suscríbete al boletín diario

Reportajes

La preocupante “invasión” de comerciantes en Los Saltos del Laja

Locatarios acusan que las excesivas autorizaciones están afectando a comerciantes que por años se han desempeñado en ese lugar, además de dañar la imagen de la puerta turística del sur de Chile.


 Por La Tribuna

06-01-2017_19-19-136y7.1

Los Saltos del Laja es considerado como uno de los principales atractivos turísticos tanto de la provincia como de la región del Biobío, con cuatro cascadas rodeadas de un hermoso paisaje natural, además ofrece una rica y variada gastronomía, hospedaje, artesanía y turismo aventura.

Pero todo esto se está viendo opacado por una masiva instalación de comerciantes, ocasionando que se pierda su hermosa visibilidad, ya que los puestos comenzaron a expandirse por el sendero que lleva a la cascada principal de este paraje natural.

Por lo anterior, artesanos de la zona se encuentran descontentos con esta situación, acusando a los municipios de no poner orden frente a este escenario, que consideran atenta enormemente a los ciudadanos, comerciantes, así como el turismo local, al dañar la imagen del lugar.

Recordemos que este territorio es parte de tres comunas; Los Ángeles, Cabrero y Yumbel, siendo este último el que presenta la mayor cantidad de comerciantes, según lo informado por los locatarios.

Rosendo Isla Vidal, presidente de ferias del Salto del Laja, sostuvo que “estamos colapsados, siguen instalando puestos por la parte de Yumbel, nosotros estamos apoyando a quienes llevamos años acá, para que no se pueda construir, ya no da más abasto”.

De este modo, explicó que ya comenzaron a gestionar los trámites, dando a conocer sus molestias sobre el caso, a la espera de poder conseguir una pronta solución.

“Si siguen dando autorizaciones, aunque sea a uno, después va a aparecer otro, y así sucesivamente, y al final van a llegar hasta la cascada”, enfatizó Isla.

Asimismo, agregó que él, como muchos locatarios, duda que todos tengan la autorización correspondiente para llegar e instalarse.  

“Es mucho ya, esto es un centro turístico, llega una gran cantidad gente, y ahora tenemos la temporada alta, y no nos conviene a nosotros, ni a nadie que sigan pasando estas cosas”, concluyó el presidente feriante del Salto del Laja.

 

EXCESO DE COMERCIANTES Y MÁS PERMISOS

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio Salto del Laja, José Sanzana, fue enfático en asegurar que cada año llega más gente, y dan más permiso para la instalación de puestos, “es un tema que ya nos tiene bastante superados, porque lo venimos tratando desde hace años, con diferentes alcaldes, no tiene que ver con uno en particular, es un tercer periodo que llevamos”.

A ello, añadió que desde el 2010 partieron con las autorizaciones para instalar puestos, “comenzaron de una forma muy sutil con artesanos, y hoy día ya es un comercio, ya no existe artesanía, venden de todo, y lo más complejo es que todo el trabajo que se hace por concepto del tema turístico se pierde, porque de esa gente hay un grupo que trabaja todo el año, y el otro grupo viene a aprovechar la temporada y después se van, dándoles lo mismo como queden el Salto”.

De esta cantidad de comerciantes, aproximadamente un 30% corresponde a gente del sector, y el resto es de afuera, y sólo se ven durante los meses de enero y febrero.

Además, Sanzana expresó que “es un tema que hoy se hizo comercial, no únicamente para los comerciantes, es un tema de negocio que implementó Yumbel, como municipalidad arrienda espacios, y por cada uno son 100 mil pesos que gana, y si uno ve el sendero principal está lleno de puestos. Lo último es que querían colocar puestos por ambos lados del sendero, o sea, estamos hablando que hoy en la pura entrada hay 46 puestos, sin considerar los que están ubicados a orilla de carretera”.

Asimismo, añadió que las autorizaciones las da Cabrero como patente, pero Yumbel es el dueño territorial de esa superficie, ellos tienen libre disposición de hacer y deshacer, el tema es que no hay una ordenanza, ni ordenamiento territorial, por lo tanto, no le han fijado límites, y eso es lo complejo.

A su vez, el presidente de la Cámara de Comercio de Salto del Laja, manifestó que hoy día es un exceso de comerciantes, “es demasiada la gente que tienen ahí metida, y la verdad es que, yo dudo que tengan los permisos y autorizaciones correspondientes, es más, hay gente que tiene 2 o 3 puestos, y que finalmente subcontrata personas, incluso tienen a niños trabajando”.

En el mismo sentido, se suma, que actualmente, llegan hasta la curva principal para doblar hacia la cascada, y cualquiera construye, no hay una normativa de construcción, arriendan el espacio, y cualquiera llega y construye como quiere. No hay una normativa que diga este es el diseño que hay que construir.

“Adicionalmente hay un problema, que nos vienen a menoscabar toda la publicidad que se hace al respecto del Salto, todo el esfuerzo que hace Sernatur por sacar las normas de calidad.

Tuvimos Zona de Interés Turístico antes de cualquier otro, somos los primeros en la región, todo el esfuerzo ha venido de los empresarios y cuando les toca a las autoridades no pasa nada”, dijo Sanzana.

Finalmente, recalcó que “Saltos del Laja está quedando atrás como destino turístico. Es necesario trabajar en un proyecto integral por parte de las municipalidades”.

 

LA RESPUESTA DE LOS MUNICIPIOS

Frente a esto, La Tribuna FinDe se contactó con los municipios aludidos -Cabrero y Yumbel- quienes dieron respuesta a esta situación.

Consultada la municipalidad de Cabrero, su alcalde, Mario Gierke, señaló que “el municipio de Cabrero debe cumplir con la ley y, aunque no le agrada la proliferación excesiva de comercio hacia la cascada, no es posible negar un permiso de comercio, si un comerciante dentro del territorio comunal cumple con la normativa nacional”.

A ello, destacó que en este caso, debe presentar a la Municipalidad de Cabrero un contrato de arrendamiento, inicio de actividades en el Servicio de Impuestos Internos y una resolución sanitaria del Ministerio de Salud, de ser necesaria (para locales con venta de alimentos).

Del mismo modo, explicó que la situación parte del arrendamiento de espacios en el camino a la cascada, por parte del municipio de Yumbel, propietario de ese terreno.

“En el caso de unos módulos construidos por la Municipalidad de Cabrero, están ubicados afuera de ese predio, junto al camino. Estos locales son entregados por la Municipalidad de Cabrero a emprendedores de nuestra comuna, que también siguen con el mismo procedimiento, con Impuestos Internos y la resolución sanitaria, si es que venden alimentos”, finalizó la máxima autoridad de Cabrero.

Por su parte, en lo que respecta a la municipalidad de Yumbel, Alejandro Velásquez, jefe gabinete del alcalde, fue quien respondió a las consultas de La Tribuna FinDe, explicando que existen muchos locales no autorizados por la comuna, o algunos se derivan a la parte del mirador y son los mismos comerciantes que no hacen caso y se instalan donde mejor les conviene.

“Con lo que respecta al sendero, el 53% de los locatarios de ese lugar, no pertenece a la comuna de Yumbel. Hemos tenido muchos problemas con los comerciantes que se instalan ahí, porque muchos no entienden que hay lugares en los que no se pueden instalar”.

Hace unos días los alcaldes de las tres comunas a las que pertenece el Salto del Laja, se reunieron para tratar la situación de esta zona turística. En esa línea, Velásquez indicó que se planteó el tema de los comerciantes, “van a llegar un momento en que los tendremos que sacar, para hermosear el lugar, y hacer puestos acordes al turismo”.

A ello, agregó que actualmente existen varias personas que ocupan terreno de la comuna santuario, y no pagan ni un peso, y nos critican. “Y si nos ponemos rigurosos, ¿a cuántas personas vamos a dejar cesantes? Igualmente hay que ver el lado humanitario, nuestro alcalde, Juan Cabezas, siempre ha dicho, Yumbel para los yumbelinos, pero como esas personas ya estaban instaladas, antes de su alcaldía, él no va a pasar a llevar a esas personas, porque detrás de ellos también hay una familia que vive de esos ingresos”.

Finalmente, el jefe de gabinete de Yumbel, acentuó que “nosotros no hemos autorizado, ni vamos a autorizar a nadie. Y en este momento se están poniendo de acuerdo los alcaldes, recién se están inyectando recursos por parte de las tres comunas, y vamos a empezar a trabajar con el Salto, y mitigar el comercio ilegal y regularizar las condiciones para establecerse en el sector”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes