lunes 19 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

Abuso de sustancias ilícitas: una realidad que preocupa en Los Ángeles

Este año se va a implementar en la capital provincial el modelo islandés que beneficia a otras 44 comunas del país y se basa en el trabajo integral con la comunidad.


 Por Marcela Vidal

05-04-2019_22-20-011__estudiantes1.jpg

El consumo de drogas y alcohol siempre ha sido una preocupación a nivel nacional por la alta cantidad de jóvenes que se suman a probar estas sustancias. Ahora, el gobierno decidió implementar un modelo islandés que busca erradicar el consumo, y del cual los Ángeles es beneficiario junto a otras 44 comunas en el país.

 

Esto ya fue confirmado por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda). Tras la promulgación, se espera realizar el lanzamiento junto a la comunidad.  

 

Geraldine Ortiz, coordinadora del programa Senda Previene, comentó que esto es un gran beneficio para la comuna porque los resultados que se obtuvieron en el país nórdico en un mediano plazo fueron muy buenos.

 

Estudios realizados por el Senda revelaron durante el 2018 que en la población en general existe un incremento en el consumo de marihuana, que pasó de 4,6% en el 2010 a 14,5% en el 2016, cifra que se traduce en un incremento en un 215,2% en el periodo.

 

Sobre la población escolar que consume sustancias en la región del Biobío, un estudio realizado entre los cursos de octavo a cuarto año medio en diferentes establecimientos reveló un aumento del 28.8% en el consumo, en un universo de 98 mil estudiantes de la región.

 

Según explicó Ortiz, esto representa uno de los puntos más clave para implementar dicho modelo, ya que por medio de un diagnóstico se podría determinar la cifra exacta que ayudaría a establecer la prevalencia de consumo que se lleva a cabo en el ámbito de drogas en la capital provincial.

 

“Eso nos va a permitir a nosotros el próximo año poder ejecutar acciones en pos de eso, como se ha llevado a cabo en algunas comunas de Santiago, donde ya se efectuó” comentó.

 

 

A QUÉ APUNTA ESTE PROGRAMA INTERNACIONAL

Según dio a conocer la Universidad de Chile, esta iniciativa nace en Islandia a finales de los años 90 con el nombre  “Youth in Iceland” (Juventud en Islandia).

 

“Debido a sus buenos resultados, (el programa) fue difundido a través del programa ERASMUS+ en los países de la Unión Europea, con el título de “Youth in Europe”, siendo implementado hoy en más de 30 ciudades de 18 países del mundo”, explica la casa de estudios.

 

En nuestro país el modelo ya fue replicado en varias comunas de Santiago y fue coordinado por la unidad psiquiátrica de la Universidad de Chile.

 

Sobre esto,  Carlos Ibáñez, jefe de la Unidad de Adicciones de la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Chile y coordinador de la iniciativa, explicó que “en el país el consumo de marihuana entre los jóvenes es uno de los más altos del mundo y se ha duplicado en los últimos años, llegando al 34,6% entre los escolares de último año. Tenemos un consumo de alcohol que es una de las principales causas de muerte en nuestro país, y por lo tanto este tipo de problemas son prioridad en la salud pública de Chile. Por eso nos interesa implementar medidas preventivas que han mostrado efectividad en otros lugares”.

 

Al respecto del modelo a replicar, los profesionales comentaron que dicho patrón se basa en la investigación e integración social, control y apoyo sociales, involucrando en múltiples niveles a la comunidad, incluyendo a los cientistas sociales, los responsables de la formulación de políticas, los padres, los profesionales de salud, las organizaciones juveniles comunitarias y las escuelas, para realizar actividades e intervenciones en el nivel local.

 

Dichas iniciativas están enfocadas a reforzar los factores protectores y a disminuir los factores de riesgo, identificados en un diagnóstico de los adolescentes de la comuna. 

 

Este enfoque del modelo fue revelado por el director del Senda, Patricio Bustos, quien subrayó que el consumo de sustancias "obviamente requiere medidas estratégicas construidas en conjunto. Por lo tanto, una alianza en la que está la institucionalidad del sector salud, de la academia y el mundo comunitario, da garantías de tener la posibilidad de construir políticas exitosas". 

 

OPINIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Sobre el trabajo preventivo en la comuna y en los diferentes establecimientos, el director del liceo Don Orione, Luis Riquelme, comentó que para ellos este tipo de programa es un apoyo ya que hace tres años participan de un programa con Senda Previene, en el que se dedican a la formación de  estudiantes y familias, y al acompañamiento con duplas psicosociales.

 

“En este proyecto se atiende a dos grupos de estudiantes que son selectivos y otros en situación de riesgo, y consideramos apoyo, porque tenemos una población cercana a los 900 estudiantes, donde muchos provienen de situaciones vulnerables y donde hay familias que tienen a su alrededor el flagelo de la droga”, comentó.

 

Además de ello, Riquelme comentó que por medio de diversas actividades han logrado el apoyo que los ha llevado a reducir las cifras de consumo y de venta de sustancias ilícitas.

 

En tanto, desde la escuela España, su directora Patricia Mella dijo que “nosotros participamos en diferentes actividades, de hecho el pasado miércoles fuimos visitados por personal de Senda, quienes realizaron una cuenta con apoderados y alumnos, lo que significó una actividad novedosa para el colegio ya que es un positivo apoyo”.

 

A esto la directora agregó que es clave el impulso desde la educación básica para cambiar de manera considerable el comportamiento de los consumidores.

 

Hay que destacar que a nivel provincial, según agregó la directora de Senda, el proyecto en su diagnóstico se comenzaría a aplicar en colegios particulares, municipales, subvencionados y especialmente enfocados a estudiantes de segundo año medio.

 

 

CUANDO SE DA EL PASO: QUÈ SIGNIFICA UNA REHABILITACIÓN

Según manifestó la representante de Senda, actualmente uno de cada tres menores durante su juventud ha consumido marihuana, hecho que es perjudicial en su etapa de crecimiento.

 

Es por ello que mantienen los constantes programas en relación a la realidad, ya que durante el 2018 cerca de 100 personas fueron atendidas en este centro y en lo que va del año la cifra va en más de diez personas.

 

Sobre la atención  que se debe entregar en estos centros, la especialista del área social comentó que la atención generalmente en adolescentes comienza de una manera negativa, ya que estos vienen obligados por su familia o establecimiento educacional.

 

“Nosotros realizamos una entrevista motivacional, sobre el consumo de pasta base y marihuana, haciendo intervenciones breves y debemos analizar el nivel de riesgo, donde además interviene el establecimiento educacional”, comentó.

 

En la mayoría de los casos, explicó Ortiz, el consumo es de carácter experimental. La adicción, añade, tiene un tratamiento diferente. “Hay casos de menores que parten consumiendo a los 13 años, pero lo que vemos en mayor parte es de caso experimental”, comentó la profesional, quien espera que con este proyecto Los Ángeles reduzca estos índices con un desafío social: entregar una vida a las nuevas generaciones donde lo tentativo siempre sean actividades que tengan relación con una vida sana y cargada de éxitos.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes