suscríbete al boletín diario

Opinión

¿Qué nos hace felices hoy?


 Por Rodolfo Álvarez Jara. Director de la Escuela de Psicología Concepción. Universidad Santo Tomás.

rodolfo-alvarez-psicologia

Este sábado 20 de marzo, a punto de comenzar el otoño en nuestro país, se celebró el Día Mundial de la Felicidad. Una fecha establecida por las Naciones Unidas que tiene por objetivo demostrar y reconocer la importancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales en la vida de las personas de todo el mundo.

Cabe recordar que, en el informe mundial de la ONU publicado en 2020, Chile ya no es el país más feliz de Sudamérica, dejó el puesto 26 para caer al 39, 13 puestos de diferencias que marcan un antes y un después considerando que en la actualidad el mundo se enfrenta a una compleja emergencia sanitaria debido al coronavirus. 

¿Qué nos hace felices en estos tiempos? ¿Qué emociones intervienen en el ser humano para desarrollar ese sentimiento de satisfacción y plenitud frente a la vida? Esta respuesta varía en cada persona, si bien está asociado con la biología, ambiente social y características psicológicas en las que se desenvuelve el ser humano, la felicidad pasa por poner en práctica distintos valores fundamentales como la amabilidad, compasión y solidaridad.

La felicidad es un resultado de las consecuencias de nuestras acciones, actitudes y comportamientos, y dependiendo de esto vamos generando distintas emociones, sensaciones o sentimientos como alegría, bienestar, satisfacción, amor etc. Lo importante es que en la búsqueda de nuestra propia felicidad no pasemos por encima de los derechos de otros.

Aunque la búsqueda de la felicidad es un objetivo universal y fundamental, juega un papel importante al abordar numerosos desafíos; desafíos complejos e interrelacionados que enfrenta el mundo como, por ejemplo, la pandemia. Un contexto que invita al mundo a apreciar y valorar lo más simple y sencillo de la vida, y ver la situación como una oportunidad para crecer en aspectos que antes se tenían olvidados.

La pandemia nos ha llevado a un punto cero en nuestras vidas, lo que nos hace reflexionar sobre la importancia que tiene el volver a la familia como núcleo básico y mirar el no poder acceder a cosas materiales con tanta libertad como un espacio para valorar el compartir y echar de menos el abrazarnos. Cosas tan simples como jardinear, dedicar tiempo a los hijos para ayudarlos en sus estudios o cocinar, son algunas de las cosas que nos llevan a sentirnos mejor con nosotros mismo en estos tiempos.

Tener una mentalidad positiva es responsable de hasta el 90 por ciento de nuestros sentimientos de bienestar. El ayudar a los demás es primordial, no solo te enriquece el alma, sino que contribuye con el bien común.

Aunque estudiar la felicidad no es un concepto nuevo, solo en los últimos años hemos comenzado a comprender la importancia y las implicaciones del gran alcance que tienen las emociones positivas. Los científicos concluyen que la clave del bienestar humano son los fuertes lazos sociales y un sentido de propósito. En otras palabras, involucrarse en cosas que son para el “mayor bien” de la humanidad.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes