suscríbete al boletín diario

Opinión

La pandemia no frena el deseo de vacaciones


 Por Ximena Carolina Fernandez Vicente, Directora Carrera de Psicología, Universidad Andrés Bello sede Concepción

Ximena Fernández, directora Psicología

Luego de un duro año de confinamiento y procesos de adaptación a la incertidumbre de nuevos escenarios sanitarios, nuestro cuerpo y mente anhela esos días en que podíamos alcanzar una nueva rutina de relajo y descanso en compañía de nuestros seres queridos, en ese viaje planificado hace años, o en las merecidas vacaciones en cercanías del mar, el campo o la cordillera.

En general, la tendencia de búsqueda de lugares con naturaleza suelen ser los destinos favoritos. No obstante, muchos nos preguntamos, ¿será posible alcanzar esas merecidas vacaciones en contexto de restricción de desplazamiento, cuarentena y otras condiciones adversas como los aforos máximos, entre otros, e incluso quedándonos sólo en casa?

La primera recomendación, sería que su plan no fuera tan rígido, sino más bien flexible, que permita adaptarnos rápidamente al cambio de las condiciones sanitarias con niveles tolerables de frustración. 

Otra recomendación es hacer pequeños planes de salidas diarias, siendo una alternativa interesante explorar nuevas posibilidades de “turismo de proximidad o turismo urbano”, cercano a casa en nuestra comuna o región, descubrir nuevos atractivos que tal vez no conocemos y han estado siempre ahí.

Se sugiere hacer participar a los niños, niñas y adolescentes en el diseño de los planes, para que así no se sienta agobiado por el hecho de tener que planificar solo o sola. No necesariamente un plan significa salir a algún lugar, sino también hacer una actividad diferente en casa, cambiar una rutina que establecimos a propósito del teletrabajo, teleeducación o las salidas diarias a trabajar si en su caso le correspondió continuar con la presencialidad. Por lo mismo, lo primero que se recomienda es apagar las pantallas o ir dejándolas paulatinamente.

Algunas actividades entretenidas para hacer estas vacaciones en casa, pueden ser: cocinar en familia, hacer deporte juntos, mirar fotos familiares, hacer manualidades, arreglar u ordenar algo que tenemos pendiente en la casa, hacer su propio spa en casa, trasplantar alguna plantita, etc.

En general, esta pandemia nos ha desafiado a mantener altos niveles de tolerancia a la frustración y ser altamente creativos. En estos tiempos, hemos demostrado una gran capacidad para adaptarnos a los cambios, por lo que cualquier cambio en nuestras rutinas será posible y provechoso, más aún si los disfrutamos junto a nuestros seres queridos y familia.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes