miércoles 26 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

El 43% de los establecimientos educacionales de la provincia promedió menos de 450 puntos en la PSU

Lo que equivale a más de 1.100 alumnos que no obtuvo el puntaje mínimo para postular a la educación superior.


 Por Alejandra Sánchez

18-01-2019_21-40-321__psu1.jpg

El pasado 26 de diciembre se dieron a conocer los resultados de la Prueba de Selección Universitaria -PSU- 2019, y con ello, muchos estudiantes comenzaron a sacar calculadoras y a sumar los puntajes obtenidos para asegurar el ingreso a la educación superior, y la posibilidad de conseguir un título profesional.

Pero, también está el otro lado de la moneda, donde muchos alumnos –lamentablemente- no obtuvieron el puntaje para estudiar la carrera que ellos querían, o simplemente – en otros casos más terribles- ni siquiera les alcanzó a dar el puntaje mínimo para postular.

Un total de 6.213 estudiantes rindieron la Prueba de Selección Universitaria –PSU- 2018 en la provincia de Biobío, correspondiente a un total de 74 establecimientos educacionales,(que incluyen particulares, subvencionados y municipales) de las 14 comunas que conforman esta zona.

Según datos del informe de Análisis PSU admisión 2019, realizado por la vicerrectoría académica de la Universidad del Biobío, de este total sólo un 1,4% (90 estudiantes) obtuvieron más de sobre o igual de 700 puntos.

Sin embargo, las cifras son mucho mayores en los estudiantes que obtuvieron puntajes más bajos.

Tanto así, que un 18%, correspondiente a 1.158 alumnos, obtuvo menos de 450 puntos, puntaje mínimo para realizar una postulación a la educación superior.

Lo que corresponde a 32 de los 74 establecimientos educacionales de donde los alumnos rindieron la PSU 2018.

En tanto en Los Ángeles, de los 3.855 alumnos que rindieron la PSU 2018, a cerca de 560 no les alcanzó el puntaje para postular a la educación superior.

Del mismo modo, con respecto a la cantidad de establecimientos educacionales, de los 37 que existen, fueron 13 los que en el resultado de sus alumnos no alcanzaron a promediar el puntaje mínimo.

 

EL RÁNKING

El análisis que realizó la casa de estudios superior, incluyó a 282 establecimientos educacionales de la región, tanto particulares, subvencionados y municipales, de los cuales, como dijimos anteriormente, 74 corresponden a la provincia.

Dentro de los 50 mejores puntajes, son 8 establecimientos de la provincia de Biobío, de Los Ángeles y Cabrero, los que se encuentran en esta lista, donde el grueso se los llevan los colegios particulares.

Del mismo modo, dentro de los 50 establecimientos en los que se obtuvieron los peores puntajes, donde el 40% de ellos corresponde a comunidades educativas de la provincia de Biobío, de las comunas de Los Ángeles, Yumbel, Laja, Mulchén, Tucapel Santa Bárbara, Cabrero, Negrete, Quilleco y Alto Biobío.

LINEAMIENTOS DE LAS COMUNIDADES EDUCATIVAS

En este contexto, el seremi de Educación del Biobío, Fernando Peña, manifestó que “nosotros estamos junto al sistema de aseguramiento de la calidad, que lo componen tanto el ministerio de Educación, como la Superintendencia y la agencia de la calidad, para –justamente- mapear y detectar cuáles de los establecimientos que hoy están en categoría insuficiente, que son 46 en la región del Biobío, necesitan de manera urgente un proceso de acompañamiento para revertir una situación que pueda generar problemas como este”.

A ello agregó que aquí lo importante es generar procesos de mejora orientados, más que superar una prueba como la PSU, a mejorar la trayectoria de los alumnos. “Hay que pensar siempre que acá lo importante no es solo la fotografía ante una prueba como el Simce o la PSU, si no que más bien el resultado y la mejora que puedan ver los alumnos, a través del tiempo”.

Dado lo anterior, la máxima autoridad regional, detalló que es para eso que está el currículum, “obviamente están los profesores, las pruebas que se hacen en el interior de cada nivel en cada establecimiento, en ese sentido nuestra apuesta es por mejorar le trabajo al interior del aula, más que preparar a los alumnos para una prueba en específico”.

Asimismo, añadió que “en ese sentido, el trabajo que nosotros estamos haciendo a través de programas tan importantes como el ‘Todo al Aula’, que es como lo ha pedido el Presidente Sebastián Piñera, uno de los pilares fundamentales de la Reforma para la Calidad de la Educación, es justamente concentrar hoy día todos los esfuerzos institucionales del Ministerio, en el trabajo pedagógico y curricular al interior de la sala de clases”.

Esto, para para mejorar los contenidos, la forma en qué se pasan para optimizar la comunicación con los alumnos, generar aprendizajes activos, optimizar también el clima y la convivencia escolar al interior de los establecimientos, así como además la calidad y las oportunidades que tiene hoy los directivos y los equipos de gestión, para hacer un mejor trabajo curricular al interior de las escuelas.

“Con esos tres componentes nosotros estamos seguros que van a ir mejorando progresivamente los aprendizajes, y la calidad de la educación pública”, enfatizó Peña.

LAS BRECHAS

Hasta el año pasado de ese total de esas escuelas eran 67, hoy ya son 46, por lo tanto, todos los años se ha ido acercando las brechas, para justamente, mejorar la equidad y sobre todo en los territorios donde existen mayores diferencias.

“Sabemos que –obviamente- hay comunas, en donde existe mucha población rural, que este fenómeno y comportamiento no va a demorar lo mismo en revertirse, pero por lo mismo estamos trabajando juntos con los equipos provinciales de educación con nuestro director Daniel San Martín, para detectar y mapear bien, dónde y de qué forma acompañar a esos establecimientos, porque no todas las soluciones son iguales”, sostuvo el seremi de Educación.

Puntualizando que “esto no es un proceso vertical que venga mandatado desde el nivel central, sino que se genera, se construye de manera participativa con las mismas comunidades para que obviamente ellas vayan escalando en sus procesos de mejora”, concluyó Fernando Peña.

LA VISIÓN DESDE LA GOBERNACIÓN PROVINCIAL

Por su parte, el gobernador de la provincia de Biobío, Ignacio Fica, expresó que “creo que nosotros también hemos comenzado con algunas tareas, como por ejemplo el tema de los colegios bicentenarios, tanto en la comuna de Mulchén como en Los Ángeles, y  debemos seguir trabajando, porque uno aquí no puede bajar los brazos menos en el tema educacional”.

A ello agregó que “acá se trata de un trabajo sistemático donde, si bien es cierto, la parte importante la pone la familia, pero sin duda el establecimiento educacional donde esté cada uno de esos niños, tiene que hacer su tarea”.

Enfatizando la importancia de seguir potenciando la educación, por lo que expuso que también a través del nivel central estas iniciativas como son los colegios bicentenarios, no tan sólo premian o ayudan a los colegios que tienen buen rendimiento, sino que también ayudan -a través de este financiamiento- a colegios que de algún modo son integrales donde se presenta o se le entregan otras herramientas a los jóvenes para poder desenvolverse a futuro.

“Así que creo que esa es la idea también de seguir trabajando, sabemos que en esto uno no puede descansar, porque el trabajo es día a día con los niños, con los jóvenes y porqué no decirlo, con los profesores. Así que yo creo que la tarea la tenemos no ahora solamente, la hemos tenido siempre, de potenciar la educación en nuestra provincia y porque no decirlo, en nuestra región”, concluyó Ignacio Fica.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes