lee nuestro papel digital

Opinión

Nuevos paradigmas en la educación técnico profesional


 Por Boris Sánchez
Director Instituto Tecnológico U. Católica de la Santísima Concepción sede Los Ángeles

Boris-Sánchez-1 (3)

En la sociedad del conocimiento y en un mundo globalizado nos enfrentamos a desafíos de adopción y absorción tecnológica que serán fundamentales para la competitividad de las naciones.

Expertos estiman que en las próximas dos a tres décadas a nivel global, 75 millones de empleos serán realizados por máquinas, que 6 de cada 10 niños que actualmente están en el colegio estudiarán una carrera que actualmente no existe y las proyecciones de creación de nuevos empleos a nivel global hechas por la CEO de Telefónica Educación Digital de España, Ana Casilda, es que se “generarán 133 millones de empleos de nuevas profesiones a las que nos tenemos que preparar”.

En realidad, el escenario actual es más bien optimista y contrario al pesimismo que vaticinaron muchos expertos en desarrollo tecnológico hace dos décadas atrás, como lo dice actualmente Carlota Pérez, académica de la Universidad de Sussex de Inglaterra, quien ha basado su trabajo investigativo en las revoluciones tecnológicas de los últimas dos siglos.

Y es que las innovaciones tecnológicas se han sucedido desde la época de la industrialización a nuestros días, en donde un nuevo paradigma tecnoeconómico abrirá un mundo de posibilidades de nuevas profesiones que sean pertinentes a las nuevas tecnologías que hoy conocemos cómo la Inteligencia artificial, el Big data, la internet de las cosas.

¿Estamos preparándonos para ello? Desde el espacio de la formación técnico profesional -según estudios de la OCDE en Chile- a diferencia de otros países, los estudiantes de enseñanza media técnico profesional (EMTP) tienen la ventaja de poder continuar sus estudios en la enseñanza superior técnico profesional (ESTP).

Es más, alrededor de la mitad de los estudiantes en la EMTP continúan en la formación técnico profesional. La pregunta que debemos hacernos es: ¿estamos preparando el escenario formativo para lo que se nos avecina? La tecnología permea rápidamente a la industria, especialmente cuando la empresa ve ventajas en productividad, eficiencia y en rentabilidad.

Las nuevas tecnologías están cambiando la estructura empresarial, que data de un modelo obsoleto del siglo XX. Debemos entonces ser visionarios e innovar al ritmo en que estos cambios nos suceden, las nuevas tecnologías ya están en nuestras empresas. Un ejemplo sencillo es visitar la planta de aserradero CMPC Mulchén, en donde existe inteligencia artificial en uno de sus escaner.

Actualmente, en el Instituto Tecnológico de la UCSC estamos trabajando desde el 2021 con el Liceo CRISOL de Mulchén en alternar estudiantes desde la EMTP a la ESTP. Lo iniciamos en hidrógeno verde con la Facultad de Ingeniería, el 2022 firmamos convenio con la Municipalidad de Mulchén, DAEM y los liceos de la comuna para dar continuidad a la experiencia y hace un par de meses iniciamos un proyecto piloto de alternancia múltiple en donde se incorporó CMPC Mulchén a este proyecto.

El camino que estamos iniciando colaborativamente y con una política pública de Alternancia técnico profesional de Red Futuro Técnico se materializará el 2023, para ir preparando a la fuerza laboral del futuro con esta experiencia y otras más que sabemos implicará salir de zonas de confort y desafiarnos como sociedad en un nuevo paradigma de colaboración.

Boris Sánchez

Director Instituto Tecnológico  

U. Católica de la Santísima Concepción sede Los Ángeles


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes