos, mientras que otras empresas son más abiertas al respecto y no establecen mayores trabas”.

Finalmente, un 57% de los consultados dijo que, en caso de estar envuelto en una relación con un colega, no se lo haría saber a su jefe.

Por otra parte, tres de cada cuatro personas, es decir el 76%, aseguraron que, si de ellos dependiera, permitiría este tipo de situaciones en sus lugares de trabajo.

RELACIONES EN INTERNET

Las relaciones sociales, incluidas las labores, y las de todo ámbito, hoy en día están mediadas por los dispositivos virtuales.

Un estudio de la Universidad Nacional de San Luis de Argentina realizó, bajo el título “Redes sociales y relaciones interpersonales en internet”, describe y analiza el comportamiento de las relaciones interpersonales profundizando en la comunicación y la innovación tecnológica. En esta investigación se presentan diferentes concepciones sobre las redes sociales, con sus características, ventajas y desventajas en la sociedad posmoderna.

El foco está puesto en el modo de la comunicación interactiva como una de las formas relacionales contemporáneas. Se presentan posturas controversiales y críticas sobre los modos de las relaciones virtuales, como expresión de la fragilidad de los vínculos humanos.

Como conclusión se considera necesario valorar desde la psicología el nuevo paradigma que plantea Internet en nuestra cultura globalizada, para desde la responsabilidad profesional potenciar el uso de estrategias basadas en los nuevos instrumentos de comunicación para promover cambios según la demanda lo justifique.

VÍNCULOS INTERPERSONALES

Las Relaciones interpersonales en Internet es el signo acerca de la influencia de la tecnología en la vida moderna. Conlleva aspectos negativos y positivos según sea el criterio que se sostenga sobre las relaciones humanas y lleva a planteos desde las más diversas aristas.

En tal sentido Bauman (2010) realiza una caracterización polémica e interesante acerca de las relaciones humanas en la sociedad posmoderna. Enfatiza la fragilidad de los vínculos, siendo esa fragilidad la que inspira sentimientos de inseguridad y deseos conflictivos de estrechar lazos, pero al mismo tiempo, éstos deben ser endebles para poder desanudarlos.

Por otra parte plantea, que los hombres contemporáneos se encuentran desesperados por relacionarse, sin embargo, prima la desconfianza de una relación permanente, por temor a la carga y tensiones que pueda implicar, frente a lo cual no se significan capaces ni deseosos de soportar, ya que limitarían la libertad que necesitan.

Las relaciones se caracterizan por su ambivalencia y ocupan el centro de atención de los individuos modernos líquidos, siendo la prioridad en sus proyectos de vida.

La atención humana tiende a concentrarse actualmente en la satisfacción que se espera de las relaciones, precisamente porque no han resultado plena y verdaderamente satisfactorias; y si son satisfactorias, el precio de la satisfacción suele considerarse excesivo e inaceptable.

Para los hombres modernos el compromiso a largo plazo de las relaciones es una trampa, una sobrecarga que debe evitarse, buscando relaciones laxas y ligeras.

Las relaciones interpersonales, en el marco de la comunicación digital, se encuentran en constante transformación en la cotidianeidad del ser humano, y en esta transformación han incidido las nuevas aplicaciones tecnológicas generando cambios en la comunicación interpersonal.

El hecho de que las interacciones digitales entre las personas se incrementen tanto, está creando una percepción distinta del espacio y el tiempo, una sensación de inmediatez de los acontecimientos y una aceleración en los procesos.

Las relaciones interpersonales consisten en la interacción recíproca entre dos o más personas. Involucra destrezas sociales y emocionales que promueven las habilidades para comunicarse efectivamente, el escuchar, la solución de conflictos y la expresión auténtica de uno mismo.


  • Compartir:
etiquetas
14 de Febrero

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes