suscríbete al boletín diario

Política

Candidatos a gobernadores del Biobío comenzaron campaña en medio de polémicas internas

Los partidos políticos y sus candidatos parecen no haber entendido en su totalidad la demanda ciudadana de una política respetuosa y en el marco de lo legal, sobre todo en la derecha, donde la UDI sigue mostrando los problemas internos que tienen.


 Por Benjamín Ahumada

Política

Las elecciones de gobernador o gobernadora son históricas y ya se han pospuesto en dos ocasiones, básicamente porque el poder central ha percibido el empoderamiento de las regiones con una figura que nace con poca fuerza en cuanto al manejo de recursos, pero que contará con el poder soberano y la legitimidad, lo que permitiría hacer frente al primer gran problema, el dinero para hacer cosas.

El gobernador o gobernadora regional deberá enfrentar en el manejo del poder al delegado presidencial, hoy conocido como intendente, el que será designado por el Jefe de Estado de turno en contraposición a un hombre o una mujer elegida en votación popular, es decir, que tiene un mandato soberano tras elecciones legales y legítimas.

LA FUERZA DE FLOR WEISSE Y LOS PROBLEMAS DE LA UDI

La otrora presidenta del Consejo Regional es la consejera que obtuvo la mayor votación en la región del Biobío cuando Ñuble aún era nuestra.
Pese a ello, en la intimidad de la Unión Demócrata Independiente se sabe que Weisse nunca fue del gusto de la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, que antes del Estallido Social apoyaba al intendente, Sergio Giacaman, para que se convirtiera en el candidato del gremialismo, pero el levantamiento del pueblo chileno quiso otra cosa y el representante del presidente Sebastián Piñera no pudo dejar su cargo trascendiendo post 18 de octubre de 2019, que tampoco lo quería abandonar.

Con el camino libre, las encuestas ubicaron a Flor Weisse como la mejor candidata del oficialismo, considerando que existe un acuerdo tácito en la derecha que ha dejado el cupo en esta región a la UDI.

Pese a ello y a que la ex presidenta del Core ya estaba inscrita con el apoyo de su partido, sin mayores avisos ni nada inscribió un nuevo candidato, otro cercano a la senadora Jacqueline van Rysselbergue, Jaime Vásquez.

El problema para Vásquez es que está apoyado en la interna por los cercanos a la presidenta del partido, pero no cuenta con el apoyo de sus compañeros de Renovación Nacional, que pese a estar quebrados en la interna, han declarado su apoyo públicamente a la mujer de Arauco.

LA OPOSICIÓN: TRES EX SEREMIS CON POSIBILIDADES

Respetuosos de las normas democráticas, la oposición ha presentado un abanico de nombres donde resaltan un socialista, un PPD y un DC: Enrique Inostroza, César Arriagada y Eric Aedo, bajo el nombre de Convergencia Progresista.

Pese a que de estos tres nombres debiera salir el candidato del bloque opositor, también se suman a ellos por el PRO, Jonatan Díaz, y por los radicales, Juan Reyes.

El conocimiento que las personas tienen sobre estas cartas y su trabajo político permiten establecer que Eric Aedo, en su calidad de angelino, ex gobernador de Concepción y ex Seremi de Bienes Nacionales, corre con cierta ventaja, sin embargo, como en política nada está escrito hasta el día final, lo cierto es que Enrique Inostroza es un contendor complicado y las campañas de ambos deber ser impecables para lograr el objetivo.

En tanto, el PPD César Arriagada tiene menos fuerza, pues ni siquiera se pudo alzar con la unanimidad de su partido, ya que la mesa nacional en la región y el senador Felipe Harboe han manifestado abiertamente su apoyo a un candidato independiente.

En esta misma línea, la DC ha debido llamar a terreno a todos sus alcaldes que firmaron la carta de apoyo a Díaz, lo que ha hecho que los líderes comunales se enfilen otra vez de acuerdo a lo que establece la falange.

LA OPOSICIÓN MÁS EXTREMA

Otro de los grandes problemas que presentará la oposición para lograr que uno de sus candidatos gane es la cantidad de nombres que llegarán a la papeleta, pues el elegido de Convergencia Progresista deberá enfrentar a otros tres políticos.

Así, los comunistas decidieron llegar solos al voto, presentando en la región de Biobío a la consejera Tania Concha como su alternativa.

En tanto, los ecologistas, que toman fuerza de la mano de su diputado y presidente, Félix González, ya tienen a Javier Sandoval como su candidato, miembro de Igualdad y también consejero.

Mientras, el Partido Liberal ha decidido llevar a Esteban Guzmán.

LOS PROBLEMAS DE RODRIGO DÍAZ

El ex intendente del Biobío de Michelle Bachelet, Rodrigo Díaz, logró una cercanía positiva con los alcaldes de la región y una muy buena aprobación ciudadana.

Su alejamiento de la política y su ingreso al mundo privado con cercanías a Evópoli, lo llevaron a ser parte de una disputa interna para apoyar una eventual candidatura entre el partido oficialista y el PPD, que finalmente prestará su apoyo, aunque no sea oficial, pues Díaz ya cuenta con el respaldo de la mesa y del senador local.

Díaz tiene llegada y podría convertirse en el primer gobernador regional del Biobío, sin embargo, deberá enfrentar la dificultad de los 5 mil votos que necesitan los independientes para poder postular al cargo.

El tema no pasa por que no existan 5 mil ciudadanos dispuestos a firmar por Rodrigo Díaz, sino más bien por que el Servel y el Ministerio de Salud aún no presentan la fórmula para poder conseguir esas rúbricas en medio de una pandemia.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
EleccionesGobernadoress

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes