lee nuestra edición impresa

Opinión

“Declaración de Concepción”: equidad, sustentabilidad, justicia y descentralización


 Por Jorge Rivas Figueroa
alcalde de Mulchén Vicepresidente AMRBB

Jorge Rivas, alcalde de Mulchén

Contextualicemos. Entre el 8 y el 10 de septiembre tuve el honor de ser parte de la historia de nuestro país, al participar como invitado en la inauguración de una cumbre inédita, la que reunió a los 16 gobernadores de Chile en Concepción.
Cada uno de los representantes regionales fue elegido por el soberano para romper el paradigma de un Estado centralizado que ha dejado en el olvido “lo local” en desmedro de decisiones centralistas carentes de realidad.
Nuestro régimen administrativo es, sin duda anacrónico, si consideramos que cada una de las 16 regiones necesita autonomía respecto de temas tan importantes como las rentas, el presupuesto y otros que han quedado a merced de las instituciones nacionales con asiento en Santiago y cuya distribución ha sido altamente cuestionada por decidirse con influencias políticas, más que por necesidades de cada comuna.
A lo largo de este espacio he enumerado en más de una oportunidad la necesidad de dar mayor autonomía administrativa y económica, la que en nuestro caso permitiría empoderar a cada una de las 33 comunas que componen Biobío y que en definitiva, mejorarían considerablemente la calidad de vida de todos los vecinos, con algo tan simple, como tomar una decisión acorde con sus vivencias.
“La Declaración de Concepción”, compromiso tomado por los gobernadores junto a cuatro presidenciales (Provoste, Kast, Boric y Sichel), no está alejada de lo que he repetido una y otra vez entre quienes tenemos un espíritu descentralizador, y que en sus 10 puntos recoge las demandas que la ciudadanía dejó claras en las calles y en las urnas. Urge cambiar la administración del Estado de Chile.
El compromiso adquirido por los postulantes a La Moneda con los gobiernos regionales es sin duda un gran paso, pues un nuevo mandatario/a podría tener una nueva interpretación sobre la existencia de esta nueva institución. En síntesis si todo es nuevo no hay razón para que falle.
Por eso cuando hablemos de la “Declaración de Concepción” la historia dará cuenta de un compromiso “que busca recoger las banderas que por años, la ciudadanía regional y la sociedad civil organizada ha levantado en pos de un país más equitativo, sustentable, justo y descentralizado”, tal como lo dijo nuestro gobernador, Rodrigo Díaz.
El futuro de nuestro país y del mundo en general pasa por el respeto a las culturas locales y la forma en que el Estado debe hacerse cargo de las demandas ciudadanas de cada realidad, eso nos permitirá tener un país equitativo justo, sustentable y por cierto, descentralizado.
Por lo mismo hay que felicitar la urgencia con la que se realizará la próxima cumbre en Tarapacá, pues ya estarán claros los nombres de los presidenciables que van a segunda vuelta y ya habrá más claridad respecto a las demandas descentralizadoras de las regiones (primeros días de diciembre).
Por último y sin ir más lejos, no es casualidad de que la “Primera cumbre de gobernadores” se haya realizado en la ciudad donde se declaró por primera vez la verdadera Independencia de Chile, en la ciudad capital del Biobío, Concepción.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes