domingo 15 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

Más de 150 denuncias de índole sexual son investigadas por la PDI

Datos aportados por la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) dan cuenta de esta realidad, que no se detiene en la provincia.


 Por Marcela Vidal

6.1

Hace un mes se promulgó en nuestro país la Ley de Imprescriptibilidad, articulado que permitirá generar a través del tiempo denuncias de cualquier índole sexual, para que no queden impunes en el tiempo.

La promulgación fue anunciada el pasado mes de julio y fue manifestada por el Presidente Sebastián Piñera, donde se declara que son imprescriptibles –perduran en el tiempo– los delitos como violación, estupro, abuso sexual y otras transgresiones que se cometan en contra de menores de 18 años.

Esto, en vista de cientos de casos que se dan a conocer en Chile, donde los responsables quedaban impunes ante estos sucesos que opacan la vida de una persona, sobre todo cuando se trata de menores de edad que guardan en el silencio estos actos que muchas veces se llevan a cabo en el entorno cercano. Anteriormente, estos delitos no eran perseguibles si habían pasado entre cinco y 10 años a partir de que la víctima había cumplido 18 años.

Según estadísticas nacionales, en el último tiempo este tipo de abuso ha aumentado casi en un 7% por ciento, realidad que se contrapone rotundamente a la promulgación vigente de los Derechos del Niño, según han manifestado diversos profesionales que estudian este tema, que no deja indiferente a nadie.

La promulgación quedó plasmada el pasado 18 de julio en la Ley 21.260, donde se manifiestan como imprescriptibles todos los actos antes mencionados que atenten contra los menores de edad, desde la fecha antes mencionada.

Sobre el escenario de esta nueva publicación, la fiscal en jefe de Los Ángeles, María Gemita Rojas, especialista en estas materias, comentó que como país se está dando cumplimiento a una serie de compromisos internacionales, colocando a Chile a la par de otros Estados.

“Es una ley muy necesaria, atendidas las características propias del fenómeno de los delitos sexuales. Las víctimas, en general, cuando son pequeñas, tardan en darse cuenta de que lo que entendieron como juego, fue en realidad una agresión. Luego, además, viene todo un proceso interno de reconocerse como víctima para recién entonces cuestionarse si hace o no la denuncia, momento en el que además sus decisiones son influenciadas por sentimientos de culpa, desprotección, falta de apoyo y de contención. Creo que viene a reconocer, tal como señalé, las características propias de este tipo de delitos”, manifestó la profesional, que enfrenta casos de esta índole en la capital provincial y en sus diferentes comunas. 

ANÁLISIS SOBRE LA REALIDAD NACIONAL

Sobre este mismo tema, Lucia Rizik, académica de la Universidad Central y doctora en Derecho dedicada al estudio de los derechos de la niñez, explicó a Diario La Tribuna la realidad que se vive en nuestro país en cuanto a las denuncias de esta índole.

“En nuestro país tenemos altos índices de violencia hacia menores, principalmente hacia las niñas, siendo ellas quienes más sufren este tipo de delitos”, comentó.

Sobre las características de estos abusos, la especialista agregó que Chile vive la particular característica de que estos actos ocurren generalmente al interior de un grupo familiar.

“Esto trasforma al contexto de la violencia sexual en un espacio en el que es difícil denunciar, porque la familia es un espacio de solidaridad y resguardo”, manifestó.

Sobre ello, la docente agregó que “entonces es muy brutal este escenario, donde más se registran estos hechos; en esos sentidos, los problemas de violencia sexual hacia los niños no van a terminar con una ley penal, terminan con otro tipo de medidas que permitan la conciliación de la vida laboral y familiar, educación sexual para la protección de los niños desde la primera infancia y padres, familiares, que estén atentos a las necesidades, requerimientos y comportamientos de los niños”.

Sobre las características de esta ley, hay que tener en cuenta que esta es una normativa penal que rige hacia el futuro, puesto que los delitos cometidos con anterioridad a su puesta en marcha seguirán siendo prescriptibles.

“En ese sentido, es una buena noticia para todas aquellas víctimas que como menores de edad están en una situación en la que muy probablemente no tienen el espacio, los mecanismos, la oportunidad para denunciar estos hechos, y pueden denunciarlos cuando se encuentren probablemente preparados para enfrentar un problema como este, que en general produce mucha revictimización y son cuestiones que las propias víctimas intentan evitar”, sentenció.

DENUNCIAS QUE NO DEJAN DE LLAMAR LA ATENCIÓN 

Un organismo que está constantemente enfrentando esta realidad es la Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones, y el caso de Los Ángeles no queda ajeno a los parámetros nacionales.

En medio de los trabajos realizados por los profesionales de esta sección, se dio a conocer que durante el año 2018 se presentaron, solo ante este organismo, un total de 35 denuncias, y en lo que va de este 2019 las cifras ya alcanzan los 21 casos.

De estos índices, sin embargo, se mantienen un total de 152 casos por investigar, según disposición de la Fiscalía local, que son derivados desde instituciones como Carabineros y Fiscalía.

Sobre ello, en conversaciones con el jefe de dicha brigada en la capital provincial, el subprefecto Rodrigo Claramunt, comentó su opinión respecto a esta nueva legislación.

“La legislación anterior establecía que la prescripción para los delitos indicados precedentemente tenían plazos entre los cinco y 10 años después de que la víctima alcanzara la mayoría de edad, algo que en la práctica producía la impunidad en muchos casos, debido al tiempo que toma a las víctimas comprender, procesar y decidir denunciar un hecho que le afectó al ser menor de edad”.

Respecto a los casos que se pueden investigar, el profesional comentó que “es importante señalar que esta nueva ley se suma a la entrada en vigencia de la Ley 21.057, mediante la cual se introduce la entrevista investigativa videograbada en niños, niñas y adolescentes. En esta, los detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (Brisex) asumirán el rol de entrevistador acreditado en delitos sexuales y otros de alta connotación, lo que permite evitar que los menores de edad sean sometidos a la victimización secundaria en el proceso penal”, manifestó el subprefecto.

Las cifras no quedan ajenas a la comunidad ni a las autoridades, que hacen un constante llamado a realizar las denuncias correspondientes en cuanto a esta realidad, que muchas veces, si no se pone atención, puede estar afectando a los más cercanos.

¿EN QUÉ CONSISTE LA LEY DE IMPRESCRIPTIBILIDAD?

*Disponer acciones penales para perseguir judicialmente los delitos cometidos en contra de menores de edad que se precisan; podrán siempre deducirse por la víctima o el Ministerio Público.

*Delitos declarados imprescriptibles: violación, estupro, abuso sexual, exposición a actos de significancia sexual, producción de material pornográfico y favorecimiento de la prostitución.

*Delitos de tortura, apremios ilegítimos u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes con violación.

*También se aplicará esta norma en casos de los delitos de secuestro, sustracción de menores de 18 años de edad o de robo, cuando con motivo u ocasión de estos, además, se cometiere la violación de la víctima.

*El delito de trata de personas con fines de explotación sexual, esclavitud o extracción de órganos.

*Establece normas especiales relativas a la renovación de la acción civil tendiente a obtener una reparación indemnizatoria por parte de la víctima de los delitos imprescriptibles, lo que solo será procedente cuando dicha demanda civil sea deducida en contra del imputado, en la tramitación del respectivo procedimiento penal.

*Excluye de la imprescriptibilidad los delitos perpetrados por adolescentes, sujetos a la ley N° 20.084, sobre responsabilidad penal adolescente.

*La imprescriptibilidad se aplica a aquellos cometidos con posterioridad a la publicación de este proyecto como ley, permaneciendo aplicable la norma que dispone que aquellos delitos perpetrados con anterioridad, y que por tanto son prescriptibles, el plazo para ello se comenzará a contar a partir del momento en que la víctima alcance la mayoría de edad.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
DelitosmenoresReportaje

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes