lee nuestro papel digital

Reportajes

PDI ha incautado más de 460 kilos de droga en la provincia de Bío Bío

Familias y hogares completos han sido destruidos por este flagelo, el cual puede afectar –indistintamente- a hombres y mujeres de cualquier estrato socioeconómico y edad. De ahí la importancia de combatir este delito.


 Por La Tribuna

11-11-2016_20-32-2712-WEBcopia

La problemática de las drogas no es un tema ajeno para la comunidad, puesto que no distingue sexo ni estrato social, destruyendo no sólo a quienes la consumen.

Familias y hogares completos han sido destruidos por este flagelo, el cual puede afectar –indistintamente- a hombres y mujeres de cualquier estrato socioeconómico y edad.

Esta situación genera puentes para la instalación y funcionamiento de organizaciones y bandas criminales que se dedican a ello, y que llegan a las poblaciones de diversas  ciudades del país.

Dicho escenario genera un alto grado de inseguridad en la ciudadanía. Es que si el tema es un delito por sí solo, éste también puede dar pie a otros ilícitos, afectando –de igual forma- a quienes se esfuerzan a diario por llevar una vida alejada de este tipo de problemas.

De ahí la importancia de las labores que realizan las unidades especializadas de las policías chilenas en esta materia.

En Sudamérica, la Policía de Investigaciones fue pionera en crear la primera unidad antinarcóticos. El 9 de noviembre de 1964 se fundó la brigada de Represión del Tráfico de Estupefacientes y Juegos de Azar. Actualmente, dicha sección especializada de la PDI se conoce como la Brigada Antinarcóticos.

Abordar el crimen organizado y el tráfico de drogas en los barrios es una de las prioridades del actual Plan Nacional de Seguridad Pública y Prevención de la Violencia y el Delito, “Seguridad Para Todos”.

Ello trajo consigo la creación del programa Microtráfico Cero, cuyo objetivo es desincentivar la venta y consumo de drogas en villas y poblaciones, afectando directamente la vida de quienes residen en ellas. Este plan también opera en la Provincia de Bío-Bío.

El narcotráfico es un delito en constante mutación, cuyas organizaciones cuentan –muchas veces- con diversos medios, por lo que resulta necesario revisar constantemente los protocolos, procedimientos y técnicas utilizadas por parte de la policía civil.

En lo que va corrido de este año, la Brigada Antinarcóticos de Los Ángeles ha incautado 464 kilos 667 gramos de las tres principales drogas de circulación en nuestro país, en toda la provincia.

Del total, 386 kilos 076 gramos corresponde a cannabis elaborada; 78 kilos 531 gramos de cocaína base y 60 gramos de clorhidrato de cocaína.

Asimismo, los diversos operativos realizados por detectives de esta unidad especializada de la PDI angelina han arrojado como saldo 2.357 plantas de marihuana incautadas en Bío Bío y el decomiso de 14 fármacos prohibidos.

 

CIFRAS 2015

Durante 2015, en la provincia biobense, efectivos de la policía civil incautaron 936 kilos 168 gramos de las tres principales drogas que circulan en Chile.

Del total, 729 kilos 310 gramos corresponden a cannabis elaborada; 200 kilos 775 gramos de cocaína base y 6 kilos 083 gramos de clorhidrato de cocaína.

En 2015, 504 plantas de marihuana fueron sacadas de circulación, mientras que tres fármacos prohibidos fueron decomisados por detectives de la Brigada Antinarcóticos.

En torno a las cifras respecto al decomiso de droga del año pasado y lo que va de este 2016, “no quiere decir que haya bajado la eficiencia o eficacia de la Institución o de nuestros procedimientos en cuanto a la cantidad de droga incautada”, relató el jefe de la Brigada Antinarcóticos angelina, comisario Marcelo Soto.

El oficial de la policía civil explicó que –si bien la cantidad incautada de estupefacientes durante este año ha sido menor a la de 2015- el norte de los integrantes de esta brigada es mantener investigaciones y estar en constante alerta en cuanto a la localización temprana de bandas u organizaciones dedicadas a este delito, monitorearlas y detectarlas a tiempo para evitar que comentan estos ilícitos.

En este sentido, sostuvo que –este 2016- la cantidad de investigaciones en curso, a igual fecha del año pasado, son mayores.

Si durante 2015 realizaron cerca de 60 investigaciones en esta materia, este año la cifra aumentó a 105 causas que aún siguen abiertas.

“Para nosotros es importante estar siempre un paso más adelante en la detección de estos grupos organizados dedicados al narcotráfico de drogas que puedan tener como base o lugar de tránsito alguna de las comunas de la provincia de Bío Bío”, explicó Soto.

 

LÍNEAS DE TRABAJO

La Brigada Antinarcóticos trabaja en base a tres principios en materia de acceso a información: las que reciben de indagatorias propias efectuadas por los oficiales; a través de datos que aporta la ciudadanía y de antecedentes de la Oficina de Análisis de la PDI.

“Esas tres fuentes de información que tenemos convergen en una sola que es en esta Oficina de Análisis. Recibida la información de cualquier vía (por indagatorias propias de los mismos oficiales, de la que recibimos de la comunidad o del análisis de información residual que va quedando de todas las investigaciones) tomamos este punto, lo detectamos, lo levantamos y se comienza el análisis a través de distintas fuentes de información”, explicó Soto.

Si es que llegan a detectar que los datos reúnen ciertos parámetros para iniciar una investigación, se formaliza ante el Ministerio Público.

Es en esos momentos cuando se da comienzo a una investigación formal que permita reunir los medios de prueba suficientes que permitan acreditar el delito y la participación de una persona.

El objetivo es que al enfrentar el proceso judicial, no quede duda razonable de que dicha persona sí está involucrada en el ilícito investigado, independiente de la cantidad de droga que –en el momento- se pueda decomisar.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes