lee nuestro papel digital

Noticias

Trabajadores, dirigentes sociales y gremios, piden máxima prioridad al nuevo Gobierno y ofrecen su colaboración para poner fin a la violencia en el sur

A través de una carta abierta dirigida al nuevo Gobierno y a las autoridades, firmada por casi 800 personas, distintos gremios, federaciones de trabajadores y dirigentes sociales, hicieron un llamado a implementar estrategias coordinadas y urgentes, y ofrecieron su colaboración para poner fin a la violencia en las regiones del Biobío y La Araucanía.


 Por Jorge Guzmán B.

eme 4 0403

“Les pedimos que se pongan en nuestro lugar y actúen de manera coordinada y urgente para frenar esta violencia que nos está destruyendo como familias y comunidades y que, desde estas regiones, está corrompiendo las bases de nuestra sociedad”. Este es parte del llamado que hace el mundo de la madera en un documento dirigido a las nuevas autoridades, tanto del poder Ejecutivo como Legislativo, que asumirán el próximo 11 de marzo, y al cual  se adhirieron cerca de 800 personas.

Entre los firmantes, destacan organizaciones como la “Junta de Vecinos La Generala” de la comuna de Santa Juana en la Región del Biobío; la Coordinadora de trabajadores de la Macrozona Sur y la Federación de Sindicatos de Transporte y Carguío Forestal (Fetracarfor); la Federación Nacional de Sindicatos del Transporte Forestal y Afines (Fenasitranfor); el presidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Chile; representantes de las cámaras de comercio regionales; contratistas forestales, y pequeñas, medianas y grandes empresas del mundo de la madera, entre otros. También adhirieron familias, representantes y personas víctimas de la violencia, tales como Ana María Martínez, esposa de un trabajador que falleció producto de este conflicto el 2019 en la comuna de Tirúa.

“Quienes habitamos y trabajamos en estos territorios nos sentimos relegados. Lamentablemente las zonas rurales del sur del país se han vuelto una tierra donde predomina el miedo. Los trabajadores, sus familias y las propias comunidades viven permanentemente con miedo de salir y no saber si volverán con vida”, aseguró René Muñoz, gerente de la Asociación de Contratistas Forestales, Acoforag.

Por su parte, Michel Esquerré, presidente de PymeMad, órgano gremial que reúne a las pequeñas y medianas empresas del sector maderero, reafirmó el ánimo de colaboración que existe para abordar el problema: “Tenemos claro que no hay una única solución, así como tampoco existe un único actor que sea capaz de cambiar esta realidad, pero el Estado es clave. Esperamos que las nuevas autoridades logren poner en marcha estrategias efectivas, integrales y articuladas, y devolver la paz a los territorios y regiones que hoy no la tienen. Por nuestra parte, todas las empresas y organizaciones del mundo de la madera estamos disponibles para colaborar con este propósito”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
dirigentes sociales sobre violencia en macrozona surgremios sobre violencia en macrozona surtrabajadores sobre violencia en macrozona surviolencia macrozona sur
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes