suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Locatarios del paseo Ronald Ramm piden más control policial por aumento de robos

Desde Carabineros de Chile sostuvieron que, desde enero a la fecha, han recibido sólo tres denuncias desde ese sector e instaron a la comunidad a denunciar los delitos para focalizar los servicios.


 Por La Tribuna

17-05-2016_19-29-51web-1

Más de una decena de locatarios del paseo Ronald Ramm se reunieron en exclusiva con La Tribuna y abordaron el problema que –para muchos- se ha vuelto insostenible.

Quieren que la comunidad conozca el escenario con el cual tienen que lidiar prácticamente todos los días: el de la delincuencia.

La gran mayoría de los locales comerciales que se emplazan en el lugar han sido blancos de la delincuencia. Pese a que muchos dueños de estos locales comerciales han implementado medidas de seguridad para no verse afectados, nada parece ser suficiente.

Aseguraron que luego de que algunos casos salieran a la luz pública, el tema se agilizó durante algunos meses y Carabineros de Chile implementó patrullajes por el sector. De esos, agregaron, ya no queda mucho.

Lo cierto es que se sienten desprotegidos en medio de una justicia que vela más por los derechos del delincuente que por los de las víctimas.

Agregaron que están cansados de denunciar; varios de ellos terminaron por convencerse de que no sirve de mucho porque la justicia no hace nada.

Es más, una de ellas aseguró que su local ha sido víctima de los delincuentes en cinco ocasiones, efectuó las denuncias correspondientes en cuatro oportunidades y jamás la llamaron del Ministerio Público.

Todos los locatarios pagan sus patentes y trabajan arduamente para mantener todo en orden y funcionar acorde a lo que estipula la ley.

Teniendo todos sus pagos al día para poder funcionar de acuerdo a las exigencias actuales, la pregunta que se hacen es ¿quién les garantiza el poder trabajar tranquilos?

El escenario en el que se encuentran insertos los ha obligado a organizarse entre ellos, creando grupos de WhatsApp y efectuando patrullajes, como una forma de cerciorarse de que todo esté en orden o, en caso contrario, dar cuenta al resto de los locatarios.

La sensación que los invade es la de incertidumbre ya que no saben cómo encontrarán su negocio al día siguiente o cuándo los llamarán para avisarles que están siendo víctimas de un robo.

 

“NECESITAMOS MÁS SEGURIDAD”

Hace seis años, Gloria Reveco abrió su local comercial en el paseo Ronald Ramm; desde ese momento a la fecha, ha sido víctima de cinco delitos.

La última vez fue hace un mes; “al parecer, entraron por el segundo piso, rompieron el vidrio. Entraron, se robaron notebooks, juguera, elementos que utilizo para trabajar. Con un martillo rompieron el techo del primer piso del local, dejaron todo desordenado (…) y nunca se sabe nada de nada”, relató la afectada.

Agregó que desde la primera vez que le entraron a robar llega temprano a su local y la sensación de inseguridad que la alberga “es espantosa porque vienes llegando a la entrada del paseo y ya estás sintiendo miedo de con qué te vas a pillar”, relató Reveco.

De las veces en las que ha sido afectada por un robo, en cuatro oportunidades ha realizado las denuncias correspondientes.

“Nunca me citaron ni de la Fiscalía ni a reconocer algo de lo que se haya perdido si es que lo encontraron; nunca me llegó ningún aviso; la última vez tampoco (…) Nunca he recibido una citación o una noticia de parte de Carabineros”, relató la afectada.

De igual forma, agregó que necesitan más seguridad, más rondas de carabineros y que se hagan más presentes en el sector.

El caso no es distinto al de Ruth Araneda, quien también tiene un local en el paseo Ronald Ramm; Araneda relató que su negocio ha sido víctima de dos delitos en los últimos seis meses.

Respecto del último robo, “hicimos la denuncia correspondiente; entregamos un pendrive a la PDI y a Carabineros con la filmación porque tenemos cámaras. Les entregamos toda la información pero, hasta la fecha, no he tenido respuesta en absoluto”, relató la afectada.

Aseguró que han sido tantas las veces que le han robado que puso una reja para subir al segundo piso de su local; cuando quiere subir, saca dos candados. Pese a ello, igualmente no se salvó del accionar de los delincuentes.

La situación le genera impotencia y rabia porque “uno se saca la mugre ¿para que un tipo venga y me robe un montón? (La última vez) me robó todas las radios de auto, me revolvió todo, buscó, buscó, me tiró todo abajo, fue un desastre lo que me dejó adentro”, relató la afectada.

Ane ello, solicitó resguardo policial, que Carabineros pase por el lugar con mayor frecuencia a fin de poder evitar este tipo de hechos.

 

CARABINEROS DE CHILE

Consultados sobre los hechos, desde Carabineros de Chile sostuvieron que desde enero a la fecha han recibido sólo tres denuncias desde ese sector; dos por robo en lugar no habitado y otra por robo con intimidación.

“Si bien, la cifra es bastante baja tenemos presencia policial permanente en calle Colón y en el sector del paseo Ronald Ramm”, expresó el comisario de Carabineros de Los Ángeles, mayor Carlos Jara.

El oficial agregó que de Carabineros de Chile busca una relación cercana, empática y comprensiva con la comunidad.

“Para esto, es necesario que la gente denuncie los delitos; en la medida que la gente sabe lo que está ocurriendo y coloca la denuncia ante Carabineros de Chile, nosotros –de acuerdo a ello- podemos focalizar y destinar los recursos donde se están cometiendo los delitos”, expresó Jara.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes