martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

Quesería Doña Norma: una tradición familiar que se convirtió en emprendimiento

En la Hijuela Esperanza vive Norma Fierro, una mujer que toda su vida se ha dedicado a la producción de quesillos. Primero partió con la elaboración para el consumo dentro de su hogar y luego encontró en este rubro de los lácteos un negocio que permitió sacar adelante a su familia y dar educación a sus hijos.


 Por Marisel Venegas

10.1

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

Como una tradición familiar que con el paso del tiempo se fue convirtiendo en parte de su quehacer diario y que le permitió ayudar a mantener a su familia. Así describió la emprendedora Norma Fierro Escobar, su negocio actual, al ser la dueña de “Quesos Doña Norma”. Es conocida no solamente en su sector por este emprendimiento, sino que en la provincia de Biobío y en otras comunas de la región. “Hace aproximadamente un año que tenemos la resolución de la Seremi de Salud en nuestro local, pero yo llevo alrededor de 20 años haciendo quesillos. Soy del sector Cuel y siempre hemos vivido acá. Yo he criado a mi familia y le he dado la educación a mis hijos con este rubro, ya que lo que ganaba mi marido no era suficiente. Nos costó harto salir adelante pero hoy después de muchos esfuerzos estamos trabajando bien y bajo el alero de las fiscalizaciones que realiza la seremi” explicó Norma Fierro.

El sector Cuel se ubica en la ruta que va camino a la comuna de Nacimiento, precisamente al lado del Parque Eólico del mismo nombre, es ahí donde se encuentra, entre verdes paisajes la quesería y las vacas de Norma, quienes son muy cuidadas por esta familia para que puedan producir leche de calidad y de esta forma ellos la procesan hasta convertirla en exquisitos quesillos que llegan a la mesa de sus clientes principalmente de la comuna de Los Ángeles, Nacimiento, Negrete y sectores aledaños.

“Para nosotros obtener la resolución sanitaria de la Seremi de Salud fue un paso que nos costó pero que hoy agradecemos haber dado, ya que nos permite trabajar más tranquilos. Fue por iniciativa de la familia, junto a mis hijos decidimos dar este paso y realizar la tramitación que correspondía. Nos pidieron cumplir variados aspectos, pero recibimos la ayuda del programa Prodesal de Indap, ellos han significado un aporte tremendo para nuestro negocio” afirmó Norma, quien se muestra orgullosa del trabajo que ha realizado por años y que se ve reflejado en su local ubicado en el frontis de su casa en la Hijuela Esperanza, específicamente en el kilómetro 16.

Norma relató que el programa Prodesal de Indap es aquel que se dedica a poyar emprendimientos del área local y que es preferentemente ejecutado a través de los municipios, ha recibido mucho apoyo, sobre todo en los proyectos y en la adquisición de herramientas técnicas que permiten que hoy su negocio se vea fortalecido. “Obtuvimos un pasteurizador, que sirve para matar las bacterias presentes en la leche. Mi hijo con quien trabajo y es mi brazo derecho en esto llega con la leche, luego esta pasa al estanque y la pasteurizamos a 70º de temperatura. Posteriormente, pasa a una tina donde está cerca de una hora para que se cuaje y finalmente tenemos los moldes y los quesillos” relató la emprendedora de Cuel.

LOS CLIENTES

“La verdad es que el boca a boca sirve mucho. La gente prueba los productos y luego se pasa el dato de que son buenos, así hemos ido captando muchos clientes. Incluso nuestros productos vienen a buscarlos y se los llevan para Concepción y a varias comunas de la provincia. Tenemos clientes frecuentes que vienen y llevan 60 o hasta 80 quesillos” contó Norma Fierro.

Esta mujer dijo que al principio, cuando junto a su familia decidieron sacar la resolución sanitaria de la Seremi ella tenía mucho miedo de que no resultara, pero que finalmente esto ha dado frutos positivos y contar con ella les marca un plus a la hora de fidelizar clientes, ya que estos se van seguros con los quesillos, porque saben que son de calidad y al pie de la normativa que regula la Autoridad Sanitaria.

El MANEJO DEL CAMPO

Son 27 hectáreas las que manejan Norma y su familia, las que son utilizadas como prioridad para la alimentación de las vacas, que principalmente son de razas lecheras como Jersey y Clavel Alemán, las que suman 27 cabezas de ganado. “Nuestras vacas están comiendo de las praderas, ballica, silo en la noche y concentrado en la ordeña. Esta se realiza dos veces al día y estamos sacando aproximadamente 450 litros de leche diarios los que se van destinados para el proceso de los quesillos. Tenemos bastantes pedidos, como señalaba mi mamá nos ha ido bien, la gente nos prefiere y cuando nos falta leche la tenemos que comprar” indicó Erick Vargas, hijo de Norma Fierro, quien es además su principal apoyo en el emprendimiento.

Con respecto a la compra de la leche, Erick indicó que la compran a proveedores cercanos, ya que se aseguran de esta manera, que el producto sea de calidad. El joven dijo que de propiedad de su madre sólo son 3 hectáreas y que el resto de terreno en donde pastorean las vacas es arrendado y se ha ido adquiriendo mientras han ido progresando.

“Mi madre empezó este negocio con lo que le daba su campo, y yo hace aproximadamente unos 10 años que me decidí quedar en el campo y ayudarle. Hemos ido de a poco potenciando la quesería, arrendando nuevas tierras y comprando animales. Yo soy técnico veterinario, trabajé unos años afuera y luego decidí dedicarme a este negocio” agregó.

Con respecto a la experiencia que ha sido dedicarse al rubro de los quesillos, Erick Vargas indicó –al igual que su madre- que el camino no ha sido fácil, que actualmente están bien establecidos pero que el poder expandirse ha tenido muchos desafíos, sobre todo el arriendo de los campos  y la infraestructura. Otro punto importante que destaca este emprendedor es que a veces, por falta de conocimientos los procesos se demoran o se hacen engorrosos, y con esto se refiere el sacar la resolución sanitaria de la Seremi de Salud. “Cuando nosotros ingresamos al programa de Prodesal desde ahí nos fueron incentivando para que esto fuese creciendo y como nos pudimos expandir nos entusiasmamos y sacamos esta resolución”.

Con respecto a las proyecciones que tienen señalaron que desean seguir adquiriendo infraestructura para la expansión del negocio. Tanto Norma como su hijo indicaron que su sueño es poder ir consiguiendo más cámaras de frío, aumentar en litros, y un vehículo con frigorífico para poder trasladar los quesillos y hacer el reparto.

Otro de los desafíos que tienen como familia es poder lograr quesos maduros, pero que lo ven a más largo plazo. “Nuestros quesillos son reconocidos por su rico sabor y los comercializamos por diferentes gramos, el producto es uno solo y por eso nos hemos hecho conocidos” señaló Norma.

LOS REQUISITOS PARA LA RESOLUCIÓN

Norma Fierro y su hijo Erick relataron lo complicado que fue para ellos el atreverse a sacar la resolución sanitaria, pero una vez que la tuvieron sintieron que fue un gran logro y ahora pueden proyectarse hacia el futuro cumpliendo con la normativa correspondiente. Dentro de los requisitos que tuvieron que cumplir para lograr este importante paso en su negocio fue estar alejados de focos de insalubridad, humo, polvo, y otros contaminantes. Contar con áreas de selección, recepción, limpieza y preparación de las materias primas. Poseer pisos de materiales impermeables, lavables, antideslizantes y no tóxicos. La ventilación del lugar también tiene una gran importancia, para evitar el calor excesivo, entre otros importantes factores. 

DESTACADOS

“Yo he criado a mi familia y le he dado la educación a mis hijos con este rubro, ya que lo que ganaba mi marido no era suficiente. Nos costó harto salir adelante pero hoy después de muchos esfuerzos estamos trabajando bien y bajo el alero de las fiscalizaciones que realiza la seremi”.

Norma Fierro, dueña de Quesería Doña Norma. 

“Cuando nosotros ingresamos al programa de Prodesal desde ahí nos fueron incentivando para que esto fuese creciendo y como nos pudimos expandir nos entusiasmamos y sacamos esta resolución sanitaria que hoy nos permite trabajar con confianza”.

Erick Vargas Fierro, hijo de Norma Fierro, dueña de Quesería Doña Norma.

Equipo de pasteurización.
Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes