suscríbete al boletín diario

Opinión

Estilos de vida: sueño y sus implicancias en la población adulta e infantil


 Por Mario Henríquez Beltrán, Kinesiólogo, Académico carrera de kinesiología, UST Los Ángeles

Mario Henríquez

La alta incidencia y prevalencia de trastornos del sueño en la población constituye un problema de salud pública. Se debe comprender que, en la población infantojuvenil, el sueño es un proceso fisiológico crucial para el desarrollo del individuo y relevante para lograr y perpetuar un estado de salud óptimo.

En la medida en que se adquieren los hábitos fundamentales del autocuidado en salud (higiene del sueño), se asegura que las personas puedan perpetuar estilos de vida saludables. Sin embargo, en la actualidad y dado a su prevalencia, los trastornos del sueño en la niñez constituyen un problema de salud, estimándose que hasta un 30% de los niños padecen alguna alteración relacionada con el sueño a lo largo de la infancia.

El trastorno de sueño entonces se ha convertido en una variable importante a considerar, ya que los estudios sugieren que los patrones de sueño están relacionados a enfermedades cardiovasculares y mortalidad en la adultez temprana e incluso se evidencia que el rango de duración del sueño (dormir pocas o muchas horas), la fragmentación de éste y el insomnio han sido factores que se conectan con el riesgo de enfermedad cardiovascular.

En el caso de la población infantil, adolescentes y población universitaria, diversos estudios han demostrado que las distintas formas de privación de sueño afectan de manera negativa a las funciones somáticas, cognitivas, emocionales y de comportamiento. Esto tiene una consecuencia en la salud, en la seguridad, en las relaciones, así como en el rendimiento académico. En cuanto a este último punto, es importante señalar que, la población estudiantil ve afectado su rendimiento académico de manera negativa al presentar un trastorno de sueño, debido a que se genera somnolencia durante la vigilia luego de la privación del sueño, siendo un patrón común. Esta consecuencia desencadena disminución de la atención dentro del aula, irritabilidad, ansiedad y depresión; todas, alteraciones que afectan significativamente procesos de aprendizaje y sociales.

Dentro de los trastornos del sueño, el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS), es considerado un trastorno respiratorio del sueño altamente prevalente, que afecta tanto a niños como adultos. Es considerado como un problema mundial de salud pública, ya que es un factor de riesgo independiente para enfermedad cardiovascular en población adulta; aumenta el riesgo de padecer ateroesclerosis, además de incrementar la incidencia de hipertensión refractaria, síndrome metabólico, accidentes automovilísticos y mala calidad de vida.

Este síndrome incluye somnolencia diurna, emisión de ronquidos nocturnos y episodios repetidos de obstrucción parcial o total de la vía aérea superior durante el sueño, lo cual conduce a generar periodos de apnea e hipopnea a pesar del mantenimiento de los esfuerzos inspiratorios de la musculatura respiratoria.

En relación a la población infantil específicamente, el SAOS es un factor de riesgo determinante para los problemas de desarrollo infantil, comorbilidades cardiovasculares, metabólicas y está fuertemente asociado con problemas neuroconductuales, como la irritabilidad y trastornos del aprendizaje, y como consecuencia afectación del rendimiento académico, como se mencionó anteriormente.

Es por ello que, el rol de la kinesiología en los equipos de salud juega un papel fundamental. Es por medio de estrategias de promoción, actividades de prevención, del fomento de estilos y hábitos de vida saludable en la población, que se deben proporcionar bases sólidas para intervenir positivamente en esta área. La educación de nuestros pacientes, análisis de higiene del sueño y pesquisa de estos trastornos forman parte de la intervención del profesional kinesiólogo en la salud, atendiendo al paciente de manera integral y completa.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes