lee nuestro papel digital

Noticias

Respetar la palabra, algo que se ha olvidado


 Por La Tribuna

El apretón de manos y la palabra empeñada de nuestros padres y abuelos era el cierre de un trato. Una vez que esas manos se entrelazaban ya no había nada que hacer, se había sellado con honor un acuerdo, no importaba qué, pero el símbolo de la lealtad, el respeto y el amor se había hecho carne.

Así me criaron mis padres, así se vive en mi familia, así vivimos con el equipo municipal y eso queremos que se viva en Mulchén.

Mientras recorremos la comuna para apoyar y trabajar por y con nuestros/as vecinos/as, también lo hacemos llegando a todas las oficinas ministeriales que nos abren la puerta, pero sobre todo y más destacable aún, es como hemos recibido a autoridades nacionales que han venido a respetar la palabra empeñada de un Presidente de La República que ha cumplido el compromiso y ha enviado a sus equipos a terreno, a conocer la realidad local de cada territorio o si quiere, los ha mandatado para que estén donde “las papas queman”.

En Mulchén, antes de los primeros 100 días de gobierno de Boric hemos recibido a un ministro (Agricultura),  2 subsecretarios (Interior y Bienes Nacionales), casi a todos los seremis y se apronta la llegada de otro secretario de Estado, que viene a conocer desde nuestros relatos la realidad de Mulchén.

Pero el tema no solo se reduce a visitas, porque también nos hemos entrevistado con los titulares de Educación, Salud, Vialidad y tantos otros que hoy solicitan audiencias “al alcalde” mostrando con ello que un gobierno debe partir, siempre pero siempre, desde las bases de nuestro Estado, es decir, desde los municipios. El respeto se ha sentido.

Explicada la importancia de un apretón de mano que sella un acuerdo verbal, me quiero detener en el compromiso de todo líder político  (que si bien está regulado en su actuar por cuerpos normativos que buscan la protección de cualquier arbitrariedad del “poder”),  un compromiso que se marca con los electores (ganadores y vencidos en la contienda electoral) y que obedece al cumplimiento de un acuerdo verbal que como candidatos adquirimos con nuestros/as ciudadanos/as y familias. Lo que digo es que ese compromiso adquirido al calor de las campañas es la palabra empeñada, esas miradas a los ojos con vecinos y vecinas, son las que debemos honrar, no solo para hacer de los territorios lugares dignos, respetuosos y en constante crecimiento, sino para mostrar que somos distintos y que podemos hacer grande a un país desde nuestra comuna.

Parte de mi compromiso con Mulchén, la provincia, la región y el país es ese, buscar siempre lo mejor para todas y todos. No ha sido fácil golpear puertas durante los últimos años, pero hemos golpeado tan fuerte y con tanto respeto que estas se han abierto (incluso en gobiernos que no compartieron nuestra mirada ideológica), porque el secreto es ese, actuar siempre con orgullo, con la mirada en alto y sabiendo que el trabajo de todo líder político se ve reflejada en la felicidad de su pueblo y en Mulchén ¡Por Dios que somos felices!

En mi última reunión en Santiago, me entrevisté con el director nacional de Vialidad, Jaime Retamal para exigir el respeto a las palabras empeñadas por el gobierno anterior, entre ellas la pavimentación entre Negrete y Mulchén, la construcción de nuevos puentes, la permuta de un terreno y un by pass que permita sacar el tránsito interior de los camiones madereros, porque ese es nuestro rol, porque ese es el papel de todo líder político.

Eso es respetar la palabra, seguir adelante aunque nos cierren las puertas, eso es ser un líder político preocupado por los apretones de mano que dio en campaña, eso y seguir adelante con el apoyo de ustedes, los que nos dan la fuerza cada vez que la cuesta se ve demasiado larga y la cima se percibe cada vez más lejos. El Presidente está honrando su palabra, nosotros/as la honramos a diario y la consecuencia de eso es un país que avanza en igualdad, más ahora que la descentralización parece, realmente, existir.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes