suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

REPORTAJE: Aviso de bomba motiva masiva evacuación en hospital angelino

La situación originó un amplio despliegue policial y de Salud, el que involucró desvíos de tránsito, evacuación de personas y traslado de usuarios hasta otros centros asistenciales y clínicas.


 Por La Tribuna

04-04-2016_20-14-58DSC_9394

 

Tras un intenso, arduo y hermético trabajo de indagación, la Policía de Investigaciones detuvo a la persona que estaría tras la llamada que alertaba de la existencia de una bomba en dependencias del Hospital Base de Los Ángeles.

 

La información fue confirmada por la fiscal Ana María Molina, quien expresó la situación vivida durante la madrugada de este lunes llevó a efectuar un arduo trabajo que permitiera dar con el paradero detrás de aquellos llamados.

 

Ello, “nos permitió –en horas de esta mañana- lograr el arresto de una persona, la cual va a pasar a control de detención el día de mañana (hoy)”, relató Molina.

 

Asimismo, agregó que todos los antecedentes en torno a las diligencias y aprehensión de esta persona serán revelados durante su formalización, en el Juzgado de Garantía de Los Ángeles.

 

“Lo importante es que se trabajó coordinadamente y logramos –en un breve plazo- la determinación y la detención de una persona que pasaría a control de detención el día de mañana (hoy)”, especificó Molina.

 

La persecutora detalló que el hombre será formalizado por el delito contemplado en el artículo 268 bis del Código Penal, que dice relación con dar falsa alarma con calamidad a un servicio de utilidad pública; en este caso, el hospital de Los Ángeles.

 

Sus dichos se contraponen con los expresados por el prefecto de Investigaciones de Bío Bío, Carlos Illesca, quien –al ser consultado cerca de las 13 horas de ayer respecto de la detención de algún implicado- descartó tajantemente que existieran personas arrestadas en torno a este caso.

 

 

LOS HECHOS

 

Bastaron dos llamados para interrumpir el normal funcionamiento del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” de Los Ángeles.

 

Poco antes de la medianoche de este lunes, el servicio de guardia del SAMU recepcionaba información que daba cuenta de un artefacto explosivo al interior del hospital.

 

Tal situación originó que se activaran los protocolos “respecto de aislar el sitio del suceso, hacer las desviación de tránsito y tomar contacto con la dirección del hospital”, detalló el prefecto de Carabineros de Bío Bío, coronel Hugo Zenteno.

 

Asimismo, definió que se realizaron las gestiones necesarias que permitieran el traslado de pacientes a otras clínicas o centros asistenciales para que el Grupo de Operaciones Policiales (GOPE) de Carabineros de Concepción trabajara sin inconvenientes.

 

El arribo de personal especializado se concretó a eso de las 2 de la madrugada de este lunes; sin embargo, y tras una exhaustiva y minuciosa inspección del lugar, no fue hasta pasadas las 5 cuando confirmaron que no existía ningún artefacto explosivo o paquete sospechoso.

 

Además, fueron apoyados por un can detector de explosivos, efectuaron revisiones en lugares de mayor concurrencia de personas y en dependencias que son de más fácil acceso.

 

Zenteno, además, relató que -tras el aviso- se aisló el sitio del suceso y se efectuaron las desviaciones de tránsito necesarias ante este tipo de incidentes.

 

De igual forma, expresó que la evacuación se hizo conforme a la evaluación que fue ameritando el caso; agregó, que ante este tipo de escenarios, no es factible descartar la existencia de un artefacto explosivo porque –en caso de que así sea- puede actuarse demasiado tarde.

 

“En este caso, entiendo que se adoptó de buena forma; estuvieron presentes las autoridades del área de la Salud, los profesionales y técnicos apoyaron en todas las acciones que se desarrollaron en el sitio del suceso y creo que –en gran parte- se debe el éxito a la oportuna colaboración y motivación de ellos mismos”, destacó el oficial.

 

 

FACULTATIVO, BRIAN ROMERO

Director de hospital evaluó emergencia y anticipó acciones legales

 

 

Con la tranquilidad que proporcionan las horas transcurridas y con la emergencia totalmente descartada, el director del Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz, Brian Romero, salió la mañana de ayer a realizar un balance de la tensa jornada, originada tras las 2 llamadas que denunciaban un falso artefacto explosivo al interior del establecimiento médico.

 

De esta manera, el directivo del hospital base angelino comentó que “al momento de producirse esta emergencia, nuestro hospital tenía 380 pacientes internados, produciéndose una evacuación progresiva desde los pacientes con menor a mayor complejidad, derivando finalmente a 100 de nuestros usuarios a las 2 clínicas de nuestra comuna, y a 6 hospitales de ciudades aledañas, más algunos que fueron enviados a sus respectivos domicilios de manera transitoria”.

 

Romero precisó que no todos los internados fueron evacuados, sosteniendo que “mantuvimos en el establecimiento a los pacientes que por su condición de salud, requerían de cuidados específicos de nuestro personal”.

 

Sobre intervenciones médicas que debieron posponerse por la situación de riesgo, el directivo del hospital dijo que “durante la noche sólo se suspendieron las consultas de urgencia, que no tenían carácter de riesgo vital. Por ello, nuestra Unidad de Emergencia sectorizó estas atenciones. Durante esta mañana hubo suspensión de algunos procedimientos, dado que algunos pacientes no estaban hospitalizados por haber sido derivados a otros establecimientos, por lo cual desde esta mañana se irán reprogramando estos temas”.

 

Consultado sobre los costos que significó el operativo de emergencia, sobre todo con el traslado a clínicas privadas, Romero declaró que “todavía no tenemos la cuantificación y el costo que tuvo esta emergencia, pero claramente hubo un gran despliegue de recursos. (…) Yo creo –preliminarmente- que ese costo pudiera superar esa cifra ($30 millones)”.

 

Por último, el directivo del hospital anticipó acciones legales, diciendo que “hoy en la mañana decidimos junto a la Dirección de Servicio de Salud, que nosotros como establecimiento vamos a iniciar las acciones judiciales pertinentes, para que hechos como éste no vuelvan a repetirse, por el riesgo en que ponen a nuestra población”.

 

Cabe destacar que durante la madrugada, específicamente, en el horario en donde se produjo la alerta ocurrieron 2 muertes al interior del hospital, sin embargo, la máxima autoridad del establecimiento médico descartó relación alguna, sentenciando que “no tiene que ver con la emergencia, sino a la evolución normal dado su cuadro de salud”.

 

 

Dramático retorno de pacientes durante esta mañana

 

Desde las 9 de la mañana de ayer, comenzó el lento, pero progresivo retorno de los usuarios del Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz, que debieron ser evacuados en horas de la madrugada de ayer por la falsa alarma de bomba.

 

Durante el reingreso de los pacientes, se vivieron momentos de bastante dramatismo, ya que tanto los usuarios como familiares, aún se encontraban fuertemente impactados por la situación que debieron vivir.

 

Fue así como describió la situación, María Inés Vega, hija de una paciente, quien dijo que “fue terrible cuando me llamaron que tenía que venir a buscar a mi mamá, pues tuvimos que viajar desde el campo para venir a buscarla. La trajimos a nuestro hogar, donde pudo dormir sólo un poco, por efecto de un calmante que le pusieron, pero ya esta mañana tiene mucho dolor”.

 

Una sensación similar describió, Susana Venegas, quien traía de regreso a su progenitora, la que comentó: “imagínese mi pobre viejita a las 2 o 3 de la mañana con una neumonitis terrible. Con la situación se cortó la cadena de tratamiento, vamos a ver qué consecuencias tiene esto”.

 

En el mismo sentido, Eliana Bradanovich, hija de una usuaria, describió cómo fue el momento de evacuación, expresando que “como mi mamá no camina, la tuvimos que bajar con silla de ruedas desde 2 pisos. Esa espera fue terrible, es difícil explicarla con palabras”.

 

Finalmente, Olga Avello, que se encontraba internada por una operación de vesícula, manifestó al respecto que “en un momento nos dijeron que nos teníamos que levantar nada más, y nos apuraban porque nos iban a mandar a nuestras casas. Eso fue sumamente complejo, pues a esa hora la mayoría de nuestras familias estaban durmiendo”.

 

 

Gobernación se suma a acciones legales contra el presunto responsable

 

Debido a la alarma pública causada y los costos ocasionados por la supuesta emergencia, desde la Gobernación Provincial de Biobío se anunció que se entablarán 2 acciones legales contra él o los presuntos autores de las falsas llamadas.

 

“Estamos presentando una querella por desórdenes públicos, que es la tipificación general, y también con una tipificación especial del artículo 268 Bis, del código Penal, sobre quien entregue una falsa alarma a instituciones de servicio de utilidad pública, pues también están afectos a una pena de presidio menor en su grado mínimo”.

 

La máxima autoridad de Biobío concluyó condenando el hecho, expresando que “es una situación que amerita la condena social de toda la comunidad, y el reproche de todos los ciudadanos, además, de las penas jurídicas que correspondan”. 

[modula id=”76136″]

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes