suscríbete al boletín diario

Alto Bío Bío

Hombre almacenaba cerca de 600 litros de combustible a metros de internado y posta

No contaba con los permisos para comercializar este producto y ni con las condiciones mínimas de seguridad para su debido almacenamiento.


 Por La Tribuna

12-05-2016_18-45-09web-1

Cerca de 600 litros de bencina, además de 42 cilindros de gas, fueron incautados en la localidad de Chenqueco, en la comuna de Alto Bío Bío.

El hombre -quien no contaba con los permisos al día para comercializar tales productos- almacenaba ambos combustibles al lado de una cocina y a tan sólo metros del internado de la escuela y posta de dicho sector cordillerano.

Lo preocupante, además, es que no contaba con ninguna medida de seguridad en caso de haberse producido alguna emergencia originada por este tipo de productos.

El operativo se originó a raíz de una denuncia anónima direccionada a la Prefectura Nº 20 de Carabineros de Bío Bío, la cual sostenía que un local comercial denominado Eka estaría comercializando alcohol y carne producto del delito de abigeato.

En virtud de los hechos, el alto mando de la Institución en la provincia dispuso que personal encargado del delito de Abigeato, de la Sección de Investigación Policial (SIP) de Carabineros de Los Ángeles, se trasladara al lugar a fin de verificar la denuncia.

Al constituirse en el lugar, efectivos policiales habrían constatando de que el local contaba con la patente y el permiso para funcionar al día.

Sin embargo, y previa coordinación con el Ministerio Público de Los Ángeles, efectuaron una entrada y registro a inmueble que se encontraba al costado oriente del local comercial.

En una de sus dependencias, personal de la SIP encontró 600 litros de combustible de 93 octanos y que era comercializado de forma artesanal a habitantes del sector, a un valor de 800 pesos el litro.

Asimismo, en la otra pieza se habrían percatado de que mantenían 42 cilindros de gas de 15 y 5 kilos; estos eran vendidos a 15 mil y 6 mil 500 pesos cada uno, respectivamente.

El hombre no contaría con los permisos al día para la venta y acopio de estas especies, comercializando los productos de forma ilícita.

El hombre habría adquirido el gas y la bencina a proveedores; este último combustible lo almacenaría en unos contenedores que son habituales en empresas forestales.

En su misma camioneta, el hombre cargaría el producto para trasladarlo a Alto Bío Bío y, posteriormente comercializarlo a los lugareños de forma ilegal.

Los hechos fueron puestos en conocimiento del Juzgado de Policía Local de Santa Bárbara, del Ministerio Público de Los Ángeles y de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC).

El hombre, en tanto, quedó a la espera de ser citado por parte del Juzgado de Policía Local y Ministerio Público correspondiente.

Las diligencias, además, culminaron con la incautación de dos cueros de puma cuyo origen esta persona no pudo establecer; tal situación, fue puesta en conocimiento del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

El local fue clausurado, quedando con prohibición de vender, facilitar, enajenar esas especies, mientras que los cueros de los pumas fueron remitidos al SAG.

Con estas diligencias, Carabineros de Chile previno una desgracia antes de que ésta hubiese ocurrido ya que el lugar donde se comercializaban estas especies no contaría con las medidas de seguridad a fin de evitar desastres posteriores.

En sus cercanías, no habría existido la presencia ni de extintores, arena ni aislantes tanto en el sector de la posta como al costado del colegio. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes