suscríbete al boletín diario

Opinión

La nueva gran batalla contra el centralismo: traspasar atribuciones a los gobernadores/as


 Por Jorge Rivas Figueroa, alcalde de Mulchén

Jorge Rivas, alcalde de Mulchén

Hoy es un día importante para La República, toman el poder de los territorios locales los elegidos por los ciudadanos de cada comuna, provincia y región de nuestro país. Hoy toman posesión de sus cargos los/as gobernadores/as cuyo poder se basa en la legitimidad del traspaso del mandato a través del voto, en nuestro caso, felicitaciones y mis mejores parabienes para Rodrigo Díaz.
Dicho eso, me siento orgulloso de ser parte activa en este momento histórico de Chile.
Como vicepresidente de los alcaldes del Biobío, me quiero detener en el traspaso de atribuciones para los gobernadores/as. Como ejemplo usaré la gran noticia que vivimos los mulcheninos en los últimos días, la firma con la cual entregamos el terreno municipal al Comité de Vivienda “Alto Cordillera” con el objetivo de construir 140 departamentos en un lugar histórico, pues allí funcionó hace años la feria ganadera y posterior a ello fue un lugar destinado al deporte por parte de los vecinos.
Lo cierto es que para llegar al objetivo hemos recorrido un camino de espinas, pues mientras avanzábamos de la mano junto a los vecinos chocábamos una y otra vez con la gran muralla del centralismo, ya que para ser honestos en el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, en ese lejano Serrano esquina Alameda, poco y nada conocían de Mulchén y su realidad, salvo por aquellos que mediaron por nosotros ante una autoridad omnipotente en la materia.
Por eso es importante agradecer en estas líneas a los diputados de nuestro Distrito (el 21), pues ellos han llevado la voz de todos nosotros al Minvu, pero ojo, que esa voz ha dependido de voluntades y de colores políticos que se mezclan con los colores ideológicos de los gobiernos de turno, olvidando así lo local, olvidando si prefiere, la voluntad del soberano.
¿Qué tan importante es que se traspasen las atribuciones que permiten construir una vivienda social en nuestras comunas a los gobernadores?, la respuesta cae por sí sola y no solo es importante, sino que es fundamental.
La tarea que se nos viene es tan importante para el futuro de cada realidad local que el propio seremi de Vivienda del Biobío, Sebastián Abudoj lo dijo en el acto de traspaso del terreno de la municipalidad a los vecinos de Alto Cordillera: “nos molesta y complica el centralismo. El centralismo aleja las decisiones de la comunidades locales, hace que todo sea más lento, más difícil”.

Si hilamos fino, dicho discurso obedece a una nueva postura de La Moneda respecto de la descentralización, la que incluso ha comprendido que no se puede ir contra lo natural al dar pie atrás en su decisión de rebajar los presupuestos de los gobiernos regionales.
Traspasar las atribuciones del Minvu, en lo relacionado con la construcción de viviendas sociales a los gobiernos regionales, es sin duda otro gran paso y será una de las primeras grandes tareas en las que cada alcalde deberá apoyar a sus gobernadores/as.
Antes de despedirme, quiero dejar en claro que el ejemplo de las viviendas es eso, una parábola que busca  dar cuenta de que existen temas como el agua, caminos e incluso los puentes (hay muchos más por cierto) que deben ser resueltos desde el territorio que impactan y no desde un edificio pintado con ideologías desde Santiago.

La historia que comenzamos a escribir, desde que planteamos la necesidad de respetar y reconocer lo local sobre lo nacional, ya invadió el papel en blanco y de nosotros depende el triunfo de la descentralización.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes