suscríbete al boletín diario

Reportajes

Megaincendio forestal del verano alteró la atmósfera y el clima a escala continental

La velocidad de las llamas alcanzó niveles nunca antes vistos y el impacto, a nivel planetario, modificó el comportamiento climático hasta el Archipiélago de Juan Fernández.


 Por La Tribuna

24-03-2017_20-47-00web12Y13

Los incendios forestales que acontecieron durante el mes de enero del 2017, marcaron un antes y un después en el sistema de prevención y acción para el combate en zonas forestales y rurales.

Bajo esa premisa, localidades como Santa Olga, o sin ir tan lejos, Mulchén también fueron afectados por estos siniestros en que el fuego fue más que la acción.

Sin embargo, según indicaron el presidente regional de Bomberos, Dino Olivieri, y el director interino de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en Biobío, Alberto Bordeu, este megaincendio tuvo la capacidad de alterar la atmósfera y el clima a escala continental, llegado a lo que se conoce como la escala de sexta generación.

“La sexta generación, se está estudiando por parte de organismos institucionales e internacionales, es cuando se tiene la capacidad de alterar la atmósfera a escala subcontinental”, explicó Alberto Bourdeu.

Durante este megaincendio, el director (i) de Conaf en Biobío, comentó que “la noche del 25 y 26 de febrero, se tienen dimensiones, dada la proyección de la columna de humo que provenía de este conjuntos de incendios que habían entre las regiones de O’Higgins y el Biobío, que llegó a alterar el contenido de humedad y la temperatura de un lugar tan distinta como el Archipiélago de Juan Fernández aproximadamente 890 km. de distancia”.

En relación a lo anterior, el especialista en incendios forestales de la Unión Europea, Marc Castellnou, complementó que “en la isla Robinson Crusoe la humedad relativa, a media noche, se precipita a 30%, cuando tendría que ser un 70 a 80 por ciento, y su temperatura subió a 30 grados en plena noche”.

“En resumen, quiere decir, que el incendio estaba afectando la atmósfera de la isla, a 890 kilómetros de distancia, además es el tamaño de la tormenta de fuego”, comentó Castellnou.

 

VELOCIDAD DE CRECIMIENTO DE LOS INCENDIOS

El director (i), Alberto Bourdeu, comentó sobre la velocidad de los incendios que afectaron al país, dando a conocer que “en 14 horas, entre el conjunto de los incendios que afectaron a distintas regiones, estos crecieron en 114 mil hectáreas”.

En la Octava región, en el incendio de San Antonio, el cual partió al sur de Florida, que por el norte sobrepasó la ruta del Itata, el director de la Corporación Forestal complementó que “a la tarde del 25, teniendo una superficie de 4 mil hectáreas  en solamente 9 horas se incrementó en 16 mil, es decir, los incendios crecieron a velocidades nunca vistas”.

Para Conaf, 10 mil hectáreas es una temporada que nosotros clasificamos como una mala temporada en incendios forestales para la región del Biobío, es decir, “en toda la temporada estival se nos queman ese número en 5 mil incendios. Por lo tanto, en relación a lo anterior, en 9 horas tuvimos esa escala de mala temporada”.

El especialista, Marc Castellnou, indicó que “la columna del incendio forestal de Chile tiene escala planetaria. Además, la tormenta de fuego avanzó a un radio, que nosotros no teníamos registrado, 8 mil 240 hectáreas por hora, no una noche. El mayor incendio que nosotros registramos en Europa avanzó 27 mil hectáreas en 14 horas, este se comió 114 mil aproximadamente en esas horas. Es algo sorpresivo para nosotros”.

 

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA Y MEDIO AMBIENTE

El timonel de Conaf en el Biobío, comentó que “el efecto ambiental, en especial la contaminación atmosférica y la generación del CO2 por parte del incendio, esta contribuye al calentamiento global.

“También, generó problemas a la salud en la población, ya sea en la vía respiratoria, como en la zona de la vista”, expresó Bourdeu.

Asimismo, Alberto Bourdeu comentó que “el incendio elimina por muerte o por quema una gran cantidad de bosques, también los árboles que sobrevivieron están más susceptibles a plagas o enfermedades”.

    

DESDE DENTRO DE LAS LLAMAS

El presidente regional, Dino Olivieri, comentó su experiencia y el trabajo de estar cerca de las llamas de este megaincendio, que afectó a la zona centro sur de Chile.

“Era primera vez que me enfrentaba a un incendio de gran escala, en donde las llamas avanzaban a una velocidad nunca antes vista”, indicó Olivieri.

Además, el jefe regional del Cuerpo de Bomberos en el Biobío, señaló que “la intensidad fue tan grande que las pérdidas materiales con las que contaban nuestros voluntarios para poder combatir estos incendios se resumen en miles de millones, ya sea en chaquetas, mangueras, cascos, entre otros”.

Es por esto, que ante las pérdidas, el timonel regional de los voluntarios, hizo un llamado a las autoridades, argumentando que “es necesario tener un carro especial para incendios forestales, ya que los trabajos que se realizan son diferentes y los terrenos a transitar, en algunos casos, hay dificultades”.

 

CATASTRO DEL MEGAINCENDIO FORESTAL

El catastro del megaincendio en la superficie es de 468 mil hectáreas, entre el 19 de enero al 5 de febrero, en las regiones de O’Higgins y el Biobío.

A lo anterior, las hectáreas se descomponen en 281 mil que pertenecen a plantaciones forestales, 77 mil hectáreas de bosque nativo, 77 mil hectáreas de pradera, 32 mil hectáreas de terreno agrícola y 2 mil hectáreas entre áreas urbanas, humedales, entre otros.

Clasificación de incendios en generación:

 

Primera: Incendios que se desarrollan porque hay continuidad de la vegetación, es decir, el incendio sigue creciendo porque no se le acaba el combustible.

 

Segunda: Además de la continuidad del combustible, tiene una alta intensidad calórica.

 

Tercera: Son los que tiene continuidad, alta velocidad y una fuerte intensidad. 

 

Cuarta: Cuando comienza a afectar el radio urbano, ya no es un fuego que está en la zona rural. 

 

Quinta: Cuando están los de tercera y cuarta generación, pero de forma simultánea – no es sólo uno, sino varios- que están en distintos lugares en una zona geográfica.

 

Sexta: Cuando se tiene la capacidad de alterar la atmósfera a escala subcontinental.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
2017Bío-BíoBomberosBOMEBROSconafIncendio forestalMEGAINCENDIOUNIÓN EUROPEA

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes