lee nuestra edición impresa

Opinión

En busca de mejores estándares sistémicos


 Por Prof. Juan Manuel Bustamante Michel, presidente de la Afdem Los Ángeles

Profesor-Juan-Bustamante-M.-1-1

Si hay algo respecto de lo cual no existe duda histórica alguna – a menos que la idea sea la de tapar el sol con un dedo (por eso de que, a propio interés, no hay peor ciego que el que no quiere ver, ni sordo que el que no quiere oír) -, eso no es otra cosa que la imposibilidad cierta de una mejor gestión docente directiva, técnico pedagógica y de aula en los centros de enseñanza, ni resultados que vayan en la misma dirección, si los Departamentos Comunales de Educación, como resultado de su natural – y, a lo mejor, conveniente – proclividad al statu quo, no arriesgan mayores esfuerzos que vayan en pos de la instalación de estándares de gestión orientados al mejoramiento continuo de su propio quehacer y si al mismo tiempo, qué duda cabe, no dejan de lado su más que evidente dependencia del (re)conocido fenómeno de la alcaldización de la educación que en la práctica llevó a que éstos se transformaran – en franco desmedro de la calidad de la educación – en espacios para operadores políticos (los unos), confesionales (algunos) y filosóficos (los menos).

En este plano, es de suyo claro que no pocas han sido las oportunidades – entre encuentros, foros, charlas, debates, sesiones y otras técnicas grupales afines – en que hemos planteado el imperativo de dejar de lado de una vez por todas el sempiterno camino de la omnisciencia, omnividencia, omnisapiencia, omnipotencia y omnipresencia con las que se han conducido los referidos Sistemas Comunales de Educación, por su verticalismo, por lo menos en lo que a materias técnico pedagógicas se refiere, puesto que a menudo se confunde la administración de programas – que nada  de malo tienen por ser también necesarios – con la puesta en acción de asesorías especializadas hoy inexistentes en tales servicios, que no sean algunas coordinaciones tales y cuáles que nada más pueden ofrecer una visión generalista de una realidad que debe ser reconocida con un mayor grado de pormenorización y profundidad; siempre pensando, por cierto en que lo verdaderamente importante y trascendente es la calidad del desarrollo del acto educativo en cada uno de los niveles y grados del sistema escolar; esto es, en la enseñanza preescolar, en la enseñanza básica, en la enseñanza media y en la iterativa educación especial (misma, esta última, que permea vertical y horizontalmente cada uno de los ya mencionados niveles y grados del sistema en referencia).

Es fundamento de todo esto está en que a las mencionadas coordinaciones (es decir, éstas de las enseñanzas preescolar, básica, media y educación especial), toda información – por abundante que pudiera ser en función de sus propios fines –, bien podría llegar a ser insuficiente o poco atingente a la circunstancia si la misma no es provista por especialistas específicos en Currículo Educacional, Didáctica y Metodología de la Enseñanza, Evaluación de los Aprendizajes, Orientación Educacional, Metodología de la Investigación Social y Educativa (si se piensa que el objeto de estudio de la Pedagogía como Ciencia de la Educación es el sujeto en situación de aprendizaje), Capacitación de Personal, entre otras de gravitante importancia para la cotidianidad del  quehacer docente, atendida la responsabilidad de los enseñantes en la puesta en acción del acto educativo con todas sus particulares y características dimensiones; al cabo, las Enseñanzas Antepreáulica o Antepreactiva, preáulica o preactiva, áulica o interactiva y posáulica o posactiva.

La presencia de estos equipos especializados en los Sistemas Comunales de Educación – y a través de los mismos en los centros de enseñanza de todos los niveles escolares, aprovechando el capital humano calificado con el que se cuenta en la actualidad, que no es poco – es un imperativo de los tiempos que obliga a superar estas omnímodas prácticas que nada más dificultan contar con una educación de calidad.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes