lee nuestro papel digital

Opinión

Otra cosa es con guitarra en La Araucanía


 Por Eduardo López, periodista y director ejecutivo de SmartPress.

Eduardo Lopez

El exministro de la Secretaría General de la Presidencia, Juan José Ossa, le dejó de regalo una guitarra al Presidente Gabriel Boric en su actual oficina para que sepa que “otra cosa es con guitarra”, como dice el dicho popular. Tras las primeras semanas de Gobierno, estas palabras tienen que haber hecho eco en el Ejecutivo, luego de los errores en sus primeras acciones a cargo del destino de casi 20 millones de personas.
Lo que ocurrió en la Región de la Araucanía es la comunidad de Temucuicui puede ser considerado como la primera crisis que tuvo que enfrentar esta Administración por la fallida visita a este lugar, del cual la comitiva de la ministra del Interior, Izkia Siches, tuvo que huir tras ser recibidos por balazos al aire. El incidente no pasó a mayores, pero dejó entredicho la mala estrategia y poca planificación que hubo en esa visita en la que se pretendía una reunión con el papá Camilo Catrillanca, Marcelo, quien comentó a los medios de comunicación que esta cita se había agendado muy encima de la fecha, lo que denota que no hubo preparación.
Diferentes expertos e integrantes del mundo mapuche han expresado que no es llegar y entrar a una comunidad. Es necesario preguntar a las autoridades ancestrales que existen dentro de la cultura de este pueblo originario como los lonkos. Víctor Queipul, autoridad de la Comunidad Autónoma de Temucuicui, aseguró que la comitiva del Gobierno no respetó de “ninguna manera” el protocolo mapuche para visitar la comunidad, por lo que de todo punto de vista hubo errores en este viaje.
Más allá de las buenas intenciones que pudo haber tenido este periplo a una de las zonas complicadas la Región de la Araucanía, por el conflicto que existe por la deuda del Estado con el pueblo mapuche, considero que sería necesario reconocer que hubo equivocaciones y hacerlo públicamente.
Cabe recordar que durante la campaña presidencial del 2021, el Mandatario siempre dijo que iba a reconocer los errores por sus acciones y comentarios inapropiados, ya que asimismo, lo hizo cuando fue parlamentario y un ejemplo de esto fue cuando tuvo que reconocer el equívoco que cometió en la imagen en que aparece tomando una polera con el rostro del exsenador Jaime Guzmán acribillado. Lo mismo pasó cuando pidió disculpas por la supuesta denuncia de acoso sexual, que finalmente terminó con una declaración pública entregando sus excusas a la denunciante -exintegrante de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH)- por las actitudes machistas que tuvo hacia ella.
Reconocer los problemas es relevante en la estrategia comunicacional del Ejecutivo, sobre todo en un Gobierno como este que se denomina de carácter ciudadano, es decir, en el que el chileno o chilena es parte de las decisiones importantes que tomará esta Administración. Incluso el Presidente Boric en su discurso cuando asumió el cargo en la Plaza de la Constitución volvió a reafirmar que su administración va a cometer traspiés, pero lo importante era reconocerlos. “El cumplimiento de nuestras metas no será fácil, que enfrentaremos crisis externas e internas, que cometeremos errores y que esos los deberemos enmendar con humildad, escuchando siempre a quienes piensan distinto y apoyándonos en el pueblo de Chile”, dijo el gobernante.
Es hora de pedir disculpas y buscar consensos para lograr avanzar en materias que son prioridad para todos los chilenos como la paz social y la seguridad en Chile y sobre todo en la macrozona sur y en el norte.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes