suscríbete al boletín diario

Mulchén

“Fue algo muy fuerte, fue tan rápido que no se podía apagar”

Según datos entregados por el municipio, fueron 48 las personas que resultaron afectadas por el incendio de villa Rehuén.


 Por La Tribuna

51-Incendio

Nunca imaginaron la magnitud de las llamas; tampoco pensaron en los destrozos que éstas causarían. El padre de Jorge Martínez fue uno de los damnificados del incendio que afectó, la tarde del domingo, a los habitantes de villa Rehuén, en la comuna de Mulchén.

“Fue algo muy fuerte que no se puede explicar porque fue una cuestión tan rápida que no se podía apagar; no había agua y uno no podía estar más de cinco minutos adentro de la casa”, relató Martínez.

No pudieron sacar nada porque el fuego no se los permitió; al hacerlo, también ponían en riesgo sus vidas; “tenía que estar mirando solamente, preocupado por las personas que estaban en los alrededores. Mi papá en ese momentos no estaba pero llegó cuando ya la casa estaba quemada”, expresó Martínez.

Le pidió a un hermano que se lo llevara porque no quería que su padre viera lo que estaba ocurriendo; hacía dos meses que había sido operado del corazón.

Actualmente, el hombre se hospeda en casa de uno de sus hijos y no quieren que acuda al lugar del siniestro “porque sería tremendo para él”.

Se trató del esfuerzo de toda una vida reducido a cenizas; ese mismo día del incendio habían terminado de remodelar la cocina.

“Mi padre está muy sentimental, emocionado; no se puede mantener parado porque se emociona, como que se va a desmayar”, describió Martínez.

Lo que más lamenta Jorge es haber perdido los recuerdos que alguna vez vivieron en esa casa; su madre falleció hace cinco años y lo que más le duele es haber perdido las cosas que ella dejó tras su partida.

 

REUNIÓN DE COORDINACIÓN

La jornada de ayer en Mulchén estuvo marcada por una reunión de coordinación sostenida entre la Gobernación Provincial de Bío Bío y el municipio, junto a servicios públicos y privados.

“La idea es saber cuáles son los requerimientos inmediatos de los afectados porque los generales y de fondo los conocemos que es la reposición de sus viviendas”, explicó el gobernador de Bío Bío, Luis Barceló.

Agregó que todos los servicios públicos están comprometidos a prestar su ayuda de forma eficiente y eficaz y están barajando la posibilidad de conseguir –rápidamente- los subsidios que permitan la reposición de sus viviendas.

Además, agregó, verá la factibilidad de acceder a alguna herramienta que permita contar con fondos de emergencia para entregarle subsidios de arriendos de casas a los damnificados mientras les hacen la reposición de las definitivas.

Barceló se comprometió, también, a barajar la posibilidad de que funcionarios del Registro Civil se constituyera en Mulchén a la brevedad posible para que los damnificados puedan obtener sus documentos a la brevedad posible.

Por su parte, el alcalde de la Municipalidad de Mulchén, Jorge Rivas, expresó que el reporte oficial reveló que son 14 las casas que resultaron dañadas en su totalidad y otras 6 que sufrieron daños menores. El siniestro dejó un saldo de 48 personas damnificadas.

Agregó que las familias están recibiendo ayuda en alimentación, ropa de cama, frazadas y colchones por parte del municipio.

“En estos momentos, ellos están hospedados con familiares; sin embargo, tenemos dos albergues habilitados en caso de que ellos lo requieran de forma inmediata”, expresó Rivas.

Asimismo, recordó que están llevando a cabo una campaña solidaria para los damnificados; cualquier ayuda pueden hacerla llegar a la oficina de la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) y a dependencias del Departamento de Educación (sólo materiales de construcción) de Mulchén.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
damnificadosincendioMULCHENvilla Rehuén

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes