sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

Alcalde anuncia que farmacia comunitaria será para todos los angelinos

Se informó que todos los vecinos que se inscriban podrán acceder a los remedios e insumos. Sin importar si son Fonasa o Isapre.


 Por PIA SALCEDO

16-11-2015_17-26-58mSintítulo

Acebron es un anticoagulante que en las tres grandes cadenas de farmacias –Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand– se vende entre $13.790 y $14.810. En la farmacia municipal de Recoleta, los usuarios inscritos podrán conseguirlo pagando más de diez veces menos, es decir, $1.280.

Diversos datos están demostrando que las utilidades de la industria de fármacos han abultado excesivamente y sin control los precios de los medicamentos en Chile. De allí que, el  proyecto de Jadue está logrando uno de sus mejores discípulos en la comuna angelina.

El objetivo es claro, facilitar a la comunidad el acceso a fármacos de alto costo, lo que mejorará la economía de los hogares al reducir su gasto en salud e impactará en la eficiencia del uso de los fondos municipales al permitir la reasignación de recursos.

“Este es un tema de vida o muerte”, explicó el alcalde Esteban Krause, en una conferencia realizada el lunes por la mañana en las dependencias municipales.

Declaró que la colusión del papel motivó realizar acciones para limitar la confabulación en contra de los consumidores. “Los últimos hechos han demostrado que el mercado no se auto regula, y quienes pierden son los vecinos, entonces nosotros nos estamos movilizando para tener prontamente una farmacia comunitaria”.

EL EJEMPLO DE RECOLETA

El edil, hace unos días visitó la farmacia municipal de Recoleta para conocer en detalle los antecedentes, requisitos y el funcionamiento de la recién inaugurada farmacia popular. “Fui en  compañía de algunos profesionales municipales quienes tendrán la misión de llevar adelante un modelo similar. En la cita nos hicieron un resumen del proceso recorrido y comentaron las experiencias adquiridas en la implementación de esta farmacia cerrada”.

De igual forma, explicó que en la misma oportunidad, se conoció además, los requisitos legales y normativos que regulan este tipo de farmacias, la cual fiscaliza el Instituto de Salud Pública, como así también, el nuevo canal de abastecimiento de CENABAST para los municipios.

La máxima autoridad comunal explicó a diversos adultos mayores de la comunidad, algunos detalles de la medida. “Estamos trabajando para poder implementar esta iniciativa en la comuna. Para ello, iniciaremos el proceso administrativo ante el ISP para solicitar las autorizaciones respectivas de funcionamiento como farmacia cerrada, lo que quiere decir, que este tipo de farmacias atiende a nuestros vecinos(as) que estén inscritos para adquirir medicamentos, esta farmacia será para todos los vecinos que se inscriban. Ellos podrán acceder a medicamentos e insumos a precios costo, tal cual lo constatamos en la visita”.

FECHA ESTIMADA

Sobre los  plazos, el alcalde señaló que “este proyecto estará en funcionamiento luego de tener la autorización para operar por parte del ISP, proceso que demora unos 6 meses, lo que será un valioso avance en materia de salud que ayudará de forma directa a los vecinos y vecinas de nuestra comuna.” De igual forma, se manifestó confiado en que la Farmacia Municipal local pueda estar prestando servicios a la comunidad durante segundo trimestre del 2016.

 

DETALLES DEL MODELO

El equipo que comanda Daniel Jadue, alcalde de Recoleta demoró cerca de un año y ocho meses en estudiar, diseñar, desarrollar y poner en marcha el proyecto. El modelo consiste en no ser una farmacia común y corriente, sino que un programa social del municipio. El recinto sólo funcionará algunos días, según consta en la autorización que le dio el Instituto de Salud Pública. Abrirá tres veces a la semana entre las 12:00 y 16:00 y que únicamente podrá suministrar medicamentos a “los usuarios inscritos en la Dirección de Desarrollo Social” de la municipalidad.

El objetivo es ser un mediador, ser un canal de compra y dispensa, sin fines de lucro. Se basa en ser un intermediario para que los cerca de 1.500 vecinos de Recoleta, que ya se han registrado, compren barato sus remedios.

Según los últimos antecedentes entregados, cerca de 4 millones de pesos son los gastos operativos que cuesta  mantener este tipo de farmacia y que en Recoleta es un costo que sumirá la municipalidad y no se traspasará a los usuarios.

Otros de los detalles de este modelo, es que es cooperativo, es decir que en base a la solicitud de un usuarios, se busca la oferta al mejor precio posible y la clave está en acceder a medicamentos a bajo costo.

El municipio comprará directamente al distribuidor del Estado, la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast). Y si el medicamento requerido no está disponible por esa vía, podrá negociar directamente con los laboratorios o incluso importarlo del extranjero.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
farmacia comunitaria

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes