lee nuestro papel digital

Salud

Especialistas se refieren a la ley de fibromialgia y dolor crónico no oncológico

En los primeros días del año el proyecto pasó a último trámite, y este lunes fue despachado tras concitar un apoyo unánime por parte de la Cámara Baja.


 Por Nicolás Muñoz

close-up-of-man-rubbing-his-painful-back-isolated-on-white-background (1)
Imagen de jcomp en Freepik

Durante las últimas semanas, el debate por parte de la Cámara de Diputadas y Diputados se centró en finiquitar los detalles finales del proyecto que busca instaurar la ley de fibromialgia y dolor crónico no oncológico. El mismo que este lunes fue despachado y se encuentra en Trámite de aprobación presidencial.

En ese contexto, es que diario La Tribuna se contactó con Felipe Araya, académico de Kinesiología y especialista en dolor crónico de la Universidad San Sebastián (USS); y Jacqueline Cartagena, especialista en salud física y académica de Terapia Ocupacional USS, para conocer detalles de estos problemas, que no suelen ser visibilizados con cotidianidad.

¿QUÉ ALCANCES TIENE ESTA LEY PARA LAS PERSONAS AFECTADAS?

En palabras de Cartagena: “El alcance que tendrá esta ley está en permitir que las personas tengan derecho a una atención preferente y oportuna, con el fin de mejorar su calidad de vida, independiente del régimen previsional o sistema de salud. Además, se plantea contar con los cuidados necesarios considerando el impacto de esta enfermedad tanto en la salud mental como en la física, de esta manera el Estado entregará acceso a fármacos, rehabilitación física y psicosocial, acceso a medicinas complementarias y ayudas técnicas en caso de que se requiera”.

Por su parte, Araya señaló que “uno de los avances más importantes es el reconocimiento de la condición clínica para aspectos reglamentarios. Por ejemplo, con esta ley, no se podrán rechazar licencias médicas por tener fibromialgia y las personas tendrán mayor acceso a la prestación de servicios sanitarios”.

¿QUÉ ES LA FIBROMIALGIA Y QUÉ TAN INVALIDANTE PUEDE SER?

Además de conocer las aristas de la nueva legislación, es importante comprender cómo afecta este síndrome a las personas que lo padecen.

De acuerdo con Felipe Araya, “la fibromialgia es un síndrome de dolor crónico que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, fatiga general, alteraciones en la calidad del sueño que afecta la funcionalidad y calidad de vida de una persona. Actualmente los estudios han demostrado que corresponde a problemas en el procesamiento de la información del sistema nervioso central que se denomina ‘sensibilización central’”.

“Generalmente cuando están en periodos de exacerbación clínica o somatizando síntomas, los pacientes (usuarios) tienen problemas para desarrollar sus actividades de la vida diaria, reportando un dolor invalidante, pensamientos catastróficos a la condición, lo cual afecta todo el funcionamiento normal de una persona”, añadió.

¿QUÉ TIPO DE PATOLOGÍAS SE INCLUYEN DENTRO DE LO QUE SE CONSIDERA DOLOR CRÓNICO NO ONCOLÓGICO?

Ante esta pregunta, Jacqueline Cartagena, especificó que las “patologías dolor crónico no oncológico son el dolor crónico lumbar, hombro doloroso, osteoartritis de rodilla y cadera, dolor miofascial, neuropatía diabética periférica, neuralgia del trigémino, dolor de artritis reumatoidea, entre otras”.

Información que complementó señalando que: “En cuanto a la prevalencia es de un 38,2 % en población mayor de 18 años, según la encuesta de Salud 2016-2017”. Mientras que se puede presentar sobre los 15 años y afectar mayoritariamente a las mujeres.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Salud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes