lunes 18 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Política

Diputada Pérez ingresó proyecto para volver al voto obligatorio

La parlamentaria detalló que este es uno de los caminos para devolver la legitimidad a la clase gobernante.


 Por Benjamín Ahumada

voto

En tanto el diputado Urruticechea habló de “un deber civil” necesario en estos tiempos.

En medio de la crisis social que atraviesa Chile, la alta participación de ciudadanos en marchas ha servido para que el mundo político y la clase gobernante vuelvan a hablar del voto obligatorio, como una forma de canalizar las inquietudes ciudadanas.

Los argumentos usados por los diputados Joanna Pérez (DC) y Cristóbal Urruticoechea apuntan a ello, sobre todo, pensando en que entre más ciudadanos voten (elecciones o plebiscitos) mayor es la legitimidad de los representantes.

PROYECTO DE LEY

Joanna Pérez representa al distrito 21, además es vicepresidenta nacional de la DC y presidenta de la Comisión de Gobierno de la Cámara Baja.

En esta última calidad presentó el proyecto de ley que busca reponer el voto obligatorio, desaparecido por ley en 2012, dando paso a la inscripción automática y la voto voluntario.

“La crisis política por la que atraviesa el país ha permitido comprobar que existe un fuerte impulso de participación ciudadana, cuya representatividad no necesariamente queda plasmada en las elecciones de autoridades, al haberse aprobado el voto voluntario el año 2012”, explicó Pérez.

“En las circunstancias actuales, y ante la necesidad evidente de contar con autoridades elegidas democráticamente que representen el real sentir del país, parece prudente mantener la inscripción automática de los ciudadanos en los registros electorales, establecer la obligatoriedad del voto, y por otra parte, dar facilidades a las personas que, en razón de su edad, puedan tener dificultades de desplazamiento”, puntualizó al diputada.

En tanto, desde el oficialismo, el diputado de Renovación Nacional Cristobal Urruticoechea valoró los atributos del voto, mostrando con claridad la importancia de este en sociedades democráticas.

“La participación democrática por parte de los ciudadanos en una elección, cualquiera que está sea, justifica más sus demandas constructivas, hace que el ciudadano tenga mayor claridad sobre quienes lo representan, el por qué y el para qué”, dijo el diputado angelino.

Agregó que: “Involucrarse a través del voto hace que la persona participe y confíe en las resoluciones que dicha autoridad pueda tomar en el futuro. Sin duda que es un deber civil que hoy más que nunca debiese verse demostrado en las urnas”.

LA DEMANDA PARA REFORMAR LA CONSTITUCIÓN

Si bien las demandas han sido sociales, lo cierto es que con el correr de los días temas tan importantes como una reforma a la Constitución Política del Estado, se han tomado los discursos y conversaciones en las marchas que se realizan en Chile.

Para entender de forma simple, la CPE o Carta Fundamental es el documento que da vida a un Estado. Rige, además a las autoridades, el ejercicio de sus cargos, entrega los límites de los organismos públicos y defiende los derechos y deberes fundamentales de todos los ciudadanos. Es la norma primaria, norma jurídica suprema, si se prefiere y garantiza la libertad.

Todos los estados del mundo tienen un CPE que les rige, la chilena sigue una historia de 200 años en los que se ha cambiado y modificado, incluso en la actualidad, aún conserva artículos nacidos durante la dictadura de Augusto Pinochet que no han sido eliminados durante la democracia, de ahí que exista la demanda de reformarla o cambiarla por una nueva.

Otra razón es tan simple, como que los tiempos cambian y es necesario ir adecuándola al nuevo siglo.

Para ello, la misma CPE en su capítulo XV habla de la reforma, existiendo tres fórmulas posibles: Asamblea Constituyente o ciudadana, que es donde los ciudadanos se organizan y levantan una, esta se usa para crear un Estado.

Pronunciamiento desde el parlamento que es donde el mundo político de ambas cámaras comienza a debatir las reformas o el cambio, para ello se necesitan quorum establecidos en la misma carta fundamental.

La tercera es una mixta, es decir compuesta por ciudadanos y congresistas.
Pero hoy en día, como no existe acuerdo ni para cambiarla ni reformarla en la cúpula, pero si en la base, una de las demandas sociales apunta directamente a ella.

Si se realiza un plebiscito la pregunta es simple y la respuesta igual, si o no, aprueba o rechaza. Pero además, en una consulta tan importante como esta es bueno saber, como segunda pregunta del voto, que tipo de instancia se usará para realizar cambios y crear una nueva.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
CPECristóbal UrruticoecheaperezVoto Obligatorio

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes